Editorial

Adiós Urzúa

#InPerfecciones
Se nos va uno más, la cuenta sigue: la estabilidad que daba el Gabinete se viene abajo, tienen que improvisar hasta secretarios.

 

 

Miguel Angel Millán Cancino / @MiAngel_Millan
miangel.millan@inperfecto.com.mx

 

Creo que uno de los personajes más estables que tenía el Gabinete del ahora presidente Andrés Manuel López Obrador, pero ya dijo adiós, y uno un tanto fuerte.

En su carta, que pondré a continuación de manera literal, podremos ver las causas.

 

 

Bueno, la carta no necesita mucho que se le desmenuce, al contrario, parece demasiado explicita, tanto que nos da un poco de miedo porque expone al Gobierno Federal desde el interior de las Secretarías, que sabemos ya no es algo nuevo ni es algo que sólo le haya pasado a Urzúa Macías.

Fue ya en el pasado Germán Martínez, quien deja la Dirección del Instituto Mexicano del Seguro Social justamente por la injerencia de la SHCP al interior de ese Instituto con personal no calificado ni que deja trabajar.

 

Bien lo dice el dicho: Ni picha, ni cacha, ni deja batear.

Y justo así es como se asemejan esos extraños personajes al interior de las Instutuciones mexicanas que no sabemos cuales funciones tengan o quienes sean y que es lo que hacen en cada espacio, que nos queda claro, no tienen ningún tipo de experiencia.

  • ¿Vigilar a los funcionarios para que no sean corruptos?
  • ¿Dar una idea joven para que la función pública sea mas pareja para todos?
  • ¿Decirle al Secretario que hacer?
  • ¿Son espías del presidente?
  • ¿Son los encargados de entorpecer el quehacer público?
  • ¿Son amigos del presidente o de cualquier funcionario que no sabe donde meterlos?

Se lo que sea que ellos hagan, el funcionamiento al interior de las instituciones se inicia a gestar de manera no grata, porque parece estarle restando puntos a los titulares de las dependencias, que aunque el Presidente diga que tiene toda la confianza en los funcionarios nombrados por él y en el caso de Urzúa, avalado por el Congreso de la Unión, parece que no es la suficiente para que puedan operar de manera tranquila y correcta.

 

El problema, es como se inicia a operar en el gobierno y bajo que inestabilidad, en donde la carta del ahora ex secretario de Hacienda dijera que las discrepancias son muchas, nos hace ver, que en realidad no se tenía un trabajo contemplado, hablado y estudiado, porque si eso hubiera pasado, Urzúa no se hubiera metido o AMLO no lo hubiera contratado.

Pero no, de manera política se posicionaron nombres para el gabinete para que todos nos sorprendieramos, pero los mismos que en algún momento fueron los aplaudidos por la diversidad y capacidad, son los que ya no están.

 

Ahora, las cortinas de humo no sirven de nada, el chisme de abogados ligados al medio del espectáculo no bastan para poder olvidarnos de todo lo que ha pasado en un solo día, en donde los aplausos al aparato gubernamental pueden iniciar a bajar, aunque después sean descalificados por el mismo López Obrador con palabras como “politiquerías”.

 

Señor Presidente, por favor, deje de callar las voces que no piensan como usted, porque en política pública hay quienes saben demasiado como es Carlos Urzúa, pero que se va, dejando toda la experiencia porque no encuentra eco en su propuesta y además se le impone un régimen que no lleva a claro puerto el sistema financiero mexicano.

No es la primera vez que se dice, justamente -aunque lo nieguen- cuando renuncia Tonatiuh Guillén, fue en el cambio de política migratoria, ahora se llega a una bomba de inestabilidad con el financiero nacional. Haga caso a lo que se debe de hacer, no solo se case con su idea, por eso hay mujeres y hombres preparados para cada área, y con su perdón, se supone que la época del PRI ya terminó como para que gobierne como gobernaría el autoritario partido tricolor.

 

#InPerfecto

Compartir
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *