Especiales #InPerfecto

El Fin del Caudillismo 

#EspecialesInPerfecto
Un personaje emblemático de la Revolución es Plutarco Elías Calles, considerado como “Jefe Máximo de la Revolución”, fue el único capaz de desaparecer el caudillismo pero ¿Como? 

 

Marto GoAg / @MartoGoAg
martogoageek@inperfecto.com.mx

 

La Revolución Mexicana fue una guerra la cual fue conformada casi en su totalidad por personalidades conocidas como “Caudillos”, tanto así que sus personajes más recordados son Zapata y Francisco Villa, sin embargo, los caudillos causaron estragos en el país, y su presencia causaba miedo no solo en la gente, si no en los gobiernos entrantes. 

 

Desde Francisco I. Madero entró a la presidencia de México, trato de desaparecer estas figuras, ya que su presencia en México significaba que en cualquier momento podrían levantarse en armas nuevamente en contra del Gobierno, cosa que paso contra su Gobierno, y debido a su entrenamiento, su gran cantidad de miembros, y a la gran tenacidad y estrategia de sus líderes, era muy complicado de combatirlos, en donde incluso Estados Unidos tuvo problemas al enfrentar a Francisco Villa. 

 

Sin embargo, esta imagen del Caudillo, fue destronada, por un personaje sumamente importante, tanto en la Revolución como en el México después de la Revolución, Plutarco Elías Calles, conocido como el “Jefe Máximo de la Revolución”, quien ocupó el cargo de presidente, en México y se le atribuye a él la desaparición del caudillismo. 

 

Al final del Gobierno de Calles, Álvaro Obregón se convirtio en candidato para la presidencia, sin embargo, su muerte el 17 de julio de 1928, a manos de José de León Toral, un fanatico religioso el cual argumentaba que Obregón traeria una política anticlerical, sin embargo, se cree que Calles provocó este asesinato, sin embargo, gracias a la muerte de uno de los personajes mas emblematicos de la Revolución surgió una crisis política. 

 

 Por un lado, la gente había tomado a Obregón como un símbolo de unidad nacional debido a lo que la revolución representaba para todos, y por otro lado, la mayor parte del ejército liberal era obregonista, y se hablaba de un posible levantamiento armado, sin embargo, los diferentes grupos obregonistas, tomaron diferentes posturas sobre lo que se debía de hacer. 

 

Sin embargo, Calles logró obtener de esta crisis política una oportunidad, convocando a todos los jefes militares para discutir quién tendría la presidencia de México, siendo Emilio Portes Gil, un candidato que agradó a todos, tanto callistas como obregonistas. 

 

Sin embargo, poco a poco, la historia daría a conocer que esto fue una farsa, ya que el gobierno de Portes Gil fue una fachada para que Calles pudiera seguir gobernando, pero esto es tema para otra ocasión. 

 

Asi que con la muerte de Alvaro Obregón se dió por finalizado este periodo en el cual diferentes caudillos de la Revolución ocuparon la presidencia de México. 

 

#InPerfecto 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *