Editorial Noticias pasadas

¿VERDAD QUE NO SOMOS IGUALES?

#Editorial

Marzo 23, 2018

 

Carlos Rosas C.

carlos.rc@inperfecto.com.mx

 

¿Que diferencia hay entre un ciudadano mexicano y un integrante de la embajada de Qatar en México?, desde luego que la diferencia es obvia de entrada por la sencilla razón que un ciudadano mexicano no viaja en el transporte público con un reloj de 45 mil dólares en la muñeca, situación que de facto le pondría en riesgo mortal aunque hasta por un reloj de 200 pesos te puedes jugar la vida por aquello de andar de presumido por la calle de manera irresponsable a sabiendas de la creciente delincuencia a la que nos encontramos expuestos y de la que nos piden cuidarnos dejando de ser tan excéntricos.

La Secretaría de Seguridad Pública reporta que el pasado 22 de marzo un presunto asaltante despoja de un reloj “Hublot”- no se preocupen yo tampoco conozco la marca- valuado en 45 mil dólares a un integrante del cuerpo diplomático de la embajada de Qatar en México en Polanco CDMX, el reporte señala que los elementos de seguridad pública después de entrevistarse con el encargado del valet parking logran la detención del presunto asaltante de 51 años y que cuenta con varios ingresos a reclusorio además de encontrarle un arma de fuego con cinco cartuchos útiles.

La sorpresa no es lo escandaloso del costo del relojito ni que el delincuente haya sido tan osado para asestar un golpe a la Embajada de Qatar, lo asombroso es que los integrantes de la Secretaría de Seguridad Pública hayan dado con el responsable antes que inmediatamente para ponerlo a disposición del ministerio público y colgarle un milagrito mas a este malandro.

Justo aquí es donde la coyuntura se hace presente porque en este lado del mundo donde nos jactamos de la democracia y de la pugna por la igualdad resulta que tan no somos iguales que si te presentas a denunciar un ilícito quedas expuesto a la deliberada inoperatividad de los elementos de la secretaria de seguridad pública que o te ahogan en un mar de tramites o terminan sugiriendo que el sospechoso eres tu. ¿verdad que no somos iguales?, claro que no somos iguales porque no tenemos los recursos que se llevan los Duartes, los Yunes, los Peñas, los Gracos, etc.… no solo para darse la gran vida si no para hacer gala de recursos legales que los exoneren de todos los cargos que se les lleguen a imputar y salir limpios de todo proceso a carcajadas, y tampoco somos iguales a un integrante de cualquier Embajada porque ahí si la respuesta de las autoridades es inmediata, pero si en la calle o el transporte te roban, te violan, te matan pos las investigaciones caminan lentamente y pocas veces llegan a término.

Los elevados índices de criminalidad han permeado a todo nivel sin embargo lo insultante es ver como la respuesta efectiva a este tema se encuentra delimitada por la capacidad económica o por una embestidura, aspecto que históricamente y culturalmente ha sido uno de los ingredientes para sazonar la forma en que nos comportamos ante las dolencias que nos aquejan porque nos hemos hecho altamente tolerantes a la corrupción, discriminación, influyentísimo, violencia y pobreza con tal displicencia que ya lo peligroso no es ser victimas de lo anterior sino la insensibilidad para asumir con normalidad que la desigualdad forma parte del perene paisaje nacional.

#InPerfecto