Editorial Noticias pasadas

BOICOT Y MATRIOSKAS

#Editorial

Marzo 8, 2018

 

Carlos Rosas C.

carlos.rc@inperfecto.com.mx

 

Diagonal de la muerte o muerte súbita son términos del argot futbolístico que escuchamos con frecuencia y ya que se encuentra a la vuelta de la esquina el mundial de la especialidad en Rusia, de manera casi insospechada nos topamos con que antes de futbol hay política internacional que se ve inmiscuida en lo deportivo y como penalti en tiempo de compensación de un partido de semifinales la turbulencia global se pone ruda para los aficionados que viven la intensidad de las relaciones internacionales.

Este martes 6 de marzo durante una comparecencia urgente el ministro del exterior británico Boris Johnson sentencio de manera tajante –Aviso a todos los gobiernos del mundo que ningún intento de cobrarse una vida inocente en el Reino Unido quedará sin castigo ni sanción- ¿el motivo? El probable envenenamiento de Serguéi Skripal y su hija Yulia que se encuentran en estado critico luego de desvanecerse en un centro comercial de la cuidad de Salisbury. Serguéi Skripal es un ex doble agente ruso que colaboró con el servicio británico MI6, descubierto y procesado por alta traición en Rusia en 2006 y liberado en 2010 durante el intercambio de espías rusos expulsados de Estados Unidos, algo así como el intercambio de estampas para llenar el álbum del mundial. El ex coronel del espionaje militar ruso vive muy serenamente en el Reino Unido que le dio asilo por su invaluable servicio a la corona británica hasta el pasado 4 de marzo cuando se dio el fatídico suceso.

Boris Johnson señaló que será difícil ver a Reino Unido en el mundial de futbol abriendo la posibilidad de boicotear la justa a celebrarse en el país de las matrioskas en caso de comprobarse la responsabilidad rusa en el ataque, aspecto que me llevo a pensar en la onírica posibilidad de que Italia el gran ausente tomara su lugar si es que el equipo de la rosa fuera otro gran ausente de la competencia, sin embargo lo que resulta delicado es el tratamiento que se le ha dado al tema cuando vemos declaraciones como las de Tom Tugendath presidente del comité de relaciones exteriores británico cuando señala que -este asunto tiene todos los distintivos de un atentado ruso- teniendo como precedente el año de 2006 cuando Alexander Litvinenko otro ex espía ruso muere en Londres tras ser envenenado con Polonio 221.

Nos encontramos ante una postura donde abundan las inconsistencias de índole moral ya que por un lado el severo llamado a no dejar sin castigo ningún intento de asesinato parece correcto de hecho es muy loable, sin embargo como siempre la doble moral inglesa tan puntual y tan correcta que como integrante de la OTAN se encarga de llevar la paz y la democracia a los países que se resisten a entender que la paz de la OTAN es única y verdadera, de ello podrán dar cuenta Bosnia, Serbia, Irak por mencionar algunos, donde los intentos de cobrar vidas inocentes no quedaron en intentos, efectivamente fueron vidas inocentes que pagaron el precio de la paz Inglesa y sus cuates sin que nadie piense ni por asomo boicotear a la reina, y ahora resulta que se ven muy agobiados por la vida de un ex doble agente que les ha servido y que tan misericordiosamente acogieron en su regazo.

¿Terrorismo ruso? ¿Qué diferencia tiene un ataque de la OTAN? Si entre unos y otros intercambian armamento e inteligencia militar para instaurar sistemas de gobierno a modo donde financieramente exista mercado para sus negocios. Vale la pena reflexionar a fondo porque no es el mundial de futbol lo que esta en juego, lo que esta en juego es la raquítica estabilidad mundial.

#InPerfecto

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *