Cultura

DEL ILUSTRE MAESTRO DR. ROMEROVARGAS YTURBIDE

#Cultura
HOY VAMOS A COMPARTIRLES EL TEMA “LOS GOBIERNOS SOCIALISTAS DE ANÁHUAC”.

 

 

 

Raúl González
gojimra@inperfecto.com.mx

MAH CUALLI TONALLI (BUENOS DÍAS)

Ayer me desperté con la consigna de acomodar el librero, me puse a adaptar los libros por temas, ya que nunca, nunca lo había hecho y estaba hecho un des-relajo, había libros que ya no me acordaba de ellos, quizás fueron los primeros que compre, el tema superación personal, después llegaron otros de meditación, esoterismo, metafísica, poemas etc. etc. Ahhh perdón se me olvidaba mencionar tengo varios del tema prehispánico, y entre ellos encontré este hermoso libro del DR. ROMEROVARGAS

 

PROLOGO DEL LIBRO…

Don Ignacio Romero Vargas Yturbide, Doctor en Derecho, creador y Director del Instituto de Investigaciones de la Cultura de Anáhuac, catedrático de Historia en la Facultad de Altos Estudios de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo; miembro de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística y Presidente de la Academia de Derecho de Anáhuac en la Asociación de Abogados de México.

El libro “Los Gobiernos Socialistas de Anáhuac” es una hermosa síntesis, expuesta en lenguaje llano, sencillo, desprovisto de toda presunción literaria, del maravilloso tratado “La Organización Política de los Pueblos de Anáhuac”, que mereció mención honorífica en 1957, “año de la Constitución y del Pensamiento Liberal”: y fue premiada con una estatua de marfil por el prominente político chino MAO TSE-TUNG.

La cultura del Anáhuac, Grecia y la China forman el triángulo en el que se sustenta la Cultura Universal.

No obstante, la Cultura de los Pueblos del Anáhuac es una cultura original. Es una cultura de esfuerzo y servicio cuya base territorial, agrícola, comercial, política, cultural, religión y militar, fue el calpulli rustico y urbano, formando, con un conjunto de calpullis, una unidad regional autosuficiente, autónoma y autártica y con un conjunto de regiones la superestructura federal e interestatal política, educativa, científica y cultural: la federación de los Pueblos de Anáhuac –de California a Nicaragua-. Con bienes comunales y trabajo social, tequiyotl, que permitió cimentar, por encima del individuo pasajero en su vida, la sociedad anahuaca de existencia perenne. Un socialismo basado en la Tlamanaliztli, la costumbre, “lo que debe permanecer porque a nadie hace daño”, las normas de vida común positiva, que se sedimentaron en el hogar y trascendieron a la sociedad. Una sociedad donde el valor del hombre se estimaba en base al servicio prestado a la sociedad y donde la mujer alcanzó el respeto como persona, el libre ejercicio profesional y la activa participación en el cihuatlahtoque –gobierno de mujeres-, muy por encima de lo que en la actualidad aún no ha logrado y con un encausamiento en armonía con la función de la mujer; pero no en competencia con el hombre como erróneamente lo conciben las mujeres que hoy luchan por su liberación.

Si después de cuatrocientos años de haber sufrido las consecuencias brutales de la invasión española, no hemos podido recuperar nuestra verdadera independencia política, social y sobre todo cultural, es porque, en vez de estudiar lo nuestro considerando la realidad nacional, nos hemos dedicado a querer adoptar el pensamiento extranjero creado con otros propósitos y para otros fines en un esfuerzo vano de asimilación mal digerida que sólo nos puede llevar al mundo risible de la caricatura.

Es tiempo ya de abandonar espejismos y de no incubar ilusiones, preciso es volver a recuperarnos nosotros mismos, retornemos a ser lo que somos sin temor a la verdad; dejemos a un lado el convencionalismo vano que consiste en creer que mucho alcanzaremos fingiendo ser lo que no somos.

La única forma de progresar es reconocer la realidad y seguirla con valor.

Solo pretenden rechazar su propio ser los destacados y los que menosprecian su propia naturaleza, los que traicionan, los serviles…

No hay que olvidar que pertenecemos a un pueblo viejo y sabio a quien por ignorancia hemos impuesto el castigo de ingresar a la escuela primaria de Europa.

La organización política y el sistema de gobierno en los pueblos de Anáhuac no corresponde a un tipo ideal, considerando las cosas según estimamos que debieran de ser, como lo hacen los europeos, sino que constituye un verdadero prototipo, en el que se consideran los hechos conforme a su ineludible realidad, adaptadas a las circunstancias económicas, geográficas y sociales de dichos pueblos, y en el que se ven combinados en forma sorprendente y eminentemente práctica, elementos que solemos llamar: liberales, democráticos (gobierno del pueblo), aristocráticos (gobiernos de los mejores), oligárquicos (gobierno de pocos) y monárquicos (gobiernos de uno solo), propios de la cultura occidental, sin que privara ninguno de ellos, presentando además características propias y muy diversas”. Son estos conceptos que el autor formula en sus conclusiones a esta su investigación histórica que es luz en el destino de MÉXICO.

Es también propósito de esta segunda edición, en honor a su autor y alto valor histórico del rescate Cultural de los Pueblos de Anáhuac, donde indiscutiblemente están nuestras raíces, difundir el mérito trabajo que durante veinte años de su vida logró hacer el señor Licenciado Ignacio Romero Vargas Iturbide, entre todos los mexicanos, padres de familia, jóvenes estudiantes, pero de manera muy especial entre los señores catedráticos de las universidades, del magisterio y de las autoridades que tienen bajo su responsabilidad la enseñanza en todos los niveles y entre aquellos mexicanos que simpatizan con las ideas socialistas.

Pero por falta de información han recurrido en busca de ellas a otras latitudes, muy ajenas a nuestra realidad histórica, a nuestra idiosincrasia.

Aquí encontraremos todos los mexicanos nuestro patrimonio cultural basado en nuestras propias raíces.

Este nuestro camino.

 

Licenciado Andrés Fernández Gatica.

 

En la próxima entrega hablaremos del Dr. Romero Vargas Yturbide y de “Los Gobiernos Socialistas de Anáhuac”.

 

BENDICIONES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *