Turismo Turismo Sustentable

LA RUTA DE LA MONTAÑA: ZACATLÁN DE LAS MANZANAS Y EL VALLE DE PIEDRAS ENCANTADAS.

#SecretosDeNuestroMéxico
Caminar por las principales calles, admirar sus murales, recorrer su mercado, el zócalo y sin duda, tomar las bebidas de manzana esto si es imprescindible.

 

 

Dacia Villegas
turismo@inperfecto.com.mx

 

 

Hola a todos, un placer saludarlos nuevamente, espero estén alistándose para los viajes largos o cortos de vacaciones de verano y por ello aquí les tengo una propuesta de dos o tres días.

Seguramente has escuchado de Zacatlán de las Manzanas en Puebla, pues si, les comparto un viaje totalmente adaptado para un fin de semana como mínimo, no se requiere mucho presupuesto pero si mucho espíritu de aventura.

Paisajes del camino (Dacia D Villegas 2015)

Este viaje lo realicé un viernes saliendo del trabajo, pasando a Puebla capital a comer sin prisas. Ahí se puede decir que inicia la aventura, pues camino a Zacatlán es montaña, la carretera es con curvas pero llena de vegetación, pocos minutos después el camino empieza a tomar altura, ya que Zacatlán se encuentra en zona montañosa.

El camino es espectacular, curvas, árboles y un clima invernal la mayor parte del año, de repente la neblina se hace presente y las nubes con agua nos dan la bienvenida. Durante el camino llovió un poco, pero si es muy recomendable que si les llueve fuerte en el trayecto se detengan o vayan muy despacio y con precauciones al máximo ya que la neblina y las curvas no son la mejor combinación si no se respetan.

Arquitectura de Zacatlán (Dacia D Villegas 2015)

Llegamos a Zacatlán como a las 8 pm, para nuestra suerte había llovido ya, así que el frío no se hizo esperar y nos abrazó fríamente. Bajo su denominación de “pueblo mágico” Zacatlán le hace totalmente los honores con sus calles adoquinadas, sus techos de teja de casas típicas, un mirador increíble, un frío agradable, un zócalo hermoso y un hospedaje cálido.

Llegamos y fuimos a una cafetería, por supuesto ofrecían café de la sierra de Puebla, café de calidad, la ligera llovizna que aún caía, la neblina y una buena compañía sin duda fueron la mejor combinación.

Al siguiente día es muy recomendable visitar el mirador para tomar buenas fotos, caminar por las principales calles, admirar sus murales, recorrer su mercado, el zócalo y sin duda, tomar las bebidas de manzana esto si es imprescindible.

Rincones de Zacatlán (Dacia D Villegas 2015)

Por la noche generalmente se ofrecen recorridos con leyendas, si eres apasionado de las leyendas y de conocer los rincones más tradicionales de Zacatlán es una muy buena oportunidad.

A unas cuadras del centro se ubica el museo del reloj, es muy recomendable visitarlo pues se aprenden muchas cosas muy interesantes que seguramente los dejarán sorprendidos. 

Valle de Piedras Encimadas (Dacia D Villegas 2015)

El domingo por la mañana recomiendo aprovechar la ruta y visitar el Valle de Piedras Encimadas, el día que yo fui estaba lloviendo ligeramente, no nos animábamos al recorrido ya que es muy recomendable realizarlo a pie y por las condiciones nos mojaríamos sin duda. 

De pronto nos ofrecieron realizar el trayecto a caballos con impermeables para tratar de no mojarnos mucho, eso fue más que una aventura, pues era una cabalgata bajo la lluvia. 

Piedras encimadas (Dacia D Villegas 2015)

Verdaderamente el Valle de Piedras Encimadas es un lugar muy mítico, hermoso, sorprendente y mágico. Los caballos avanzaban y nos acercaban a ciertos lugares donde había piedras enormes que a la distancia no se veían por la neblina, pero ¡oh sorpresa! cada vez que lográbamos ver una, cada conjunto de piedras se ha asociado con figuras. 

Figuras formadas (Dacia D Villegas 2015)

El lugar del Valle es grande, así que realmente los caballos nos salvaron de realizar una caminata larga y empaparnos totalmente. Este es un viaje altamente recomendable a realizar este verano.

Recomendaciones:

  • Zapato de caminata o cerrado
  • Revisar el reporte del tiempo climatológico
  • Tomar sidras de manzana
  • Visitar el museo del reloj
  • Si leyeron la novela “Arráncame la vida” de Ángeles Mastretta, seguramente recordarán Zacatlán.

 

#InPerfecto

 

Compartir
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *