Editorial

¿DE QUE PAÍS HABLA EL PRESIDENTE?

#InPerfecciones
No es un informe, es un discurso de campaña, es pura “alharaca” rebosante de ridículo triunfalismo.

 

Carlos Rosas Cancino / @CarlosRosas_C
carlos.rc@inperfecto.com.mx

 

El segundo mejor Presidente del mundo ha dado su Segundo -¿o quinto?- Informe de Gobierno, que, desde luego que ya no gozó de la expectativa que tuvo el primero, ya sabíamos que frases, que estilo y toda la parafernalia que caracteriza los discursos mañaneros del Presidente más atacado de la historia de los mejores presidentes del mundo.

 

Ya sabemos que los Informes de Gobierno no son otra cosa que visiones idealizadas de un México paralelo que vive en el imaginario de un político, en este caso, el imaginario de López Obrador y también de su grey que aplaude afanosa las palabras que se ponen en la palestra totalmente lejanas a lo que mucha gente cada que habla de bienestar no puede evitar fruncir el ceño preguntándose ¿de que país estará hablando el Presidente?.

 

Claro que es mucho pedir, incluso inadmisible, que un Presidente hable de lo negativo de su Gobierno, si de lo que se trata es que salga fortalecido política, mediática e ideológicamente lo mejor posible.

 

¿De que Gobierno habla el Presidente cuando dice que “el mejor enfrenta la peor crisis”? ¿habla del Gobierno que informa que el Fondo de Estabilización está por terminarse para dejar al país expuesto a una severa crisis no vista desde 1932? ¿ahora dirá que estamos enfrentando tres crisis?, ¿habla del Gobierno que no quiso cumplir el ofrecimiento de sacar al ejército de las calles?, ¿habla del Gobierno que al crimen organizado ofrece abrazos y no balazos?, ¿habla del Gobierno que alardea diciendo “nunca más “Garcías Lunas” en el Gobierno, pero que consiente en casa a delincuentes confesos como Lozoya? ¿habla del Gobierno que organiza rifas para juntar los recursos que le recortaron al presupuesto en materia de salud?, en fin, ¿de que Gobierno habla el Presidente?.

 

Analizar el Segundo Informe de Gobierno de López Obrador es un despropósito, porque no es un informe, es un discurso de campaña, es pura “alharaca” rebosante de ridículo triunfalismo al decir que “hemos domado la pandemia”, aunque en términos sociales haya logrado que su “poderoso” discurso dotado de “inconmensurable” irresponsabilidad permeara a tal grado, que, sus efectos se notaron entre la población, que, entre la necesidad por conseguir el sustento y la temeridad para enfrentar al coronavirus pusieran en riesgo su vida con un sistema de salud totalmente precario que le dará al presidente algo más que los 64,000 fallecidos por COVID-19, en otras palabras le dará al Presidente los mártires que necesita para erigirles un monumento para tapar el desdén con el que enfrentó una crisis sanitaria que “le vino como anillo al dedo” para reforzar su proyecto político por encima de la vida de la población. Señor Presidente, ¿de que país habla?.

 

#InPerfecto