1968

El pescador aventurero del Golfo de México, Chanoc.

 

1968, EN LA MEMORIA DE MÉXICO

Los cómics mexicanos a lo largo de la historia siempre han sorprendido a las personas en todas las épocas, y el cómic que veremos hoy no será la excepción.

 

Marto GoAg

martogoageek@inperfecto.com.mx

 

El 15 de Octubre de 1959, a punto de entrar a la década de los 60 Martín de Lucenay, escritor de profesión en conjunto con el dibujante Ángel Mora presentaron la idea de una historieta la cual tuviera lugar en Ixtac, un pequeño pueblo del Golfo de México la cual tuviera una trama cómica y de aventuras, esto se pidió a la Editorial “Publicaciones Herrerías” la cual le dió luz verde casi de inmediato siendo su primera publicación el 15 de octubre de 1959.

 

Martín Lucenay, tenía una propuesta cinematográfica antes de la propuesta del cómic, la cual fue rechazada, pero después traería a la vida  el cómic conocido como “Chanoc” el cual apenas el 15 de octubre del 59 costaba tan solo 1 peso, y contaba con 32 páginas a color, desafortunadamente Martín sólo pudo completar aproximadamente casi 20 historietas cuando lamentablemente falleció, pero aún así esto no detuvo el proyecto ya que el escritor Pedro Zapiain Fernández, continuó con la línea ya trazada por el autor pasado.

 

 

A pesar de esto las personas que leían la historieta lo relacionaban demasiado con Tarzán debido a que ambos vivían en un lugar boscoso y ambos eran muy salvajes en esa cuestión, así que tanto Pedro Zapiain como Ángel Mora cambiaron poco a poco la trama y se incluyó a otros personajes lo que le dió paso a evolucionar a Chanoc y darle un nuevo sello a la tira cómica, con aventuras que llamaban mucho la atención y también con un poco de humor.

 

Chanoc nos pone en los zapatos de un hombre que creció en las selvas de México, es algo así como “Que hubiese pasado si Tarzán nacía en México” e incluso ya más grande era capaz de matar jaguares, pero en la historia aparece un viejito el cual responde al nombre Tsekub, a cual lo llaman como la momia Azteca, el afirmó ser el padrino de Chanoc, y aunque éste no le cree completamente, pero se lo lleva a la civilización en donde aún era un pueblo llamado Ixtac, lugar donde Chanoc se volvió pescador, pero aún así Chanoc no podía dejar su vida de aventurero así que se dedicaba también a buscar aventuras e incluso crímenes, luchaba contra animales que comían hombres, tiburones, jaguares e incluso contra bandidos entre otros.

 

 

Tsekub a pesar de ser tan viejo y delgado era capaz de pelear, aunque era un poco rabo verde ya que perseguía a las mujeres jóvenes, aunque él mismo era perseguido por 2 mujeres que eran demasiado “gordas” (Por favor no se enojen, no lo puedo poner de otra manera).

 

También uno de los personajes que fue importante es, Patapalo, el cual era un hombre con un solo pie y su otro pie era una pata de palo, que es como la competencia de Tsekub, e igual había caníbales que se querían comerse a Tsekub (pobre Tsekub).

 

 

El cómic llegó a ser tan famoso que tenía especiales de deportes, como fútbol, básquetbol e incluso llegó a tener una película y una aparición con el Santo, y algo rescatable de este cómic es que todos los nombres aquí son de origen Maya, como por ejemplo Chanoc el cual porta el nombre de una entidad Maya que debido a su color distintivo, es la razón por la que Chanoc siempre vestía de rojo.

 

#InPerfecto

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *