Editorial

CON LA GUARDIA ABAJO.

#InPerfecciones

 

La creación de la guardia nacional toma por sorpresa a muchos que celebraron la inconstitucionalidad de la ley de seguridad interior pero que ahora con preocupación miran un futuro incierto con la creación de un grupo bajo el mando militar.

 

Carlos Rosas C.   

carlos.rc@inperfecto.com.mx

 

Ya en marzo pasado se comentó sobre la maravillosa idea del la SCJN sobre el tema de la autorización de los cateos a personas y vehículos por parte de la policía, y que causó en ese momento gran indignación ya que constitucionalmente representa una violación a los derechos ciudadanos, aunque eso ya no es algo nuevo porque la costumbre de saber que los derechos más fundamentales se violan de manera flagrante por parte de las autoridades se ha convertido en una constante.

 

Y no es necesario que venga un policía para que con placa en mano te amedrente y te impute algún delito para crear un caso y darle carpetazo a alguna investigación. Bien sabemos que con el incumplimiento de la ley el Gobierno federal pasa por encima de los derechos de cada mexicano, por ejemplo, el desvío de recursos para salud o educación que deja sin oportunidad de cursar sus estudios o curarse de alguna enfermedad a cualquier ciudadano no solo es un delito, sino también como ya lo dijimos, una violación a sus derechos constitucionales.

 

Y hablando de constitucionalidad, en otra más de la SCJN se puso ruda con la Ley de Seguridad Interior declarándola inconstitucional para dejarla sin efecto, y a lo lejos se pudo escuchar la celebración de muchos que respiraron porque junto con la “promesa” de campaña de Andrés Manuel López Obrador de retirar al ejercito de las calles y así abonarle a la pacificación del país, se podría pensar por fin en el resguardo de los derechos ciudadanos que después de la declaración de guerra al crimen organizado ha tenido al país en estado de shock con un índice de violencia pocas veces visto.

 

Sin embargo, la celebración duró muy poco y agarró a muchos con la guardia baja cuando debajo de la manga el equipo de AMLO ha salido con la novedad de que lo que tendremos es una bonita Guardia Nacional que se encontrará conformada nada más y nada menos que por militares que a decir de Durazo, Cordero, y López Obrador, serán militares muy capacitados, muy civiles, muy constitucionales, y muy coordinados por los altos mandos militares para que velen por la seguridad nacional y comience el cambio y la “pacificación” nacional, pero, la suspicacia se encuentra suspendida en el aire con cierto dejo de desconfianza e incluso cierto sabor de infelicidad porque en definitiva los militares no se van de la calles, la promesa de campaña no se puede cumplir, y la militarización de la policía le da pie a quien sostiene que la cara de la dictadura se encuentra presente y la represión a la que tanto se busca erradicar se hará presente durante este gobierno que tendrá muchos detractores y que probablemente quienes lo secunden sean tan osados en justificar los actos de una guardia nacional que no le llena el ojo a nadie.

 

#InPerfecto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *