Editorial

La última semana.

#InPerfecciones
Me tocó hablar de un mes exacto para la salida del poder de EPN y ahora, me toca la semana.

 

Miguel Angel Millán Cancino
miangel.millan@inperfecto.com.mx

 

El 1 de noviembre me tocó hablar del último mes del gobierno de Enrique Peña Nieto, quien se desempeñó en la silla presidencial mexicana desde el 1 de diciembre del 2012 y que su último día de gobierno será el próximo viernes 30 de noviembre, exactamente en una semana.

Cuando Peña tomó el poder venía de una campaña electoral, de las más pobres de la historia, y no porque las demás campañas tuvieran  un mayor contenido, sino que esa en particular se basó en la crítica al que después ganó por haberse escondido en los baños de una ‘prestigiosa’ Universidad, por no saber de libros, por las tarjetas de Soriana, por los feminicidios, si es homofóbico o no o incluso, si era gay o no lo era.

 

Lo cierto es que esas campañas que fueron risibles para muchos, donde la absurda y mal acompañada campaña de Josefina Vázquez Mota, lo único que dejó fue un presidente que no tuvo competencia y ante el carisma que la juventud le dio y la impresionante campaña mediática que recibió, así como en dinero, tenía que legitimarse al ganar y tener el poder presidencial.

La pregunta obligada, ante todos los años en que gobernó, ¿alguna vez logró legitimarse o ganarse el título de presidente?

 

La respuesta que creo que muchos compartirán es un rotundo no, ya que no solo la sombra de lo que fue en la campaña lo acompañó durante todo el mandato, sino que fue sumando cosas para que desde los memes chistosos hasta las críticas más serias y ante las injusticias que hubieron, no podremos recordar a EPN como un buen presidente.

Creo que tenemos mejores recuerdos de presidentes extranjeros incluso alguno histórico mexicano que aunque compartan o no, quedo marcado en la historia, pero en el caso de EPN no será el caso, vamos ni siquiera las llamadas reformas estructurales que serán eliminadas por el nuevo gobierno que encabezará Andrés Manuel López Obrador le pudieron dar buenos puntos.

 

Enrique, te queda una semana exacta como primer mandatario, creo que sería bueno usar esos días para hacer algo que no hiciste en los otros 6 años, quizá liberar la verdad LEGÍTIMA de las investigaciones de los 43 normalistas de Ayotzinapa, hablar sobre la casa blanca, no sé, quizá saldar las deudas que tanto nos han aquejado para que podamos realmente saber todo aquello que aconteció y que muchos mexicanos seguiremos indagando, con o sin la ayuda del siguiente gobierno, las culpas pueden ser más duras al descubrir todo lo que se ocultó durante éste y otros sexenios.

 

No empobrezca en la mente al mexicano, porque sabemos que en los dineros lo han ido haciendo, pero no somos tontos, y si queda algo de dignidad, quizá 7 días sean suficientes para poder reivindicar el camino y decir, México, soy culpable, pero les dejo la verdad, me iré con el daño hecho pero por lo menos podrán saber la verdad, no la histórica, la real.

 

#InPerfecto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *