Especiales #InPerfecto InPerfección Principal

Más sabe Bartlett por viejo que por ¿…?…  De la derecha a la izquierda.

#Política

La experiencia hace al maestro, sin duda el sorpresivo nombramiento de este viejo lobo de mar representa la obviedad de su presencia estratégica en la campaña de Andrés Manuel López Obrador.

 

Redacción InPerfecto

redacción@inperfecto.com.mx

 

Parafraseando a Don Marcelo Ebrard, “virtual” Secretario de Relaciones Exteriores, la introducción se explicará por sí misma.

 

1988, es la 1:50 de la mañana del 7 de julio y -citando a Manuel Bartlett- señala que los tres candidatos – Cárdenas, Clouthier  e Ibarra- “han violado la más elemental norma de civilidad política” con imputaciones no sustentadas y que no corresponden a lo que ha vivido el país.

 

La caída del sistema de cómputo electoral persigue como herpes al ahora nombrado “virtual” secretario de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett Díaz que paradójicamente -por  el acrónimo- en 1988 presidió la Comisión Federal Electoral. La experiencia hace al maestro, sin duda el sorpresivo nombramiento de este viejo lobo de mar representa la obviedad de su presencia estratégica en la campaña de Andrés Manuel López Obrador que ahora lo apresta a una tarea donde más sabe Bartlett por viejo que por…¿?

 

Fue el día de ayer, al medio día, cuando el futuro presidente de México, Don Andrés Manuel López Obrador, desde sus oficinas y en conferencia de prensa presentó a los nuevos integrantes de su gabinete, Rocío Nahle como Secretaria de Energía y subsecretario a Alberto Montoya; Octavio Romero Oropeza como Director de Pemex y en tiempo y forma va a ser nombrado a Manuel Bartlett Díaz como Director de la Comisión Federal de Electricidad y en la subdirección General de CFE a Carlos Morales Mart; Luis Abelardo González como coordinador de las políticas de energía renovables.

 

Algunas de las designaciones eran conocidas ya, como la de Rocío Nahle, otras, como el sorpresivo destape de un político de 82 años, ex secretario de Gobernación de la administración de Miguel de la Madrid, hablamos de Manuel Bartlett Díaz.

 

 

El conocido político que tuvo a su cargo a la Secretaría de Gobernación, tuvo a su bien ser el Presidente de la Comisión Federal Electoral, en las elecciones presidenciales de 1988, donde se acusa a él directamente de operar el fraude electoral.

 

A palabras de Elías Chávez del especial de la revista Proceso de su especial “40 años haciendo historia, 1976-2016” relatan lo siguiente:

 

“…Porfirio Muñoz Ledo plantea a Bartlett que ningún partido deberá festejar la victoria, en tanto la CFE no dé resultados oficiales. Bartlett dice que sí, que así debe ser, pero que él no puede impedir a ningún partido, ni ordenar a nadie que no cante victoria. Heberto Catillo pregunta en qué consiste el problema del sistema de cómputo. Bartlett explica que se habían instalado líneas telefónicas para un sistema de cómputo con un programa muy elemental, un sumatorio, y que al empezar a funcionar el sistema se bloqueo porque eran insuficientes los 160 teléfonos que había. Agrego que ya había organizado otro sistema con 300 líneas, pero que no empezaba a funcionar porque llegaron los 3 candidatos <Cárdenas, Clouthier e Ibarra>, y sus acompañantes y le habían interrumpido su trabajo. Heberto Castillo le preguntó cómo es que se habían bloqueado los 160 teléfonos si no había llegado ninguna información, que con que se habían bloqueado. Bartlett dijo que se habían bloqueado con las llamadas de los comisionados de los partidos, que se comunicaban mucho a provincia. Castillo alego que eso francamente no era posible. Bartlett dijo que entendía su suspicacia, pero que así era, y que ahora si iba a funcionar el sistema. Los tres candidatos insistieron en una petición: que Bartlett dijera, públicamente, que no tenían ningún aval oficial las cifras y la victoria que esa noche iba a proclamar el PRI.

Una hora y diez minutos duró la reunión.

Al salir del despacho, Rosario Ibarra leyó, en nombre de los tres candidatos, el documento entregado a Bartlett. Y anunció que los tres se volverían a reunir para emitir un nuevo pronunciamiento conjunto.

Bartlett había convocado a continuar la sesión a las diez, pero a las 12 de la noche seguía sin presentarse en el salón Revolución.

A las doce con diez, Patricio Chirinos y otros 5 comisionados del PRI se retiran. El sistema computarizado de información sigue “caído”. A la 1:35 la voz de Jorge de la Vega Domínguez hace realidad los temores de la oposición: ‘el triunfo rotundo, contundente, legal e inobjetable’ de Carlos Salinas de Gortari es proclamado por el líder del PRI, cuya voz e imagen reproduce un pequeño televisor a la entrada del salón Revolución. Esta maniobra irrita a los comisionados de la oposición en tanto que los del PRI en vez de alegrarse, acentúan su palidez.

A la 1:50 llega Bartlett y reanuda sesión. Informa de la audiencia con Cárdenas, Clouthier e Ibarra y del documento que le entregaron ‘con imputaciones no sustentadas’ y que ‘no corresponden a lo que ha vivido la nación en las últimas horas’. Acusa a los tres candidatos de violar ‘la más elemental norma de civilidad política’ y de ‘brincar por encima de la ley, (porque) aún sin haber concluido la última fase de la elección, declaran ante propios y ajenos que este proceso ha sido ilegal’.

Todo el discurso de Bartlett es transmitido en vivo, por televisión oficial y privada. Cuando termina de hablar pide la palabra Juan de Dios Castro (PAN), que refuta, punto por punto, el discurso de Bartlett pero ni una de las palabras del panista es transmitida por televisión.”

“… Efraín Calvo (PRT), también rechazó el triunfo anunciado por de la Vega y calificó de ‘vil maniobra’ la supuesta ‘caída del sistema de cómputo’. Y preguntó: – ¿Por qué en las computadoras de aquí hubo problemas y en las del PRI no?’ ¿Acaso el PRI tiene más y mejores recursos que el Gobierno Federal?

Los comisionados del PARM, Adolfo Bolaños, y del PDM Roberto Calderón Tinoco, instaron a Bartlett a descalificar a de la Vega Domínguez:

-Diga Usted- le pedían a Bartlett- que aún no hay ningún resultado oficial y, por tanto, cualquier proclamo de triunfo no tiene validez.

Sumamente serio, Bartlett aguanta los reclamos y las críticas que fueron interrumpidas por la intervención del priista Jesús Murillo Karam:

-‘El documento presentado por los tres candidatos de oposición -afirmó- en una desesperada maniobra publicitaria para confundir a la opinión pública. El presidente de nuestro partido anunció el triunfo de Carlos Salinas, para que no progresara la maniobra publicitaria tan burda de esos tres candidatos que pretenden deslegitimar el proceso electoral. Y proclamamos nuestro triunfo con datos que legítimamente nos allegaron nuestros representantes en todos los municipios y en todos los estados de la República.”

 

Esta es la relatoría que acompaña al próximo titular de la Comisión Federal de Electricidad, una historia que será difícil de borrar, donde la promesa de la inversión de 175 mil mdp en su gestión, tirar la reforma energética y la construcción de refinerías, trataran de limpiar el nombre del Senador del PT, o ¿del operador del fraude del 88?

 

#InPefecto

Compartir
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *