Especiales #InPerfecto

La Constitución de 1917. 

#EspecialesInPerfecto
SI hablamos de los frutos de la revolución, la Constitución promulgada por Venustiano Carranza es quizá el avance más significativo que existió en esa época, por lo cual es necesario saber de ella. 

 

Marto GoAg / @MartoGoAg
martogoageek@inperfecto.com.mx

 

La Revolución sin duda fue una guerra que afectó a todos los bandos posibles en México, y es cierto que no se vieron sus frutos de manera inmediata ya que el país había quedado bastante lastimado y pobre por esta guerra, pero el fruto de esta guerra es sin duda la promulgación de la Constitución en 1917. 

 

Para muchos historiadores, la revolución terminó con la promulgación de la Constitución por parte de Venustiano Carranza, quien con la muerte de Francisco I. Madero en 1913, se alió con otros revolucionarios para poder continuar esta lucha en contra de Victoriano Huerta. 

 

Carranza ya tenía la idea de reformar la Constitución de 1857, y fue cuando asume la presidencia, que él busca reformar la constitución siendo un parteaguas, no solo en su mandato, sino también en la historia de México, ya que antes de que se promulga la constitución, permanecían en armas los villistas y los zapatistas. 

 

Carranza buscaba que la constitución fuese hecha por diputados de todo el país, los cuales serán elegidos por la cantidad de habitantes de cada estado, pero no podían ser elegidos los que hubiesen sido enemigos del constitucionalismo, lo cual provocó problemas. 

 

La Constitución de 1917 sirvió para que Carranza pudiese calmar el país, el cual todavía se encontraba en un estado de guerra. 

 

En esta nueva constitución se ratificó el sistema de elecciones directas y se prohibió la reelección presidencial, además de suprimir la vicepresidencia, se dio mayor autonomía al Poder Judicial, además de establecer un ordenamiento agrario en el país. 

 

Gracias a la constitución se logró obtener la libertad de culto, enseñanza laica y gratuita, reducir la jornada laboral a un máximo de 8 horas, reconocer la libertad de expresión y la libertad de asociación de trabajadores. 

 

Sin duda gracias a esta constitución, gran parte de México logró calmarse, debido a que esta vez, con la nueva Constitución había logrado plasmar los intereses de la gran mayoría de revolucionarios. 

 

#InPerfecto 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *