Editorial

ANSIEDAD

#InPerfecciones

Y después de la zarandeada que Morena aparentemente le ha propinado a propios y extraños empezamos a ver otra clase de manifestaciones a las que no hay que perder de vista.

 

 

Carlos Rosas C.

carlos.rc@inperfecto.com.mx

 

 

Hemos empezado a ver los movimientos que corresponden a la transición de poderes en México después de la zapateada que Morena le ha propinado al resto de los partidos políticos que en la percepción general han quedado noqueados ante los resultados aplastantes que podemos pensar que fue la muestra del repudio nacional contra estos emuladores de sanguijuelas pero políticas.

 

Sin embargo lejos de pensar que todo se encontraba pactado y definido como secreto a voces lo cierto es que se comienzan a dar ciertos fenómenos que es necesario no perder de vista porque se encuentran al otro extremo de lo político, ahí donde las apuestas no se miden por el número de votos si no por el tamaño de la expectativa que generó el discurso político de Andrés Manuel López Obrador que encontró en los sectores menos favorecidos un buen bastión que le dio cabida a sus propuestas, el punto es que ante los resultados de la elección del pasado 1 de julio y el remanente mediático de todas y cada una de las propuestas y promesas hechas se comienza a manifestar como ansiedad por comenzar a ver de una buena vez los cambios tan esperados que por fin pongan remedio a los problemas nacionales y que también acaben con “la mafia del poder”.

 

Comenzamos por ver la exigencia de los sectores más radicales de Morena que han en broma o no de manera casi inmediata exigen la salida del país de todos aquellos quienes fijaron su postura diciendo que si ganaba el abanderado de Morena se irían del país cosa que le comenzó a subir la temperatura al proceso postelectoral donde la inteligencia e implementación del discurso de reconciliación que ha manejado AMLO al menos en este puno no se encuentra presente y resulta insano para cualquier proceso político.

 

Por otro lado y de nuevo ante el resultado avasallador de regeneración nacional estos sectores menos favorecidos comienzan a sentir de algún modo el empoderamiento que derivado del entusiasmo por la victoria les comienza generar ese grado de ansiedad antes mencionado por la obtención de los beneficios, y la observación de los cambios radicales que se pusieron sobre la mesa al momento de plantear la cuarta transformación del país que también provoca nerviosismo ya que las otras tres transformaciones se han derivado de una guerra cosa que es de vital importancia sea revelada la manera en que dicha transformación se pretende lograr sin tomar en cuenta a lo que históricamente está acostumbrado el país.

 

Ahora bien, la conformación de la escena política no puede dejarse de lado ya que ahora que el resultado de las elecciones ha dado cuenta de sus primeros masacrados que han quedado en la lona y con su notificación de pérdida del registro por la nada honrosa obtención menor al 3% de los votos que tiene muy tristes y desesperados a los señores del partido Nueva Alianza y Encuentro Social a los que se les acabó el negocio y que habrá que ver en que lugar encuentran cabida para llevar a cabo sus planes y compromisos con sus simpatizantes a los que se deben todos y cada uno de los partidos políticos –a decir de ellos-.

 

Históricamente los resultados del pasado 1 de julio no tienen precedente sin embargo políticamente es tan coyuntural el momento que vive el país que el gobierno entrante tendrá que actuar con mucha inteligencia porque con la crisis que los partidos políticos experimentan será muy interesante ver con cuanta clase o estilo las ratas van abandonando sus barcos de origen para buscar otras madrigueras desde las que puedan reposar y lograr sus importantes objetivos siempre a favor de la sociedad.

 

#InPerfecto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *