Editorial

Dos años que No cayeron como anillo al dedo. 

#InPerfecciones
Hoy es uno de diciembre, hoy justamente se cumplen dos años en que López Obrador asumiera el máximo puesto político en nuestro país

 

Daniel Blanquel / @DHBlanquel
editorial@inperfecto.com.mx

 

Hoy es uno de diciembre, hoy justamente se cumplen dos años en que López Obrador asumiera el máximo puesto político en nuestro país, un día como hoy, pero del año 2018 mas de treinta millones de mexicanos se regocijaban por la toma de protesta del que fue su candidato, ese candidato de la gente buena o de los pobres como él se hacía llamar, el candidato que no le importaba empaparse de la cabeza a los pies en un mitin de campaña, el candidato que juro cambiar este país, el candidato que nos hacía reír por sus frases, ese candidato que por tercera vez competía por llegar a la silla donde los mejores y peores artífices de la política nacional se han sentado. 

En el año 2018 nuestro país vivió la elección mas concurrida nunca antes vista en la historia, esa elección donde antes de empezar la jornada electoral ya había ciudadanos esperando a que la casilla abriera para poder emitir su sufragio y que después de las 18 horas -tiempo en el que la ley electoral marca que se puede cerrar un centro de votación- aun existía una fila extensa a muchas cuadras a la redonda para poder votar sin importar la inclemencia del sol que recuerdo bien, quemaba aquel domingo.  

Los resultados comenzaron a circular extra oficialmente antes de la hora tradicional, el partido que por primera vez competía en una elección federal arrasaba, ganado alcaldías tan importantes como las capitales de los estados o municipios que se han caracterizado por ser el centro económico e industrial de algunas entidades, también ganaban casi la mayoría de todos los congresos locales que se votaban, la Cámara de Diputados federal y el Senado de la República se pintaron de color marrón igual que algunas gobernaturas, igual que la Presidencia de la República.

El día de la transición de poderes llego, por primera vez en la historia de México un partido de izquierda gobernaría a nivel federal y el padre de este suceso era Andrés Manuel López Obrador, el oriundo de Macuspana Tabasco, ese que en el siglo pasado grito fraude en su contra al perder la gobernatura de sureño estado, ese que como manifestación ordeno y llevo a cabo el boicot a las instalaciones de PEMEX, el mismo que se dice que mato a su hermano en los años de su juventud, ese López Obrador que llego a ser Jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal. 

Durante su mandato como Jefe de Gobierno implemento programas sociales que le valieron el reconocimiento, aplauso y aprecio de los habitantes de la capital del país, tales como la pensión universal para adultos mayores, becas para estudiantes, listas de útiles y uniformes escolares gratuitos, creo la universidad de la Cuidad de México y materializo lo que algunos creíamos que era una locura, construir el segundo piso del Anillo Periférico, vialidad que a la fecha es gratuita en la Cuidad de México, así mismo enfrento un juicio de desafuero para poder ser juzgado por la invasión y despojo de ciertos terrenos en ciudad, y que durante la marcha por la paz, donde miles de ciudadanos exigían que el gobierno actuase en contra de la delincuencia, por la ola de violencia, secuestros y asaltos que se vivían, a lo que el señor López tuvo a bien calificar como una <marcha de pirrurris> sic.  

Con todo esto busco ser presidente en la elección de 2006, misma que perdió contra el panista Felipe Calderón Hinojosa, y que como es costumbre de este señor vocifero un fraude en su contra, llevándolo a diversas acciones que no tenían y aún hoy no tienen sustento jurídico, como auto proclamarse presidente legitimo y rendir protesta en el zócalo capitalino -misma acción que en este 2020 el propio López Obrador critico del conquistador Hernán Cortes al proclamarse Alcalde en los años de la conquista, sin tener ningún fundamento jurídico legal- pero bueno ese arranque no fue lo peor, lo peor fue su acción de cerrar la vialidad más emblemática de la capital del país, hablo de avenida Reforma, la cual estuvo cerrada por poco mas de 60 días, provocando la perdida de empleos, el quiebre de diversos negocios, dejar de percibir recursos por el turismo que se genera en la Ciudad de México, durante años nos preguntamos como pudo financiar esa acción por tanto tiempo y con la gente que estuvo allí, hoy en día sabemos que gracias a las aportaciones de 66 millones de pesos que dio el Sindicato Mejicano de Electricistas (SME) por medio de su ex tesorero Alejandro Muñoz.

En el siguiente proceso electoral de 2012 el tabasqueño perdió ante el ex Gobernador priista del Estado de México, Enrique Peña Nieto y nuevamente escuchamos los tambores de fraude que López y sus correligionarios tocaron durante muchos meses.

Durante doce años Andrés Manuel recorrió los 2,446 municipios que conforman nuestro país, llevando su movimiento, sus promesas y sus ideas al territorio, esto permitió que todo mexicano conociera y supiera de la existencia de este señor y que en la elección de 2018 le otorgaran su voto con la finalidad de cambiar el presente y futuro de México, ya que su lema era, “primero los pobres” pues en un país con mas de 52 millones de pobres es lógico que este sería un verdadero atrayente.    

Hoy ya tenemos en la silla al señor López, hoy ya todos hayamos o no votado por él ya deseamos ver un cambio verdadero, y las cosas están “PIOres”, hablar de una crisis sanitaria a causa de la pandemia derivada del SAR-COV-II es ya conocido por todos, hoy en día más de 100,000 mexicanos han muerto porque ese mesías del sur no ha querido poner el ejemplo en la utilización del cubre bocas, y no, no nos cayó como anillo al dedo como él lo dijo, las gasolinas no han bajado como lo prometió, la corrupción no ha desaparecido como lo prometió, los empleos no han aumentado como lo prometió, la inversión no ha crecido como lo prometió, la economía no creció como lo prometió, muy por el contrario ha decrecido, la salud cada vez esta peor, todos los días hay quien le grita al señor Presidente “necesitamos quimioterapias, nos estamos muriendo” en referencia los padres de niños con cáncer y él los tacha de provocadores, la seguridad no ha disminuido como lo prometió, cada día nos enteramos de mas feminicidios y mujeres desaparecidas, de asaltos y murtos en el transporte público, de empresarios asesinados, y él pide que solo nos limitemos a hablar de la rifa del avión presidencial y ni tendrá porque nadie ha querido comprar, ha generado una cantidad de fricciones entre él y los gobernadores de oposición a tal grado de querer romper el Pacto Federal, las relaciones internacionales con países como España o el estado Vaticano se han tensado gracias a su necedad de solicitar una disculpa pública por los acontecimientos de la conquista, su gobierno gasto mas de dos millones de pesos al enviar un avión de la Fuerza Aérea Mexica a sacar de Bolivia al ex presidente Evo Morales a pesar de siempre enarbolar la doctrina Estrada de no intervención, pero no ha podido repatriar a ciudadanos que quedaron varados en el Perú u otras naciones a causa del cierre de fronteras por la pandemia de coronavirus, su estado natal lleva días y más días bajo el agua y el dice que no se puede mojar porque se enferma, pero si pidió desaparecer diversos fideicomisos como el destinado a la atención de desastres naturales, y así podría seguir ejemplificando mas y mas cosas que el Presidente de este gran país ha venido realizando o evadiendo, porque ya saben que todo es culpa de los gobiernos anteriores, de los neoliberales y conservadores, Felipe Calderón tiene la culpa de que Dos Bocas se inunde y que en Sant Lucia haya un cerro y cientos de fósiles de mamut, los fifis lo único que quieren es descontrolar su gobierno, y para él un homicidio en la clase empresarial es calificado como “un pirrurris menos”,  hoy en día sigue sin emitir una felicitación o por lo menos un reconocimiento al triunfo electoral del Demócrata norteamericano Biden, se le olvida que es el máximo representante de una nación, valido es que tenga afinidad o preferencia por algún político o corriente política, pero en política, todo, absolutamente todo comunica.  

Hay que reconocer que López Obrador ha logrado lo que nuca nadie en la historia de México, se ha convertido en el presidente mas votado en la historia, pero también pasara a la historia como el personaje que pudo polarizar a todos sus habitantes, entre los que están a favor y en contra, entre fifis y chairos, pero recordemos que todos, absolutamente todos, SOMOS MEXICANOS y eso es lo que nos hace fuerte, lo que realmente nos debe importar. 

Pero bueno, la mejor opinión la tiene usted. 

 

#InPerfecto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *