Especiales #InPerfecto

Animales mexicanos extintos 

#EspecialesInPerfecto
A pesar de la gran diversidad en México, no todo es hermoso, ya que desafortunadamente, existen muchas especies que han visto su final en México, y hoy daremos un repaso por algunas especies que se extinguieron. 

 

Marto GoAg / @MartoGoAg
martogoageek@inperfecto.com.mx

 

En México existen una gran variedad de flora y fauna, y esto se debe a que México cumple muchos factores para garantizar su supervivencia, sin embargo, existen muchas especies que desafortunadamente se han extinguido. 

 

La extinción es cuando una especie deja de existir, sin ningun ejemplar, una cosa verdaderamente horrible, y en México no es la excepción, ya que una gran variedad de especies han sido declaradas como extintas, así que ahora veremos algunas especies que ya sea por la caza furtiva, la destrucción de su hábitat o demás han desaparecido. 

 

Carpintero Imperial 

Este tipo de pájaro habitaba los bosques del norte de México, y parte del sur de Estados Unidos, esta especie se alimentaba de gusanos y larvas, el cual sacaba de los árboles con su pico.
Generalmente media un promedio de 53 cm, y vivían en grupos de 6 aves.
Desapareció a causa de la deforestación, y la última vez que se le vio fue en 1957. 

 

Foca Monje del Caribe 

Fue descubierta por Cristóbal Colón en 1946, y ha sido una de las únicas que han desaparecido por causa del ser humano. Se movían en grupos y pesaban aproximadamente 130 kilómetros.
Esta foca fue víctima de la cacería furtiva, puesto que era ideal para conseguir comida,  y su grasa se podía utilizar para diferentes cosas.

 

Carpita del Ameca 

Esta especie vivía en el río Ameca en Jalisco, era bastante pequeño, midiendo 44 milímetros, y su extinción se debió al ser humano.
Debido a la contaminación de su hábitat por la agricultura desapareció. 

 

 

Oso Gris Mexicano 

También conocido como Grizzly mexicano, esta subespecie del oso pardo habitaba los bosques de pino en el norte del país. Esta especie tenía una esperanza de vida de 20 años aproximadamente, y se alimentaba de insectos y mamíferos pequeños.
Dichos usos se adaptaron a vivir en el desierto de Sonora pero no se han vuelto a ver desde 1969, y las causas fueron la cacería. 

 

#InPerfecto 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *