Editorial

LA COMUNICACIÓN

#InPerfecciones
“Lo más importante en la comunicación es escuchar lo que no se dice”. – Peter Drucker

 

Maikel Ansted Hoffmann / @AnstedM
maikel.ansted@inperfecto.com.mx / maikel.ansted.hoff@gmail.com

En esta columna semanal, quisiera cambiar un poco mi temática y hablar de algo muy común: la comunicación.

La sociedad es un conjunto de hombres unidos por vínculos jurídicos. En ella hay que considerar a la autoridad, el tipo de gobierno, los derechos y los deberes de cada miembro, etc. La comunidad es un conjunto de hombres unidos por vínculos afectivos. El tipo de comunicación y las relaciones establecidas entre estos hombres tiene un carácter más profundo y humano que en la simple sociedad. No son excluyentes comunidad y sociedad. Más bien, se trataría de edificar la comunidad con base en los cimientos firmes que proporciona una sociedad.

Otro punto importante reside en la tesis que sostiene la imposibilidad de transmitir significados (ideas, valores, vivencias).

El ser humano está imposibilitado para realizar la trasmisión de sus significados más profundos a sus congéneres. Lo que se trasmite son signos. Un ejemplo es que los profesores y los libros comunican signos.

Ahora bien, los signos utilizados son convencionales en cuanto al significado que se relaciona con ellos. Además, los signos suelen ser adecuados, nunca relacionados. De aquí la gran dificultad intrínseca en la misma naturaleza del signo para poder comunicar significados. Cada uno entiende el signo recibido a su manera. Y si falta una experiencia similar a la del emisor del signo, lo más probable es que dicho signo no produzca en la mente del receptor el significado deseado. Cada uno otorga significados variados a los mismos signos, de acuerdo con sus propias experiencias.

La razón principal de la imposibilidad de trasmitir significados está en el hecho de que los significados carecen de espacio y tiempo, y en cambio la trasmisión implica espacio y tiempo. Mientras que la idea de padre no ocupa espacio ni tiempo, el signo que pretende trasmitirla sí ocupa esas categorías sensibles. Por lo tanto, la comunicación normal por medio de  nuestro lenguaje y demás tipos de expresiones corporales puede denominarse, con toda razón, comunicación indirecta, pues pretendemos trasmitir significados y a lo sumo trasmitimos signos. Siempre queda un margen de incertidumbre acerca de lo que realmente ha captado nuestro interlocutor.

De aquí surge la necesidad de la retroalimentación, gracias a la cual, un emisor puede verificar si el receptor ha captado lo que se pretendía. La comunicación en sentido contrario o retroalimentación es el medio adecuado para verificar que los significados que se pretenden trasmitir han sido descubiertos por el receptor.

Todo esto nos habla claramente del factor más importante en la comunicación humana, que es la actividad del receptor para descubrir internamente esos significados que supuestamente le está trasmitiendo el emisor. En atención a esto podemos sostener que “no podemos enseñar nada a nadie, tan sólo podemos ayudarlo a que lo descubra por sí mismos”. La frase suena exagerada, pues la ayuda que allí se señala es ya una enseñanza, se podría discutir. Sin embargo, al recordar la tesis sostenida más arriba acerca de la imposibilidad de trasmitir significados, se puede concluir que el descubrimiento de significados es lo verdaderamente esencial en el proceso de enseñanza -aprendizaje.

De todas maneras, no es despreciable la ayuda de los signos para comunicar significados. En la medida en que son usados de manera convergente, unívocamente y en forma gráfica, su resultado es cada vez más eficaz. De no ser por esto, sería imposible cualquier tipo de comunicación. El problema subsiste cuando se trata de “enseñar significados nuevos para el receptor”. El receptor, o bien conocía el significado de ese signo o no lo conocía. Si ya lo conocía, entonces no se le está enseñando nada nuevo. Si no lo conocía, tendrá que descubrirlo por sí mismo.

Te comparto mi perfil de Facebook en donde encontrarás este y más artículos de interés general https://www.facebook.com/maikelanstedhoff 

Saludos, un abrazo virtual.

 #YoMeQuedoEnCasa

#InPerfecto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *