Editorial

¿COMO LE PONEMOS AL NIÑO?

#InPerfecciones

En librerías y supermercado se venden libros con el significado de nombres de niños  para quienes van a ser padres, quizá sea una buena técnica hacer uso de una herramienta así para ponerle nombre al nene llamado USMCA.

 

Carlos Rosas C.   

carlos.rc@inperfecto.com.mx

 

Una vez que el pasado 1 de octubre se anunciara alegremente “habemus acuerdo” cuando Canadá y Estados Unidos se terminaron de jalar la cobija con el tema de la revisión del ahora extinto TLCAN para convertirse en el trabalenguas que tiene por acrónimo USMCA que a todos dejó con cara de “what” ya no tanto por el cómo se pronunciará la cosa esa que tanto dicen nos va a beneficiar a los países “hermanos” de américa del norte, sino, por los contenidos que Guajardo y compañía –incluido Marcelo Ebrard- muy sonrientes y de manera muy amable anunciaron que ya se habían firmado después de un sesudo análisis y chasqueo de dedos de parte de Mr. Donald Trump antes de que cambiara de parecer.

 

Ahora lo que tiene importancia para el presidente electo es como ponerle al niño porque como que el nombrecito con el que nació el nene no goza de la popularidad esperada y se ha iniciado una campaña a manera de ensayo de consulta para elegir el nombre que exprese de manera muy puntual el nombre y apellidos de un acuerdo o tratado o pacto o como sea que se pueda llamar sin tener el análisis ni el conocimiento sobre qué fue lo que firmaron al cabo de esas reuniones, sin embargo, ya podemos pasar a votar por el “TEUMEUCA” o “TMEC” o ninguna de las anteriores, lo malo es que no hay una cuarta opción donde se pueda proponer el nombre y hacer uso de los adjetivos calificativos que le pusieran algo de sabor al tema, algo así como “TCHINGAS” o “TJODES”, porque si no conocemos cuáles serán los alcances del dichoso acuerdo el nombre con el que se ensarten comercialmente a México es lo menos importante.

 

Al menos esa importancia que se le da al nombre que deberia tener el USMCA, también se le está dando a la competencia entre el NAIM -espero no se haga una encuesta para cambiarle el nombre- y el aeropuerto en Santa Lucía que en un nuevo episodio de la exitosa novela “organíza tus ideas porque yo no puedo”, Gerardo Ruíz Esparza salió a desmentir al presidente electo López Obrador sobre el “spot” publicitario que según el mensaje transmitido por AMLO debía suspenderse ya que son más cosas buenas que malas las que hacen muy conveniente Santa Lucía para edificar el aeropuerto que salvará de la catástrofe aeroportuaria al país, de modo que Ruíz Esparza respondió de manera firme que la “instrucción” fue diferirlo y no bajarlo, una más de la otra novela “pónganse de acuerdo”.

 

Total que para no aburrirme con estas nimiedades de cambios de nombre y desmentidos, me puso muy animado la noticia de que Pemex –la gran empresa nacional que administra “nuestro” petróleo- ha encontrado siete yacimientos en Campeche y Tabasco que estarán asegurando una producción de 180 millones de barriles de crudo a las reservas del país, con lo que podremos respirar muy tranquilos porque ahora si segurito que como lo dijo Enrique Peña, “no habrá más gasolinazos”, ojalá y no vayan a salir a desmentir semejante hallazgo.

 

#InPerfecto

Compartir
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *