Lo mas relevante Sexualidad

El punto G… ¡¡masculino!!

#Sexualidad

 

Rosario Aguilar

rosario.aguilar@inperfecto.com.mx

 

 

Ya difundido el punto G femenino y experimentarlo fue todo un goce sexual, los hombres sintieron curiosidad en saber si ellos también tienen un punto G.

Y efectivamente, ellos también pueden gozar de una sensación placentera. Hay un lugar que pueda considerarse el punto G masculino, esa zona es su próstata (hay quien se refiere a él como punto P, de próstata o punto H de Hombre). De ahí que el masaje prostático, aunque siga siendo tabú, se haya convertido en una herramienta para obtener o mejor dicho, multiplicar (ya que en ellos no tienen tantos problemas para alcanzar el clímax) el placer masculino. A veces, de manera externa, a través del perineo –la zona que se encuentra entre el ano y los testículos–, pero de manera mucho más sencilla, a través de la penetración, que puede llevarse a cabo de muy distintas maneras, según gustos, inclinaciones o preferencias.

Es aquí donde en los caballeros puede causar conflicto,  ya que se pensaría que tendría que haber una penetración anal, el estímulo ya es personal, el sexo oral estimando la zona externa como lo dijimos de los testículos al ano, con el tacto y un poco de lubricante, o la penetración,(dicha práctica se le atribuye solo a los homosexuales) es una situación incómoda para los varones, es como la típica pregunta cuando se habla del chequeo de la próstata y que es realizada por un proctólogo, ahora con una muestra de sangre se sabe si existe el cáncer, anteriormente a través del tacto lo examinaban como primer paso.

La próstata de un hombre es  una glándula del tamaño de una nuez al lado de su vejiga es el botón mágico definitivo que quieres pulsar si quieres explotar en la cama, explica Helen Gurley Brown.

Este pequeño botón que al estimularlo logra el éxtasis en el caballero,  es parte importante del aparato reproductor masculino, ya que al pasar los espermatozoides por la próstata,  esta se encarga de nutrirlas para dar paso a su expulsión, la glándula puede crecer más de la cuenta y generar problemas al orinar ya que pueden obstruir el conducto deferente, (donde pasa la pipí) un chequeo anual puede evitar o ayudar futuros problemas a la próstata.

El libro ‘La guía definitiva para el placer de próstata’ escrito por el doctor Charlie Glickman y Aislinn Emirzian, promete “trucos útiles sobre masajes, posiciones, ‘pegging’, juguetes y más”. La utilización de juguetes y lubricante puede ser particularmente útil a la hora de experimentar nuevas sensaciones.

Las zonas erógenas, y que son destacadas en el cuerpo masculino se encuentran el pene, los labios, los testículos, la parte interna de los muslos, el cuello, los pezones, el perineo, la nuca, y las orejas.

Ahora que sabes por dónde encontrar tu punto H o P puedes incluirlo en tu próximo encuentro sexual y has que tu pareja se involucre.

 

#InPerfecto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *