Cultura

INDEPENDENCIA DE MÉXICO

#Cultura
En la madrugada del 16 de septiembre de 1810 MIGUEL HIDALGO Y COSTILLA da el “GRITO DE DOLORES” y es cuando da inicio la  GUERRA de INDEPENDENCIA DE MÉXICO

 

 

Raúl “TLAHUILCUAUHTLI” González
raul.glz@inperfecto.com.mx

 

CUALLI TLANEZI (BUEN AMANECER)

 

En la madrugada del 16 de septiembre de 1810 MIGUEL HIDALGO Y COSTILLA da el “GRITO DE DOLORES” y es cuando da inicio la  GUERRA de INDEPENDENCIA DE MÉXICO, esto aconteció en la población de DOLORES, hoy llamada DOLORES HIDALGO, Gto. Junto con  IGNACIO ALLENDE, JUAN ALDAMA y JIMÉNEZ, se dirigió a la población para levantarse contra la Nueva España… para lo cual el  padre hizo tocar la campana de la parroquia.

 

No sabemos cuales fueron las palabras precisas con las que el PADRE HIDALGO se dirigió al pueblo para iniciar la GUERRA de INDEPENDENCIA, hay varias versiones, se las comparto:

Manuel Abad y Queipo (1810):

“¡Viva nuestra madre santísima de Guadalupe!

¡Viva Fernando VII y muera el mal gobierno!”

 

Diego de Bringas (1810):

“¡Viva la América, ¡viva Fernando VII,

¡viva la religión y muera los gachupines!”

 

Anónimo (1810):

Recopilado por Ernesto Lemoine Villicaña:

“¡Viva la religión católica!,

¡viva Fernando VII!,

¡viva la patria y reine por siempre

en este continente americano,

nuestra patrona, la santísima 

Virgen de Guadalupe!,

¡muera el mal gobierno!

 

Juan Aldama (1811):

“¡Viva América!, ¡viva la religión

y muera el mal gobierno!”

 

Servando Teresa de Mier (1813):

“¡Viva Fernando VII y la Virgen de Guadalupe!”

 

Lucas Alamán (1840):

“¡Viva la religión!,

¡viva nuestra madre santísima de Guadalupe!,

¡viva Fernando VII!, ¡viva la América y muera el mal gobierno!”

A lo que el pueblo respondió:

“¡Viva la Virgen de Guadalupe y mueran los gachupines!”

FUENTE: WIKIPEDIA La enciclopedia libre

 

Se han preguntado porque si el Grito de Dolores se dio en la madrugada del 16 de septiembre, ¿por qué? Se celebra el 15 de septiembre… ??????

Hay varias versiones… ¿las quieren oír?

 

La primera vez que se conmemoró el 16 de septiembre fue en un edificio conocido como El Chapitel, en Huichapan, Hidalgo, el 16 de septiembre de 1812, por el general Ignacio López Rayón. Los festejos iniciaron al alba con una descarga de artillería y una vuelta general de esquilas. Luego, López Rayón asistió a una misa con su escolta y una compañía de granaderos. Después tuvo lugar el militar asistió a una “serenata, compitiendo entre sí dos músicas, (que) desempeñaron varias piezas selectas con gusto de S.E. y satisfacción de todo el público”.

 

Después José María Morelos, en uno de los veintitrés puntos que conforman sus Sentimientos de la Nación, propuso al Congreso de Chilpancingo que en la Constitución en la que por entonces se trabajaba “igualmente se solemnice el día 16 de septiembre todos los años, como el día aniversario en que se levantó la voz de la Independencia y nuestra santa Libertad comenzó, pues en ese día fue en el que se desplegaron los labios de la Nación para reclamar sus derechos con espada en mano para ser oída; recordando siempre el mérito del grande héroe, el señor D. Miguel Hidalgo y su compañero Don Ignacio Allende”. Finalmente, se declaró el 16 de septiembre como día de fiesta nacional en la Constitución de Apatzingán; medida que fue ratificada por los congresos constituyentes de 1822 y 1824.

 

En 1825 fue la primera ocasión en que el 16 de septiembre tomó forma de fiesta nacional. Las autoridades de la Ciudad de México publicaron un bando en el que se pidió a los ciudadanos iluminar sus casas, ventanas y balcones con cortinas, flámulas y gallardetes. El presidente de la República, Guadalupe Victoria, recibió felicitaciones de diplomáticos y corporaciones eclesiásticas y civiles. Después se efectuó un desfile que llegó a Palacio Nacional. Por la tarde se realizó un paseo en la Alameda y bailes de cuerda, en los que participaron músicos militares. Por la noche hubo fuegos artificiales.

 

Los primeros gritos tenían un carácter a un tiempo cívico y religioso, ya que participaban tanto las autoridades políticas como las eclesiásticas. El escritor Luis González Obregón señala que “los días 17 (de septiembre) era costumbre celebrar en nuestra gran Basílica una misa de gracias por los héroes muertos. La fiesta del 16 tomó un carácter enteramente laico a partir de 1857”. La celebración se suspendió en 1847, durante la Intervención estadounidense en México, aunque “en muchas poblaciones de la República el Grito fue conmemorado dignamente”,​ Durante la Segunda Intervención Francesa en México, Maximiliano de Habsburgo oficializó la celebración. En 1864 se trasladó a Dolores, donde dio el Grito desde la ventana de la casa de Hidalgo.

 

Aunque existe la versión popular de que Porfirio Díaz decretó adelantar el grito un día para que coincidiera con su onomástico, la primera vez que se conmemoró el 15 de septiembre fue en 1824, con una serenata frente a Palacio Nacional y una velada en la Universidad. Según el Primer calendario liberal, arreglado al meridiano político de la Federación para el año 1852, las ceremonias del día 15 siguieron celebrándose, pues ese año hubo repiques, función patriótica de teatro y salvas de artillería. Incluso el propio Benito Juárez, en plena huida durante la intervención francesa, dio un emotivo grito la noche del 15 de septiembre en la hacienda de San Juan de la Noria Pedriceña, en Durango.

FUENTE: WIKIPEDIA La enciclopedia libre

 

Como ven hay varias versiones, cual es la verdadera… no lo sabemos, pero lo que sí se, es que este 15 de septiembre vamos a celebrar desde nuestras casas estas FIESTAS PATRIAS, y yo los invito a gritar desde lo mas profundo de nuestro ser…

 

¡¡¡VIVA MÉXICO!!!

 

 

#InPerfecto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *