Editorial

EL TAN ESPERADO 1º DE SEPTIEMBRE.

#InPerfecciones
Después de todo una mañanera dominical no podía dejar de anunciar la felicidad que llena al Gobierno con presencias tan moralmente sólidas como Manuel Bartlett.

 

 

Carlos Rosas Cancino / @CarlosRosas_C
carlos.rc@inperfecto.com.mx

 

 

Nadie podrá negar que si de algo de puede jactar ésta administración es de la cantidad de discursos y presencia en los medios que tiene el Presidente de la República, una mañanera de lunes a viernes, los discursos en los mítines de fin de semana, twitter, etc. sin embargo, aún con toda ésta cobertura las dudas y cuestionamientos sobre el como se resolverán los temas eternamente pendientes en éste país siguen en la mesa.

 

La mañanera dominical del pasado 1º de septiembre en el marco del Primer Informe de Gobierno oficial en realidad tiene la única variación de no haber tenido una ronda de preguntas y respuestas, y se ciñe totalmente a la zona de confort que dejaron administraciones pasadas donde el Jefe del Ejecutivo no se enfrenta a las cámaras donde habría gritos e interrupciones. No, lo vaticinios sobre el discurso triunfalista, repetitivo y coyuntural se hicieron realidad. Se acabó la corrupción, el “huachicoleo”, y el argumento sobre la justa repartición de la riqueza y el bienestar social enarbolaron un discurso añejo y por momentos provocador.

 

En realidad no se pueden esperar respuestas a los pendientes nacionales en los informes de gobierno. Los informes se han convertido en el espacio perfecto para la promoción de las acciones de gobierno más llamativas, aunque no las más efectivas, de cualquier manera sería ilógico que cualquier Presidente durante su informe hablara de los riesgos y fracasos durante el periodo que está informando. Al contrario y como se hace mención más atrás, el mensaje triunfalista y por momentos provocador, tomó forma cuando después de toda una semana donde la figura de Manuel Bartlett vuelve a estar en el ojo del huracán por el escándalo de propiedades que no fueron incluidas en su declaración patrimonial  y que incluso esa acción fue justificada por la Secretaria de la Función Publica, el Presidente reconoce su labor y lo felicita en un acto oficial dejando claro que existe una sinergia profunda –por no llamar complicidad- al interior del gabinete.

 

El caso es que no podíamos esperar un nuevo mensaje, hubiera sido demasiado pedir que la sorpresa llenara el vacío con discursivo de la presidencia, un vacío en el que se maneja de manera laxa el tema de la seguridad en el que si bien se menciona que hay mucho que hacer en esta materia, no existe ningún pronunciamiento por los ataques acontecidos en Coatzacoalcos, o sobre los altos índices de feminicidios, no, lo que menciona es la masacre en el Paso, y no ha hay más, al contrario se remata con la repetición burlona de que el pueblo esta feliz, feliz, feliz, y el atrevimiento de decir que en México no hay tanta confrontación política. De cualquier modo, lo que en su momento fue una nefasta ideología política priista, hoy es una nefasta ideología política morenista reflejada en los discursos triunfalistas en los que se anuncia la derrota moral de los conservadores desde la misma inmoralidad que critican.

 

#InPerfecto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *