Editorial

En la casa del jabonero…

#InPerfecciones
Se dice que en la casa del jabonero, el que no cae…

 

 

Miguel Angel Millán Cancino / @MiAngel_Millan
miangel.millan@inperfecto.com.mx

 

De poco en poco, mientras van pasando los días, vamos viendo caras que nos presentan la realidad de la conducción de un país. Fuera de los discursos y promesas de campaña, nos encontramos con las realidades de la calle.

 

Quizá, uno de los temas más pesados es el de la inseguridad, y es un punto en el que todos estamos de acuerdo, que las autoridades han tenido que ir reconociendo y que parecería ser, nadie quiere accionar hasta que la Guardia Nacional camine sin el más mínimo detalle en contra, más bien, con la aprobación no solo de la política sino también de los ciudadanos forzados a creerse la pantalla de la necesidad de un cuerpo humano que sea cercano y sobre todo con el apego de los derechos que a todos nos corresponden.

Por eso, justo por eso, a veces creo que las autoridades han ido dejando ver que la Guardia Nacional es una necesidad por el aumento del crimen, homicidios y responsabilidades que se han ido dando a lo largo de estos ya pasados 100 días de gobierno en el ámbito federal pero también en el local.

 

Una de las principales promesas de campaña de Claudia Sheinbaum, ex delegada de Tlalpan y actual Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, fue el hecho de poder disminuir la tasa de inseguridad implementando tanto más equipos y cámaras, como erradicando la corrupción al interior de las fuerzas policíacas capitalinas, en resumen, lo mismo que decía el ahora presidente pero bajado a las palabras de la ya gobernante.

Y claro que uno es bueno en la campaña para poder crear ideales y sueños ciudadanos que muy pocas veces se verán reflejados de manera literal en el ejercicio gubernamental, no todo es como se imagina y mucho menos como se plasma en la carta a los Reyes Magos para ganar una elección, sino que al entrar en funciones, te topas con que soñaste o con que nunca dijiste la verdad.

 

Y vaya que me sorprende, que una funcionaria con la experiencia que tiene la Dra. Sheinbaum que ya ha estado en el gobierno de la Ciudad mientras AMLO era Jefe de Gobierno o que fue Delegada de Tlalpan, no conozca bien el funcionamiento de la urbe o quizá, que desconozca las cifras reales de la tasa de inseguridad que realmente se manejan y que hoy, todos los días su gobierno se la pasa llorando diciendo que el mandato de Miguel Angel Mancera todo lo maquillaba.

Claro que el gobierno del también Dr. Mancera era un gobierno de maquillaje, quería ser candidato a Presidente, eso no es una novedad, pero estamos viviendo en la capital, un repunte en la inseguridad en donde todos tememos y nos encontramos con homicidios a diestra y siniestra, a capa y espada, sin tener presente que las calles de vuelven riesgosas y el servicio noticioso amarillista muchas veces nos presentan la cruel realidad de las calles en donde nosotros transitamos, situación que nos hace vulnerables.

 

El actual gobierno ha optado por echarle la culpa a las redes sociales, diciendo que el crimen es el mismo, solo que ahora con las aplicaciones de información instantánea todos sabemos de esos siniestros y los difundimos haciendo una campaña que se viraliza.

Pero sabemos que no, las mismas redes estuvieron el gobierno pasado, y los crímenes dados en ese gobierno son hechos no castigados, vamos, ni siquiera investigados.

Pero una de las cosas que más se espera de la presente administración es la esperanza, el tiempo corre y no parece haber acciones, llegaron los primeros 100 días, y se han llevado casi todo el tiempo en el reconocimiento del estado actual de las oficinas y de la situación de la capital en vez de poner en acción sus maravillosos e ingeniosos planes y acciones que le den vitalidad a una capital que esta en medio de una trágica realidad, la de la inseguridad.

 

Dra. Sheinbaum, no solo basta en reconocer que la deuda de estos primeros 100 días de gobierno es la inseguridad, es accionar y saber que va a hacer, porque la gente de a pie no sabe esperar mucho, y no se va a ir contra usted, se va por la justicia a mano propia como sucedió hace unos días en el Estado de México, muy cerca de la CDMX.

Ya se da cuenta que el paquete es grande y que, ante las promesas de campaña, en la casa del jabonero, el que no cae resbala, y antes de que usted vaya a resbalar, ojalá pueda crear su propio gobierno y no este bajo la sombra y permiso del federal que tiene que ver a una nación completa y se desapegue de ellos que le dirían que hacer y como. No resbale mucho más despertando del sueño eterno de la maravillosa utopía de la cuarta transformación que todos desearíamos, pero que usted debe de trabajar.

 

La esperamos atendiendo el problema grave de inseguridad, le reconozco el programa de PILARES, pero de que sirve si la gente no sale tranquila para llegar y acceder a ello o a la escuela de música, si no tiene los servicios de transporte eficaces mientras ya pensamos en los servicios eléctricos que modernizan las zonas altas pero al llegar al metro, todo el tiempo ganado se pierde.

No resbale más, póngase a chambear, las calles son inseguras y las autoridades la siguen viendo, muy cerca de su oficina están decenas de jovencitas en la prostitución, víctimas de la trata, asaltan, matan, venden droga.

 

Y, si es que se resbalo, es buen momento de reconocer y levantarse y hablarnos con la verdad, ¿qué sigue? y ¿qué realmente SI se puede hacer?.

 

#InPerfecto

Compartir
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *