Editorial

ENANOS IDEOLÓGICOS.

#InPerfecciones
Defender un proyecto de Gobierno que mide sus resultados con encuestas de popularidad y doctrina dictada desde la mañanera es para enanos ideológicos.

 

 

Carlos Rosas Cancino / @CarlosRosas_C  
carlos.rc@inperfecto.com.mx

 

En la narrativa nacional seguimos escuchando el común denominador de la 4T, ¿cuál es?, la evasión de la responsabilidad en los temas que se pusieron en la mesa desde campaña, seguridad, salud, educación, economía, etc. ¿los resultados?, en realidad pocos a pesar de las tan “cacareadas” contrarreformas que en teoría no iban a dejar ni la coma de los muy corruptos gobiernos anteriores.

 

Los resultados que han oficializado al 2019 como uno de los años más violentos que hemos tenido que padecer, tristemente nos mantienen en la indefensión ante la descomunal respuesta del crimen organizado ante la “estratagema” de los “abrazos y no balazos” que solamente ha sido el estandarte de un Presidente sumamente demagogo e incapaz de dimensionar el sufrimiento de las familias que han perdido familiares, patrimonio y tranquilidad en medio de un optimismo insultante que pone en la mesa frases como “feliz, feliz, feliz” o “yo tengo otros datos”.

 

Los golpes de timón en el discurso y acciones del Gobierno que con la derecha acuerda y firma tratados que una vez tachó de neoliberales y con la izquierda otorga dádivas que lo mantienen arriba en las encuestas solo son la muestra de una nueva versión de ese presidencialismo añejo que todo lo quiere aderezar con el concepto de bienestar en un afán romántico por suavizar el populismo con el que implementan “soluciones” resueltas sobre las rodillas.

 

Los postulados de una izquierda que cuando era oposición hablaba del derecho de los migrantes a buscar un mejor escenario de vida han quedado ahogados bajo litros y litros de saliva esgrimida en discursos que ahora hablan de orden y respeto cuando el accionar es dictado desde la Casa Blanca –la de Trump-, los reclamos encendidos ante la represión ordenada y ejecutada por los militares ha tomado un camino muy siniestro cuando se disfraza a esos mismos militares para justificar una estrategia inexistente de seguridad que rinde los frutos esperados en materia de respeto a los derechos humanos que la izquierda nacional presume respetar, ¿pero que respeto en materia de derechos humanos podemos esperar con una Comisión de los Derechos Humanos en manos de un personaje que le besa la mano al Presidente?

 

Defender un proyecto de Gobierno que mide sus resultados con encuestas de popularidad y doctrina dictada desde la mañanera es para enanos ideológicos que se han vuelto locos con el poder que trata de meter en la licuadora postulados de izquierda y acciones de derecha y que es capaz de aplaudirse a si mismo pensando que el bienestar del país es el mismo que el de sus familias llenas de prerrogativas y justificaciones. 

 

 #InPerfecto 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *