Editorial

DOS ENEMIGOS

#InPerfecciones
La inseguridad se ha vuelto descarada y sanguinaria, y la acción de la autoridad se ha vuelto proporcionalmente a la inversa.

 

 

Carlos Rosas Cancino / @CarlosRosas_C
carlos.rc@inperfecto.com.mx

 

Suponemos, y ocupo la palabra suponemos porque se encuentra plasmado en la ley que el gobierno garantizará la seguridad del país, en ese aspecto, la exigencia de seguridad para nadie es nueva, contar desde cuando se encuentra vigente en lo único que ayudaría sería para reavivar el enojo entorno a un tema en el que los afectados en la mayoría de los casos han tenido que resignarse ante lo ineficiente que resulta el sistema de justicia en México.

 

Las declaraciones de la Jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, en las que señala que no tenía idea de que cierto lugar de una de las alcaldías de la ciudad era tan inseguro, luego de las risas se puede entrar al tobogán de la indignación, porque ya han pasado por la “justificación” del estado en que la administración pasada les ha dejado el terreno para trabajar, y ahora esto, ¿qué sigue?, sigue que con la implementación de un mayor número de cámaras para “vigilar” las calles de la ciudad, un mayor número de ciudadanos se conviertan en los protagonistas de cientos de videos que quizá mas tarde lleguen a formar parte de compilaciones tituladas “los 10 asaltos más violentos”, “las 10 balaceras más sangrientas”, ó “los 10 ladrones más rudos”, sin que en ningún caso se pueda observar la actuación rápida y eficiente de los “encargados de la seguridad”, los que por cierto también se tienen que enfrenar a la austeridad republicana porque ya no pueden llenar el tanque del combustible para no gastar tanto en esas cosas tan “superfluas”. 

 

Hablar sobre temas de seguridad se suma a esa lista de temas que cuando se tocan en las reuniones nunca tienen para cuando terminar, es decir, política, religión y futbol, sobre todo si nos encontramos con defensores y detractores a ultranza de presidentes, gobernadores, ideologías etc. y lo único cierto es que esos defensores y esos detractores han sido víctimas de ese nuevo tema que no tienen para cuando terminar sobre todo porque las autoridades entre la incapacidad y no tener idea de que en la “ciudad de los sueños” hubiera tal nivel de violencia se encuentran totalmente rebasados.

 

¿Qué tan grave es la violencia? Es tan grave como para ver el descaro con el que las ejecuciones se llevan a cabo a plena luz del día, y que en caso de lograr alguna detención, lo único que podemos esperar son errores en la integración del debido proceso y la posterior liberación del implicado. ¿a que se están enfrentando las autoridades? Se están enfrentando a dos enemigos, uno de ellos son todos esos grupos delincuenciales y el otro es a ellos mismos porque su estrategia tiene la “virtud” de sabotearse y morderse la cola constantemente, lamentablemente quien paga las cuentas de ambos son los ciudadanos que van a ir teniendo que ahorrar para cubrir esos sueldos que casi siempre son imprevistos.

 

#InPerfecto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *