1968 InPerfección Principal

EL GRAN RESULTADO, EL GRAN EQUIPO.

1968 EN LA MEMORIA DE MÉXICO

 

 

Amigos, compañeros, curiosos, propios y extraños, mil gracias por todas estas semanas de intenso trabajo, mil gracias por el compromiso, mil gracias por 1968 en la memoria de México.

Carlos Rosas C.   

carlos.rc@inperfecto.com.mx

 

Es 23 de abril de 2018 y en la redacción de InPerfecto tenemos listas las primeras relatorías que comenzarán a circular en la pagina del periódico. Hacía pocas semanas que Miguel Ángel Millán director del periódico me pidió incorporarme al proyecto para coordinarlo. El proyecto me pareció muy interesante y una buena prueba para quienes conformaríamos el equipo. Miguel me dio la libertad de elegir el nombre con el que se presentaría el especial, no hubo mucho tiempo para pensarlo, así que, 1968 en la Memoria de México fue el nombre con el que emprendimos una investigación de casi seis meses que parecía algo pretenciosa pero muy completa y además necesaria para conmemorar el cincuenta aniversario del 2 de octubre de 1968.

 

Cultura, Deportes, Geek (comics y cine), Turismo, Sexualidad, Social, y el Especial de Arquitectura fueron los temas que se eligieron para crear una visión lo más completa posible para conocer el contexto del 68 incluso antes del 68 con antecedentes, detalles, eventos, discursos, imágenes, entrevistas etc.

 

Rosario Aguilar, Edna Atenea Sánchez, Martín González, Diego Sánchez, Eduardo Morales, Raúl González y un servidor nos encontramos trabajando a todo vapor y con el ímpetu y vigor que los jóvenes añaden en cualquier lugar que pisan. El apoyo de Miguel, y la redacción del periódico cerraron el circulo que le dio balance a este proyecto y por lo cual extiendo un sincero agradecimiento porque no es solo quien coordina, no, somos todos los que creímos que la mejor manera de levantar la mano y apostar a la memoria es la mejor forma de contribuir con un granito de arena en este país que necesita recordar, aprender, y actuar.

 

La liberación femenina, la revolución sexual, la ruptura de los paradigmas y prejuicios de genero nos sensibilizaron sobre aspectos que tienen más de cincuenta años en el tintero de los pendientes sociales. El nacimiento, desarrollo y características de los destinos turísticos así como la implementación de políticas para el desarrollo turístico, curiosidades y condicionamiento para turistas nos trasladaron a ese México de vocación rural que se develó al mundo. Los personajes como Kalimán, Fantómas, y la familia Burrón, nos trasladaron a un mundo fantástico lleno entretenimiento pero un mensaje mucho mas profundo. El cine y sus exponentes más icónicos, las cintas que marcaron una época, las series televisivas, son la nostalgia que nos robó el corazón. Los exponentes más destacados, el Black Power, Enriqueta Basilio, Vera Caslavska, el Tibio Muñoz, el desarrollo de la sede Olímpica y el contexto deportivo nos dibujan una sonrisa aunque el contexto nacional fuera adverso. La historia de Tlatelolco que se remonta a la época prehispánica y que goza de una tradición oral extraordinaria que nos pone en el contexto de la grandeza que ha tenido esta nación. La expresión de los artistas plásticos, escritores, actores, voltearon la cara de la vieja escuela arcaica y elitista. Los movimientos estudiantiles, obreros, medico, en compañía de la sociedad vistieron de ingenio, exigencia y consignas las calles en un afán perfectamente válido para exigir y enfrentar a un gobierno represor que aunque arrojó un resultado muy adverso, aun sigue en pie la consigna de justicia. Y finalmente el especial de arquitectura que nos llevó a conocer lugares llenos de magia, testigos de una historia no solo nacional sino personal como ese compañero de toda la vida que aunque llega a caerse nosotros lo ayudamos a levantarse, así es la ciudad, así es la arquitectura.

 

Recordar es volver a vivir, volver a vivir es renacer nuevamente en aquel momento en que los mejores recuerdos se agolpan en nuestra mente, y el cometido de este trabajo fue abonar a la memoria, dejar un precedente, abrir una capsula del tiempo para que todos vengan a asomarse y transmitan la experiencia que como equipo logramos.

 

A todos los lectores y compañeros les pido, nunca olvidar, nunca rendirse, nunca claudicar si levantan la voz, y si el compañero de al lado tropieza ayúdenlo a volver al paso. Muchas gracias por seguirnos, muchas gracias compañeros, muchas gracias InPerfecto, muchas gracias 1968 en la Memoria de México por dejarnos entrar para nunca olvidarte.  

 

#InPerfecto

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *