Turismo Turismo Sustentable

MORELIA CIUDAD DE LA CANTERA ROSA PARTE 2

#SecretosdeNuestroMexico
A 15 minutos a pie desde la catedral, sobre la avenida Madero, podremos contemplar la emblemática fuente de las tarascas, que al igual que el acueducto se han convertido en parte representativa de Michoacán.

 

Jessica Ramírez.
turismo@inperfecto.com.mx

 

¡Bienvenido caminante!

En la columna pasada conocimos un poco del centro histórico de Morelia, hoy te invito a continuar con este recorrido, espero poder inspirarte a que viajes y desees conocer no solo Michoacán, si no todo México.

A 15 minutos a pie desde la catedral, sobre la avenida Madero, podremos contemplar la emblemática fuente de las tarascas, que al igual que el acueducto se han convertido en parte representativa de Michoacán, se le ha dado a este último tal reconocimiento que fue plasmado en los billetes de 50 pesos mexicanos (junto con las mariposas monarcas) como podemos observar en la foto de portada.

La fuente de las tarascas original se construyó en 1931, la escultura era de cemento y varillas de fierro, pintada de diversos colores, en un principio no fue de mucho agrado para los morelianos la imagen de tres mujeres semidesnudas, pero poco a poco fue formando parte de la ciudad, esta fuente permaneció en el lugar durante 34 años hasta que un día sin explicaciones fue retirada y guardada en al almacén de Obras Públicas del Estado, el retiro de la fuente fue tan repentino así como la razón de este, que comenzaron a surgir rumores entre la gente, se especuló que la fuente había sido vendida a extranjeros, robada,  etc., un año después fue recolocada, en esta ocasión en el ese entonces recinto de la feria del estado, pero fue hasta 1984 que se colocó una nueva fuente copia de la anterior pero ahora elaborada de bronce, donde inicialmente se encontraba la original y esta la que hoy en día podemos admirar en el centro histórico.

 

Justo de tras de la fuente de las tarascas podemos apreciar el acueducto, uno de los elementos mas importantes de la ciudad, su historia data desde 1549 cuando se construyo el primer acueducto de la ciudad con una estructura de madera, luego se sustituyó la edificación con materiales como cal y piedra, sin embargo su elaboración era rudimentaria y constantemente tenia que ser reparada y reemplazada, tanto así, que inclusive colapsó gran parte del mismo, pero fue hasta los años de 1785 y 1789 cuando se empezó a construir el acueducto actual de cantera rosa (con algunas modificaciones posteriores), mide aproximadamente 1700 metros de largo, y tiene 253 arcos llegando a medir el más alto más de 9 metros, este llevo el agua a la ciudad por muchos años hasta 1910, sin duda, es un grandioso monumento ancestral.

Acueducto (Jessica Ramírez, feb19)

 

También al lado de las tarascas podremos pasar el rato en el jardín Villalongín, sentarse a tomar el fresco en sus bancas y contemplar su fuente estilo griego (una de las fuentes más antiguas de Morelia). A unos cuantos pasos de dicha plaza, encontraremos el callejón del romance,  se trata de una calle estrecha, adornada en sus adentros por tres pequeñas fuentes, te invita a caminar en ella buscar y leer los versos del poema “Romance de mi Ciudad” del autor Lucas Ortíz y por el cual recibió el nombre el callejón, un lugar para enamorarse y colocar el clásico candado en los barrotes para sellar su amor.

 

Jardín de Villalongín (Jessica Ramírez, feb19)

 

Candados (Jessica Ramírez, feb19)

Todo lo anterior, se encuentra en el mismo cuadrante, aquí mismo tenemos también la calzada de San Diego definitivamente de mis lugares favoritos para caminar tranquilamente, se trata de una calzada ahora peatonal que data su origen en el siglo XVII, se construyó para comunicar a la ciudad con el santuario de nuestra señora de Guadalupe que quedaba fuera de la misma, este espacio se utiliza principalmente alrededor del 12 de diciembre para mandas y procesiones relacionadas con el culto guadalupano, durante varios días se hace toda una fiesta con puestos de comida, entretenimiento y juegos mecánicos .

El Santuario de Guadalupe o Templo de San Diego ubicado al final de la calzada con el mismo nombre, es un templo decorado magníficamente con diferentes formas florales en colores llamativos: rosa, rojo, dorado, azul, en todas las paredes, bóvedas y cúpulas, sin duda una obra de arte para contemplar.

Calzada de San Diego (Jessica Ramírez, feb19)
Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe (Jessica Ramírez, feb19)

 

Al lado del acueducto y de la calzada de San Diego podremos encontrar la plaza Morelos o comúnmente llamada “el caballito”, donde se encuentra una escultura de José María Morelos y Pavón, héroe de la independencia, e hijo predilecto de Morelia (mismo por el que se renombro la ciudad).

 

Estos son algunos de los lugares que podrás conocer en esta parte del centro histórico, también en este cuadrante podrás visitar el Bosque Cuauhtémoc, el museo de arte contemporáneo, el museo de historia natural, el museo-tienda del dulce, entre otros.

Una vez más se nos acaba el espacio y ni siquiera hemos hablado de la gastronomía Moreliana, como te comentaba en la columna pasada debes de probar los gazpachos, así como las famosas corundas, enchiladas placeras y la sopa tarasca, si no (como se dice comúnmente) “es como si no hubieras ido a Morelia”.

Con esto concluimos este especial de Morelia una ciudad con historia, espero que te haya gustado, anímate a visitar Morelia y no olvides dejar tus comentarios o sugerencias.

 

¡Hasta la próxima!

#InPerfecto

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *