Cultura

Semilla

#Cultura
Vamos a continuar con el cuento de “SEMILLA”, recordaran que nos quedamos que se habían encontrado a un ser raro…

 

 

Raúl González 
raul.glz@inperfecto.com.mx

 

CUALLI TLANEZI ( BUEN AMANECER)

¡¡¡Que este día les traiga muchas bendiciones!!!

 

Y bueno… vamos a continuar con el cuento de “SEMILLA”, recordaran que nos quedamos que se habían encontrado a un ser raro, extraño, con una cadena de plata y que esta traía colgando una esfera que cambiaba de color, y quien les dijo que tenían que continuar su búsqueda para encontrar el espíritu de la Madre Tierra, por un camino lleno de flores, y que Itany protesto, ya que no existían Las flores… ¡continuamos!

 A la mañana siguiente, Hiana, con gritos de alegría despertó a Itany y al hermano árbol -¡Ya vieron!, ¡Ya vieron! Cuantas flores ¿ya vieron que hermosos colores tienen?, son divinas-, Itany y el hermano árbol estaban sorprendidos al ver tantas flores juntas y también veían como Hiana estaba gozando ese momento, se acercó Itany a Hiana y le dijo: -es el momento de partir, recuerda que todo el camino va a estar lleno de  flores-, -tienes razón- dijo Hiana, -vámonos-; prosiguieron su camino, en todo el trayecto Hiana no dejó de admirar la belleza de las flores, después de caminar largo rato, llegaron al final del camino, justamente a la entrada de una cueva.

 

Ya en el interior de la cueva notaron algo extraño, no era como las demás cuevas oscuras y frías, ésta tenía algo especial, estaba iluminada y no era nada fría; un impulso los hizo adentrarse más y más, de pronto todos se quedaron como estatuas, no podían dar crédito a lo que estaban viendo, frente a ellos estaba un gran jardín lleno de árboles, lleno de flores, lleno de animales y en medio de todo eso, un enorme lago, sus aguas tenían la peculiaridad de cambiar de color cada segundo, del azul pasaba al violeta, del violeta al blanco, del blanco al naranja, del naranja al verde y así sucesivamente, pero su sorpresa fue mayor cuando de la nada se fue materializando un hombrecillo pequeño, no pasaba de un metro, su pelo y su barba eran completamente blancos y bastante largos, su rostro era de un anciano joven, la túnica que cubría sus cuerpo era de un azul metálico mucho muy tenue, tenía el universo dibujado en ella, el sistema solar era lo que más sobresalía del dibujo; ahí nos dimos cuenta que la Tierra estaba desapareciendo por completo. -Los estaba esperando-… dijo el anciano joven, -¿Cómo sabías que íbamos a venir?, dijo el hermano árbol-, -yo sé todo lo que pasa en el Universo y sé también a que han venido, el espíritu de la Madre Tierra está conmigo, necesitaba comprensión y ternura, por eso vino a verme, -podemos hablar con él?, preguntó Hiana, -todo depende, ¿Qué quieren de él?-… -queremos que no deje morir al mundo, queremos que regrese a su cuerpo- dijo Itany, -pero se han puesto a pensar cuánto sufre al ver como mentes desquiciadas, enfermizas están acabando con su cuerpo, el dolor que él siente es intenso y a veces le es insoportable, -continuó hablando-, ¿ustedes creen que es justo que él sufra así?, -no, no es justo, pero nosotros que podemos hacer?-, dijo Itany; con voz pausada y tranquila, el anciano joven le contestó: -yo arreglé todo para que ustedes llegaran hasta mí, tomé de pretexto a la lluvia para que ustedes entraran a la gruta y conocieran al hermano árbol, y él los conociera a ustedes; ordene a las aves irse a posar en las bellas ramas del hermano árbol, así también, le pedí al mago del Universo guiarlo con su bola de cristal hasta la entrada de la cueva, así como a mis hermanas las flores acompañarlos con su hermosa fragancia, saben ¿por qué hice todo eso?-, -no, no lo sabemos-, dijo el hermano árbol, -muy simple, porque todos van a contribuir a que el mundo siga existiendo-, -¿nosotros?- exclamó asombrada Hiana, -sí, ustedes- dijo el anciano joven, -¿y cómo?- preguntó Itany, -bueno su tarea no es nada fácil, les voy a explicar: ustedes como seres humanos tendrían que dejar de existir físicamente, para convertirse en finas semillas en forma de corazón, pero éstas serán tan microscópicas que los ojos humanos no alcanzarían a verlas, todo este proceso es con un solo fin, que las semillas germinen en el pecho de cada ser humano, para que se sensibilicen y conozcan nuevamente el amor y el respeto hacia ellos mismos, ¿me entendieron?-, -¡sí! Te entendimos, venerable anciano-, dijeron Hiana e Itany, todavía sorprendidos por lo que les había dicho.

 

-Y yo ¿cómo voy a ayudar., preguntó el hermano árbol, -tu mi querido hermano, también dejarás tu forma física y te convertirás en bellas semillas que se encargaran de limpiar el medio ambiente, y embellecerán el ecosistema con millones de árboles parecidos a ti, llenando nuevamente de vida a la Madre Tierra-, -¿y nosotros?- pregunto el líder de las avecillas-, ustedes tendrán la tarea de esparcir por todo el mundo la semilla del amor y de la vida-; en ese momento hizo su presencia el espíritu de la Tierra, se veía cansado y triste, pero aún así su rostro, reflejaba lo dulce de su corazón, se paro frente a ellos, y con voz serena les preguntó: ¿están dispuestos a ofrendar su vida para que mi cuerpo siga existiendo?, tu Hiana ¿Qué me dices?, -sin pensarlo mucho Hiana contestó, -¡sí! Amado espíritu, estoy dispuesta a eso y mucho más, ¿sabes por qué?, porque te amo profundamente-, -y tu Itany ¿estás dispuesto a ofrendar tu vida? -¡sí!  Estoy dispuesto, y si me la pidieran mil veces, mil veces ofrendaría mi vida, porque yo también te amo-, -y tu hermano árbol ¿estás dispuesto a dar tu vida por una causa noble?-, -por supuesto, tu sabes que te amo infinitamente, porque estoy enraizado a tu cuerpo y siento cada palpitar de tu corazón-.

 

-Es muy hermoso que piensen así, me siento orgulloso de ustedes, mi corazón los ama, que Dios les bendiga, y mucha suerte en el proceso de cada uno de ustedes- fue lo último que dijo el espíritu de la Madre Tierra; se le quedó viendo al anciano y se retiro a tomar nuevamente su cuerpo.

 

El anciano se acercó al grupo e hizo que se abrazaran todos, no era un abrazo de despedida, era un abrazo de felicidad y amor; acto y seguido, el anciano joven los condujo al lago, sus aguas estaban en completo reposo, en ese momento eran transparentes, en ellas, se reflejaba el rostro sonriente de la Madre Tierra, -adelante, queridos hermanos, lo primero que tienen que hacer es pensar en cosas bellas y maravillosas… y después se tiene que sumergir muy lentamente en las aguas del lago, tu primero Hiana-, Hiana volteó y le dio un beso en la mejilla a su hermano y le dijo: ¡TE AMO!-, Itany la abrazó, y también le dio un beso en la mejilla: –¡YO TAMBIÉN TE AMO!-. cuando Hiana se iba sumergiendo, el agua iba cambiando de color, a rosa profundo, cuando se sumergió Itany, el agua se transformó en color dorado y antes de sumergirse el hermano árbol, las aves volaron de sus ramas para irse a posar al lado del venerable anciano joven; cuando el hermano árbol se sumergió por completo, el agua del lago se transformo en microscópicas semillas del color del arco iris, en ese momento el silencio hizo su presencia en forma de amor, fue entonces, que el venerable anciano joven se dirigió a las avecillas -adelante mis pequeñas mensajeras de la vida y del amor, llenen sus cuerpecillos de estas finas y delicadas semillas y espárzanlas por toda la tierra, una a una de las aves se fue sumergiendo en el fino polvo, para después volar hacia todos los confines del mundo, esparciendo el fino y delicado polvo-. 

 

El anciano joven espero a que la última avecilla partiera, y con lágrimas en los ojos pronunció estas palabras: -¡así sea! ¡y sea para siempre!-, y desapareció… dejando la esperanza suspendida en el viento…

FIN

 

PARECIERA QUE ES UNO DE TANTOS CUENTOS, PERO ESE SACRIFICIO DE LOS HERMANOS HIANA E ITAMY Y EL HERMANO ÁRBOL SE HA ESTADO DANDO MUY SEGUIDO ÚLTIMAMENTE…

GENTE QUE HAN PERDIDO LA VIDA PROTEGIENDO A LA MADRE NATURALEZA LLAMESE HOMBRE O MUJER, POR MENTES ENFERMIZAS QUE LO ÚNICO QUE LES IMPORTA ES SEGUIR SACRIFICANDO A MILLONES DE ÁRBOLES Y CONTAMINANDO EL MEDIO AMBIENTE EN HARAS DE LLENARSE LOS BOLCILLOS DE DIENERO…

 

TLAHUILCUAUHTLI

 

 

#InPerfecto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *