Especiales #InPerfecto

La conquistas y el final de la Historia.

 

 

#EspecialesInPerfecto

La redacción de éste periódico presenta las editoriales de Alfonso Macías, locutor de Radio Universidad San Luis Potosí y editorialista de redsl.mx quien señala y denuncia la desaparición de un acervo cultural y archivo sonoro de dicha Universidad bajo la irresponsabilidad de autoridades de la estación de la Universidad Potosina. Parte 1-3.

 

Miguel Angel Millán Cancino

miangel.millan@inperfecto.com.mx

 

LOS PUNTOS DE LA MARIQUITA 

LAS CONQUISTAS Y EL FINAL DE LA HISTORIA

 

Por: Alfonso Macías

Me queda muy claro que un pueblo que no tiene memoria, es un pueblo condenado a la esclavitud.

 

Tradicionalmente en México, en aras de la modernidad y la renovación, a partir de la conquista, e incluso, probablemente antes, desde tiempos de los aztecas, se ha dado por construir las nuevas edificaciones sobre los vestigios de las antiguas culturas.

 

 

Esto pasa cada vez que una cultura quiere dominar sobre otra. Para asegurar el triunfo de una conquista sobre otro, hay que asegurarse de que todo lo anterior, quede borrado.

 

Es bien sabido (hasta en los libros de texto e la primaria), que los españoles construyeron la ciudad de México desmontando piedrapor piedra, lo que fuera México-Tenochtitlán; y por lo tanto, de la Gran Tenochtitlán, sólo quedan algunos vestigios. Su grandeza, quedó sepultada y convertida en los cimientos de las nuevas construcciones.

 

 

Más tarde, todo el estilo Barroco, que se labró a mano en las iglesias construidas en la época de la del virreinato, fue sustituído por insípidas y austeras fachadas e interiores estilo neoclásico, a finales del Siglo IXX y principios del XX.

 

Si revisamos las iglesias de San Luis Potosí y sus altares, nos daremos cuenta de la gran riqueza y delicadeza del trabajo invertido, hecho generalmente por manos indígenas, en calidad de esclavitud.

 

 

Todo ese trabajo se perdió porque había que generar cosas más modernas y ahora quedan muy pocos altares y algunas fachadas (claro, esas son más difíciles de cambiar; costaría fortunas). Todo el resto se volvió neoclásico.

 

Probablemente, en esos actos, haya habido alguna cuestión de saqueo, porque muchos de los altares estaban cubiertos de oro (aunque realmente, por el tipo de materiales, sería difícil recuperar el oro, que en forma de hoja, está esta adherido a la madera).

 

Tiempo después, en una época más moderna, ya en el S. XX, empiezan a sustituirse muchos de los edificios clásicos y coloniales que había, particularmente en el primer cuadro de la ciudad, por construcciones más modernas y así, lo que tal vez sería la plaza más impactante de San Luis Potosí, por ser la única que está rodeada en sus cuatro flancos por construcciones antiguas, la Plaza del Carmen, ha quedado secuestrada por ampliaciones y parches modernos, muchos de ellos, en formas de anuncios comerciales y terrazas de bar.

 

La historia es importante para un pueblo porque define sus raíces: nos dice de dónde venimos, nos permite tener identidad y aprender de épocas anteriores, los errores que se pudieron haber cometido para no cometerlos otra vez.

 

 

Así mismo, en materia de cultura, hay una tendencia a sustituir y destruir el acervo, cada vez que se quiere imponer una nueva forma de cultura, y desaparecer todo vestigio anterior.

 

Probablemente, ese sea el caso de la Fonoteca de la Radio Universidad de San Luis Potosí.

 

 

Dicha fonoteca, que comienza a generarse en los años de 1956 y 1957, bajo la dirección del doctor Alfonso Macías Moreno, mi padre, director de la Radio Universidad de San Luis Potosí en ese período, ya que pasó de tener aproximadamente 300obras musicales, a más de 1600, gracias a una serie de convemios que hizo con la marca Peerless.

 

Este trabajo, ayudó a incrementar el número de horas de transmisión, de 4 al día, a 8 horas diarias, que en aquellos entonces, era mucho.

 

 

Poco a poco el acervo fue creciendo. Muchos de los discos de acetato y vinil fueron quedando inservibles, por la cantidad de veces que fueron reproducidos, sin embargo cada vez había más y más discos y grabaciones, haciendo un importante énfasis en la música clásica, que en ese momento se difundía como lo más culto de la cultura.

 

Esta fonoteca con la llegada de las nuevas tecnologías, empezó a ser sustituida por música digitalizada, que muchas veces no alcanzó a tener la riqueza de las obras que se descartaron, por lo tanto, también se sumaron otras variedades musicales (que en este caso, en vez de sumar, restaron).

 

 

Todo ese material fue embodegado en lo que se llamó la Fonoteca de la Radio Universidad, en un enorme salón del Segundo Patio del Edificio Central y había personas, como la licenciada Beatriz Silva Proa, que trabajaron arduamente para poder recuperar, conservar y catalogar todo este material.

 

Nunca se contó con presupuesto suficiente (ni insuficiente, simplemente no lo hubo), para el adecuado funcionamiento de la Foonoteca, y así vino una primera limpia limpieza, donde se sacaron muchas de las grabaciones de programas importantes que se transmitieron por la Radio Universidad, quedando reducido, probablemente a la mitad, la cantidad de grabaciones de eventos y conferencias, bajo la excusa de que «eso ya no le sirve a nadie».

 

 

Pese a esta falta de criterio y sentido común, se continuó trabajando en el rescate y la conservación de estos documentos sonoros, pero surge la idea de crear un «Centro de Documentación Audiovisual», haciendo una cuidadosa selección del material existente, descartando todo aquello que no haya sido producido por la Universidad (y, como toda conquista, sólo quedará la parte conveniente).

 

Pese a los esfuerzos, cartas y explicaciones del personal de la Fonoteca, lo más terrible acaba de suceder ayer, 9 de octubre: se sacó en ‹diablitos›, todo el material de la Fonoteca, para colocarlo en un sitio donde corre un enorme peligro.

 

La lic. Beatriz Silva Proa, nos advierte que el sitio donde se colocará:

 

«1.- Es un sitio extremadamente sucio, abunda el polvo y la suciedad y fauna nociva: ratas, víboras, insectos de todo tipo. Extremadamente seco (cuando no llueve).

 

2.- Ahí se encuentra ubicado el transmisor y antena de Radio AM y FM, por lo tanto hay un campo magnético que borrará los contenidos de las cintas dentro de un plazo más o menos largo o corto, todo depende del estado físico de las cintas y casetes. 

 

3.- Esa es una zona de alto riesgo de inundaciones.»

 

Si este material no es re ubicado en un lugar libre de humedad, de plagas y de radiaciones, lo perderemos para siempre.

 

Parece ser que por alguna razón las autoridades universitarias en turno no tienen el menor interés de preservar materiales tan importantes y están privando a las nuevas generaciones, de la oportunidad de escuchar y consultar todos estos archivos, ya sea como tema de estudio, como material didáctico, como sonografías para tesis y muchas cosas más, que al final del día, no solamente son parte de la historia Universitaria, sino también de la historia del Estado de San Luis Potosí y de la República Mexicana.

 

Hay que enfatizar, que una fonoteca es infinitamente más importante de lo que creemos, porque se da a la tarea, no solamente de hacer el resguardo de piezas y obras musicales (entre otras, conciertos y otros eventos que pueden ser invaluables e irrepetibles), sino también: discursos, conferencias y eventos que marcan la historia universitaria y del estado y el país: visitas presidenciales, discursos de gobernadores, discursos de presidentes municipales, de líderes, etc, así como programas especiales, donde diferentes personajes de toda la cultura potosina, han expuesto y hablado de su obra, y reflejado su talento.

 

Hablaría muy bien de las autoridades universitarias y que resguarda ese material en sitios adecuados, y se invirtiera en rescatar lo que ese material bien vale.

 

En el lamentable caso de que lo vayan a desechar, ojalá sea donado a alguna institución o asociación que pueda hacer un buen resguardo de él, en condiciones de seguridad para poder conservar este patrimonio, y no dejarlo en el abandono echándose a perder.

 

¿Serán capaces las autoridades de hacer semejante labor?

 

Esta historia… continuará (esperemos).

 

Alfonso Macías

 

Soy ludotecario de profesión, lo que quiere decir que trabajo adaptando juegos y actividades lúdicas en cursos y talleres, particularmente en temas de Desarrollo Humano. También doy asesoría personal o grupal en temas de Creatividad aplicada a la creación de proyectos de cualquier tema. Además, conduzco el programa de radio “La Hilacha Voladora” desde 2012 con lo cual me he especializado en temas de Educación Sexual, Derechos Humanos, Género y Diversidad.

 

Para cualquier duda, propuesta o aclaración, con gusto te responderé si me escribes a almaludica@gmail.com o sígueme en mi página de Facebook: www.facebook.com/alfonsoludico

 

Fuente: Macías, Alfono, “Las conquistas y el final de la historia”, Los Puntos de la Mariquita, San Luis Potosí, México 2018, http://redsl.mx/index.php/editorial/5737-las-conquistas-y-el-final-de-la-historia , (Consultado el 12 de Octubre 2018)

 

#InPerfecto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *