Editorial

SABANDIJAS

#InPerfecciones
Sin duda hay de sabandijas a sabandijas, pero las más dañinas son la que se infiltran de manera perversa para cuestionarte.

 

 

Carlos Rosas C. / @CarlosRosas_C
carlos.rc@inperfecto.com.mx

 

Por definición las “sabandijas” son pequeños reptiles o insectos perjudiciales o molestos, sin embargo, también es la manera coloquial con la que se denomina a las personas despreciables, inquietos, molestos, o dadas al flirteo. De hecho es una palabra que escuchamos con frecuencia en programas de televisión y que le pone sabor cuando se hace referencia a un personaje que no goza de la simpatía del quejoso.

 

Así pues de ésta manera la presidenta del Movimiento de Regeneración Nacional, Yeidckol Polevnsky, se ha referido sobre aquellos que se han mudado de partido para llegar al arca de MORENA, y una vez instalados comienzar a cuestionar las forma en que el partido lleva a cabo la “alta” política nacional. “Son muchas la sabandijas que se nos han infiltrado” y “le están echando el ojo al partido de manera mezquina y perversa pensando que el partido tiene mucho dinero”, así se refirió Polevnsky a todos esos reptiles, e insectos molestos y perjudiciales que se dedican a la política maligna.

 

La pregunta es ¿cómo es que se pudieron infiltrar dichas sabandijas?, eso es lo interesante, porque con el ojo crítico y suspicaz de la dirigencia de MORENA, dichas sabandijas lograron pasar los filtros de partido y llegar para comenzar su trabajo que a todas luces parece pretender desestabilizar al partido.

 

Y todo esto por la “friolera” que ha generado la elección del candidato que participará por la “vacante” que se abrió en diciembre pasado a la gubernatura de Puebla en la que Miguel Angel Barbosa se ha empecinado en participar nuevamente con la anuencia y mucha simpatía de la dirigente del partido que ha denunciado que los demonios andan sueltos con motivo del proceso electoral venidero comportándose de manera impropia y contraria a los “elevadísimos” principios de izquierda de Regeneración Nacional.

 

Para entender mejor este capítulo dentro de MORENA, no hay otra palabra mejor que fractura, acompañada de un discurso que sugiere ingenuidad selectiva en la que se desconoce de manera muy conveniente la manera en que se conducen los “compañeros” políticos que migraron de partido, como si vinieran de otro planeta, de otro país, o en su defecto como si fueran recién egresados de la escuela política nacional, y resulta que la postura que se asume apoyados en las encuestas de popularidad, es la de dueños del “changarro” o del equipo en el que la líder justifica a quien alinea para contender en la elección de Puebla, argumentando –ahora si- que hay reglas y estatutos con los que se debe jugar y que si no se actúa de conformidad pues las puertas están muy abiertas de par en par.

 

El punto es que no hay que ser un genio para advertir nuevamente que no se puede negar la cruz de la parroquia, sobre todo porque se corre el riesgo de hacer el ridículo haciendo gala de lo que tanto se critica como esos anejos procesos partidistas heredados de la vieja guardia de la política nacional que se concentró –o infiltro- en MORENA.

 

#InPerfecto

Compartir
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× Chat en vivo whatsapp