Cultura

Los Mayas

#Cultura
Gran parte del misterio que envuelve la historia de los mayas se debe a la destrucción de su legado por parte de los efectos de la conquista de los españoles.

 

 

Raúl González
raul.glz@inperfecto.com.mx

 

MAH CUALLI TONALLI (BUENOS DÍAS)

 

Breve historia de los Mayas

Tierras Mayas Wiki-Maya

 

Gran parte del misterio que envuelve la historia de los mayas se debe a la destrucción de su legado por parte de los efectos de la conquista de los españoles.

Éstos quemaron los códices e implantaron una cultura y religión que no permitía aprovecharse del saber anterior, atesorada en siglos y permeable a los debatares militares y políticos, creando la más asombrosa y avanzada cultura de la antigüedad de América.

Los orígenes de la civilización maya vienen derivados de la fértil cultura Olmeca, que estuvo diseminada a lo largo del sur del actual México, hasta por el altiplano mexicano y las costas del pacífico durante el primer milenio a.C.

En su época clásica fueron coetáneos con varias culturas como la de Teotihuacan, llegando a su apogeo en el período clásico, entre el 250 y el 950 d.C. Controlaban una zona inmensa que cubría lo que hoy es Guatemala, Belice, parte de Honduras y el Salvador, además de los estados mexicanos de Chiapas, Tabasco, Campeche, Quintana Roo y Yucatán.

Los mayas crearon ciudades estado dirigidas por gobiernos hereditarios que a menudo estaban en conflicto entre sí. Su floreciente economía, basada en una agricultura intensa y en el comercio de bienes como el jade, cacao, fríjol, obsidiana, plumas y algodón estimuló la rápida multiplicación de centros urbanos comunicados por una eficaz red de caminos, los sacbes.

Su organización social se fue haciendo compleja a medida que crecían; a la cabeza estaba el soberano que detentaba el poder político y militar y era el responsable del bienestar espiritual de la comunidad. La sociedad estaba rígidamente divida por jerarquías; sacerdotes y nobles en la cima, luego guerreros, mercaderes, artesanos, agricultores y, por último, los esclavos.

Las ciudades se construyeron en torno a monumentales centros ceremoniales, mercados y grandes edificios públicos destinados a la administración. Algunas de estas ciudades, entre otras, Tikal, Copan, Uxmal, Palenque, Piedras Negras, Mirador, Calakmul, llegaron a tener poblaciones de decenas de miles.

Los templos y palacios se construían en piedra frecuentemente enlucidos, pintados de azul, rojo o blanco y decorados con bajorrelieves estucos y frescos. Los mayas nunca construyeron un verdadero arco y en consecuencia utilizaban una bóveda falsa en la que superponían las piedras hasta juntarlas. Tampoco utilizaron la rueda, sobre todo, porque no tenían animales para tirar de los carros: los bueyes y los caballos fueron introducidos más tarde, con la conquista española.

Los mayas desarrollaron el sistema más sofisticado de escritura de la América precolombina y su conocimiento de las matemáticas les llevo a descubrir el número cero y una asombrosa comprensión de la astronomía y los calendarios mayas, que sorprende aún en la actualidad a los científicos.

A pesar de su básica uniformidad cultural, las ciudades más importantes desarrollaron sus propios estilos arquitectónicos y figurativos reflejando con ello su independencia militar y económica frente a las otras ciudades estado.

Los grandes centros mayas de la época clásica empezaron a caer en decadencia sobre el año 900 d.C. y en un lapso de 100 años fueron abandonados. El abandono sigue siendo un misterio, no obstante, se piensa que fue por epidemias, hambrunas causadas por la excesiva explotación de las tierras y el cambio climático provocado por la deforestación de las selvas.

Casi al mismo tiempo que desaparecían en el sur, en las tierras del norte del Yucatán florecieron nuevos reinos, por lo que la civilización maya vivió una segunda etapa de esplendor. En Uxmal, Chichén Itzá, Sayil, Edzna y en otras muchas ciudades, las artes y la arquitectura alcanzaron un extraordinario nivel de refinamiento, denominado estilo Pucc.

Sin embargo este florecimiento sin influencias fue breve, ya que ese mismo siglo la península del Yucatán tuvo una migración que fusiono un nuevo mestizaje:  este pueblo emigrante de origen tolteca del centro de México. Los invasores estaban fuertemente militarizados e instituyeron el culto de la serpiente emplumada (kukulkan), posiblemente los sacrificios humanos y formas artísticas diferentes. Esto último se aprecia en Chichén Itzá: en el castillo, en el templo de los guerreros y en el campo de pelota, el más grande de las tierras mayas.

En el siglo XI Chichén Itzá tenía la hegemonía del Yucatán. Pero siguiendo los pasos de otros liderazgos como los anteriores de Tikal o Calakmul, perdió poder y paso a ser una más dentro de una liga de ciudades lideradas por Mayapan.

Los españoles conquistaron México en el 1526 y subyugaron a todo el mundo maya, que ya estaba lejos de su época floreciente. Los mayas que huyeron de los españoles se internaron en el Peten Guatemalteco, y resistieron hasta el 1697.

Hoy sobreviven unos diez y seis millones de mayas, divididos en 28 diferentes grupos lingüísticos y distribuidos entre México, Guatemala, Honduras, el Salvador y Belice…son las tierras mayas.

FUENTE: TIERRAS MAYAS

7 hechos sorprendentes sobre la cultura Maya.

 

  1. El calendario

Los mayas fueron la única cultura mesoamericana en elaborar uno de los calendarios más preciso y perfecto. Eran capaces de organizar sus actividades cotidianas y registrar simultáneamente el paso del tiempo con un registro puntual de los acontecimientos políticos y religiosos más cruciales en su historia.

Además del año astronómico de 365 días denominado Haab contabilizaban el año sagrado de 260 días llamado Tzolkin que regía a las castas inferiores porque organizaba las tareas agrícolas.

 

  1. La ciencia maya

Los astrónomos mayas nos dejaron importantes aportes a la ciencia moderna. La creación del número cero fue fundamental para el sistema numérico que conocemos hoy en día.

Las técnicas de observación astronómica que practicaban los sacerdotes mayas son estudiadas por científicos actuales. Su descripción sobre las posiciones del sol, la luna y marte, así como los registros de los eclipses son importantes para la astronomía contemporánea.

 

  1. El juego de pelota

Los mayas conciben al juego de pelota como un acceso al inframundo en el que los mortales tenían la oportunidad de retar a los dioses de las tinieblas y vencer a la muerte. El partido consistía en encestar la pelota, hecha de caucho, en alguno de los tres aros de piedra que se encontraban dentro de la cancha.

El juego concluía tras anotar el primer gol y el capitán del equipo vencedor era honrado y ofrendado a los dioses.

 

  1. Los mayas y el 2012

El Popool-Vuh, conocido como el libro del Consejo, dice: “Es hora de amanecer y que se termine la obra” en referencia a la fecha de diciembre anunciada como el día en que se acabará el mundo. Las profecías mayas no hacen referencia a una eliminación o desaparición total de la tierra, solo hablan sobre un cambio de tiempo.

El libro del Consejo habla sobre la existencia de tres eras: la de los dioses, los héroes y la del hombre, pero después de la última se espera la culminación de un período que duró 5,200 años y que da la bienvenida a una sexta etapa de sol.

 

  1. Una cultura de largo alcance

Los mayas marcaron el parámetro para las otras culturas que emergieron en Mesoamérica. De acuerdo con los estudios realizados sobre los vestigios que quedan de las estructuras mayas, el período de esplendor duró desde el año 292 hasta el siglo IX.

Los especialistas en demografía histórica especulan qué durante el período clásico, la población de la cultura maya era de 13 millones de habitantes. El Mayab o territorio maya abarcaba casi en su totalidad, Guatemala, el occidente de Honduras, Belice y lo que actualmente son los estados de Yucatán, Quintana Roo, Campeche, parte de Chiapas y Tabasco, en México.

 

  1. Arte

Los arqueólogos describen al arte maya como llenos de realismo porque transmiten su pensamiento acerca de la muerte y sus dioses. Los frescos de Bonampak en la región de Chiapas, en México, son los que se encuentran en mejor estado y muestran las ceremonias, momentos previos a las batallas y el sacrificio final de los prisioneros.

El jade fue un material importante para el desarrollo del arte maya, incluso, era más cotizado que el oro. Los reyes eran enterrados con máscaras fúnebres hechas de jade. La mayor parte del arte maya ha sido encontrado dentro de las cámaras funerarias.

 

  1. Los Dioses

Los investigadores de la religión maya constantemente descubren datos nuevos sobre sus deidades, ya que, no existe información exacta para distinguir a los distintos dioses, sus orígenes y funciones.

Sin embargo, en el templo de Uaxactún en Guatemala, Palenque y Chichén Itzá en México es posible reconocer ciertas esculturas divinas que permiten vislumbrar a los dioses de la cultura maya. Kukulcán era la divinidad principal al estar directamente relacionado con la astronomía maya por ser el “Dios del rostro del sol”.

Ixchel, diosa de la maternidad, Chac, la deidad más importante para los campesinos por ser el de la lluvia, Ah Puch, quien representaba a la muerte y Buluc Chabtan, el dios guerrero de los sacrificios humanos.

Los dioses combinaban formas humanas, animales, vegetales y astros para ser representados en la cerámica maya.

La cultura Maya está dando de que hablar últimamente pues todo lo que se sabía sobre ellos ésta dando giros inesperados, al utilizar nueva tecnología de punta que ha revelado, en las capas más profundas de la Selva del Petén, un mundo Maya hasta ahora nunca antes visto. Sin duda los próximos años revelarán más de esta interesante cultura.

FUENTE: TAG Airlínes

TLAHUILCUAUHTLI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *