Especiales #InPerfecto

América Latina ¿Un sujeto de prueba para el Comunismo? 

#EspecialesInPerfecto
El Comunismo ha sido una de las ideologías más poderosas que han surgido en el mundo, y pareciese que uno de los mejores lugares para que floreciera esta doctrina, fue en Latinoamérica. 

 

 

Marto GoAg / @MartoGoAg
martogoageek@inperfecto.com.mx

 

El comunismo es una de las ideologías políticas que más han dado de hablar en todo el mundo, siendo una de las doctrinas políticas más contundentes, puesto que en la teoría se escucha bastante atractivo el Marxismo, sin embargo la práctica ha dado mucho de qué hablar. 

 

Para empezar, debemos decir que Latinoamérica es uno de los lugares más atractivos para el comunismo, ya que cuando la URSS recién fundó la Internacional Comunista en 1919 (Komintern), muchas naciones latinoamericanas, apenas estaban formando los fundamentos para ser las naciones que serían hoy en dia. 

 

Además de esto, la Revolución Soviética de 1917 provocó que los partidos comunistas comenzaron a fundarse, surgieron Partidos comunistas en países como Argentina (1918), en Uruguay (1920), Chile y Brasil (1922), Cuba (1925) y en México (1929). 

 

En el caso de la época del Komintern, el Partido Comunista Mexicano fue fundado en 1911, pero este recibe el nombre de Partido Socialista Obrero, pero cambió su nombre a PArtido Comunista en 1919, pero ¿Cómo llegó esta doctrina a Latinoamérica? 

 

En el caso de México, Manabendra Nath Roy, fue el responsable de fundar los partidos comunistas tanto en México como en India, quien se había interesado en gran medida por el Marxismo, y fue en 1917 cuando huyó a México junto con su esposa, y una vez aquí, sus escritos fueron apreciados por Venustiano Carranza y otros pensadores liberales. 

 

Estos partidos detonaron que en otros lugares como en El Salvador fuese fundado el Partido Comunista en 1930, en Costa Rica fue fundado en 1931, en Venezuela fue fundado por Juan Bautista Fuenmayor en 1931, y en Puerto Rico fue en 1934. 

 

#InPerfecto

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *