Editorial

DE VUELTA EN CASA.

#InPerfecciones
El General Salvador Cienfuegos se encuentra de vuelta en México en medio de un alboroto mediático que incluye ingredientes clásicos de una película gringa.

 

Carlos Rosas Cancino / @CarlosRosas_C
carlos.rc@inperfecto.com.mx

 

Cuando el río suena, es que agua lleva, así versa el legendario dicho que le queda muy bien a un episodio más de la telenovela nacional, si, la telenovela que de manera errática lanza sus episodios de estreno con “bombo y platillo” pero que resultan ser un fiasco por la falta de calidad en contenidos.

 

El General Salvador Cienfuegos se encuentra de vuelta en México en medio de un alboroto mediático que incluye ingredientes clásicos de una película gringa, como espionaje, corrupción, narcotráfico, intriga, encubrimiento, militares y hasta policías y ladrones, así es, el caldo de cultivo perfecto para elaborar una trama que resulta un escándalo diplomático por el calado que representa en el manejo de los asuntos en materia de justicia en México.

 

El tema levantó como la espuma el pasado martes al publicarse el retiro de los cargos al General Cienfuegos detenido en Estados Unidos, de inmediato el clamor victorioso de la detención del General se convirtió en una sorprendente preocupación para los seguidores más recalcitrantes del Presidente que tuvieron que redireccionar sus baterías hacia el Fiscal Gertz Manero exigiendo que se aplique la justicia para someter a proceso al General Cienfuegos, todo esto para mantener en pie la idea de que el entramado de corrupción en torno al ex Presidente Peña Nieto por fin se viera fracturado y así cantar una victoria más sobre la mafia del poder neoliberal que tanto tiempo le ha invertido el Presidente López Obrador en sus mañaneras para casi jurar que no habrá impunidad.

 

Sin embargo lejos de todas las especulaciones al respecto, la realidad es que El General Salvador Cienfuegos se encuentra de vuelta en casa, notificado, si, pero en casa y a la espera de que la Fiscalía le haga saber si hay algún cargo en su contra, pensando en el mejor de los escenarios que las pruebas aportadas por la justicia norteamericana sean suficientes para indiciarlo, sin embargo –mientras tanto-, la expectativa crece como en su momento creció con la llegada de Emilio Lozoya extraditado de España, los vítores al logro de la 4T  se fueron diluyendo con el tiempo hasta convertirse en el fiasco que ya conocemos y que dio por resultado que el “soplón” favorito de la 4T se encuentre en su “casita” muy cómodo aportando datos para una investigación que seguramente será otro circo de tres pistas lleno de paja pero que nada aportará en materia de justicia.

 

Si el General Cienfuegos se convirtió o no en artículo de cambio diplomático para tratar de diluir el rumor a gritos que representa el “pacto” de impunidad con el régimen de Peña Nieto, no es lo importante, lo importante es la repercusión política que tendrá el hecho de haber ventilado acusaciones tan graves como el narcotráfico para penosamente ver como la FGR hace el ridículo tratando de justificar el porque no hay cargos en contra del ex Secretario de la Defensa Nacional; al final, lo único que tendremos es un episodio más de esa mala telenovela llamada justicia que produce y dirige la 4T.

 

#InPerfecto 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *