Editorial

LA NOCHE EN QUE MURIO LA DEMOCRACIA. 

#InPerfecciones
La democracia es el peor sistema de gobierno diseñado por el hombre. Con excepción de todos los demás.  -Winston Churchill 

 

 

Daniel Blanquel / @DHBlanquel
editorial@inperfecto.com.mx

 

La democracia es el peor sistema de gobierno diseñado por el hombre. Con excepción de todos los demás.

 Winston Churchill 

 

Nuestro país tiene un sistema de gobierno que hasta hace unos días considerábamos democrático y representativo de todos los sectores sociales, religiosos, educativos y culturales que lo conforman, si bien, desafortunadamente existieron acontecimientos en nuestro pasado que desearíamos borrar del colectivo mental, están allí para recordarnos lo que no se debe de hacer y por lo que muchos mexicanos dieron hasta su vida. 

 

México es ante los ojos del mundo una nación que se caracteriza por su fuerza social, sus tradiciones, su gallardía, su constante lucha por salir adelante pese a las adversidades, y que no se nos olvide, ese fulgor que proyectamos siempre al estar unidos ante las desgracias, superando al propio gobierno que en la mayoría de ocasiones se ve rebasado por la sociedad. 

 

En los últimos meses esa sociedad se ha visto sumamente transgredida y dividida por acciones de ciertos grupos sociales y políticos, pues hemos pasado por manifestaciones en las que se exige el respeto a la individualidad personal permitiendo el aborto legal y gratuito hasta concentraciones masivas donde sus participantes rezan el Santo Rosario, políticos que como es costumbre se descalifican entre ellos, lo sorprendente es que ahora lo hacen entre los miembros de un mismo partido al buscar su dirigencia nacional, y lo que es peor, desde los antros gubernamentales se divide a la sociedad con discursos falsos y sin ningún sustento o credibilidad mas que los datos que ellos manejan. 

 

Durante años cientos de miles de mexicanos han encabezado sus luchas por dar a esta nación certeza en sus instituciones y en quienes las representan, sin embargo hoy en día nos preguntamos si en verdad ha servido de algo esa lucha que comenzó armada y que por fortuna continuó pacíficamente hasta nuestros días, pues de la noche a la mañana grandes instituciones se doblegan al poder político, ese poder que debería estar al servicio de todos los ciudadanos, de todo aquel mexicano que necesitase alguna respuesta o cambio para su vida que mejore su presente y su futuro.

 

Hoy las dos instituciones rectoras más importantes en el ámbito de la democracia se vieron doblegadas ante presiones y peor aún, el máximo Tribunal Constitucional de este país cedió su autonomía a un poder, sin importar las leyes claramente establecidas y avaladas por este mismo tribunal. 

 

El pasado 15 de octubre en Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación mediante sesión pública, ratifico la decisión del INE donde se niega el registro a la Asociación Civil Libertad y Responsabilidad Democrática, también conocida como México Libre encabezada por la señora Margarita Zavala y el ex Presidente Felipe Calderón, asociación que, como mucho eruditos en la materia no encontraron ninguna razón legal para la negativa de registro como Partido Político Nacional, sin embargo cuatro de los siete magistrados decidieron no permitir la participación de un nuevo partido en las próximas elecciones de 2021, violentando el derecho a la libre asociación política que cada ciudadano mexicano tiene, así, como el derecho a ser votado. 

 

Las acciones tomadas por este Tribunal Electoral quedarán marcadas en la vida de más de 263,000 ciudadanos y sus familias, que decidieron emprender una aventura electoral y política para poder participar y ofrecer algún cambio a su entorno, empero, no fue así, pues como algunos críticos y expertos dicen, existe un temor a que haya un verdadera oposición al actual gobierno, pues aplaudimos la decisión de permitir el nacimiento a tres nuevos partidos, pero al partido en el que se ve inmiscuido el máximo antagonista del señor Presidente se le cerro la puerta de manera poco ética, poniendo en marcha su némesis tan deseada desde 2006.

 

Algunos miembros del círculo de críticos mas apegados al poder creen que fue lo mejor, pues argumentan que los ciudadanos no querían un partido nuevo, y vamos a concederles la razón, pero eso no lo tenían que decidir cuatro personajes de un Tribunal Electoral, uno de ellos con investigaciones por enriquecimiento inexplicable, la decisión de la existencia o no de un nuevo partido es y debiese ser única y llanamente de los electores el día de las elecciones, pues al no conseguir cualquier partido el mínimo 3% de la votación inmerso en las leyes este sin mayor trabajo debiese desaparecer. 

 

Dicho lo anterior el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el Instituto Nacional Electoral y el Gobierno de la Republica tuvieron en sus manos la oportunidad de pasar a la historia como unos verdaderos estadistas e instituciones de máximo renombre y respeto al estado de derecho, y aplicar la técnica milenaria de Poncio Pilato lavándose las manos y dejando que la decisión la tomaran los electores el próximo año, entonces sí, los libros de historia, de política y de gobierno tendrían la obligación de incluir en sus paginas los acontecimientos donde un gobierno que está siendo altamente criticado y calificado como dictatorial permitió el paso a cualquier corriente política adversa o no a su proyecto. 

 

El señor Presidente como un gobernante que su único deseo es terminar con la corrupción, con los moches, con la desigualdad y como un verdadero estadista dispuesto a permitir el paso a todo aquel que desee inmiscuirse en los menesteres del poder político y social a través de la participación democrática de cualquier partido en una elección meramente institucional, transparente y legal, ya si mantenían o no el registro ese milagrito no se le colgaría al primer mandatario. 

 

Sin embargo, no fue así, se impuso la voluntad, el miedo y el rencor.

Por otro lado el pasado 18 de octubre se llevaron acabo elecciones en los estados de Coahuila e Hidalgo, las primeras en la nueva normalidad y en medio de una crisis sanitaria lejos de estar controlada, hasta el momento de la redacción, el virtual ganador, en calidad de arrasador es el Partido Revolucionario Institucional (PRI) ese que muchos daban por muerto, según la pagina oficial del IEC, Instituto Electoral de Coahuila, con el 39.3842% de las actas computadas (3,841 actas) el PRI ha ganado los 16 distritos electorales locales del estado de Coahuila, lo que en la vieja escuela conocíamos como carro completo, por su parte el estado de Hidalgo se renuevan 84 alcaldías, desafortunadamente hasta el momento la pagina que habilito el IEEHidalgo (que no es el PREP) no ha cargado ningún resultado, pero en base a llamadas que un servidor realizo a ciertos amigos avecindados en aquel estado el PRI nuevamente se perfila como ganador al aumentar de 15 a 25 alcaldías que serán gobernadas por el tricolor, quedando la capital Pachuca en manos de esté. 

 

Aquí hay un mensaje sumamente claro, mas vale viejo conocido que nuevo por conocer pues la ciudadanía ha decidido regresar a ese partido neoliberal, el partido de la dictadura perfecta como se le llamó, el partido que forma parte del PRI-AN, aquí en el ultimo es el gran perdedor, Acción Nacional se ha alejado tanto de sus principios, de su doctrina y de la razón por la cual fue fundado por Don Manuel Gómez Morin que hoy ya no conecta con el electorado, se sienten traicionados por sus integrantes, traicionados por sus dirigentes a su militancia y a sus simpatizantes, es hora de que Marko Cortes y el CEN del Partido Acción Nacional enciendan luces de emergencia a su interior. 

 

Confiamos plenamente en que no morirá por completo la democracia, que usted y yo en las próximas elecciones ejerceremos nuestro derecho y obligación con responsabilidad para que México le vaya bien. 

 

Pero bueno, la mejor opinión la tiene usted. 

#InPerfecto          

 

             

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *