Editorial

¿INVESTIDURA PRESIDENCIAL?

#InPerfecciones
El presidente humanista nos recordó un detalle  “Los delincuentes también son pueblo y merecen respeto”.

 

 

 

Cruz Hernández Sánchez / @IamMillennial_
cruzhendez@gmail.com

 

 

El presidente humanista nos recordó un detalle  “Los delincuentes también son pueblo y merecen respeto”.

 

Con un simple acto el presidente de la república dejó en claro sus prioridades, el pasado 29 de marzo López viajó hacia Badiraguato, Sinaloa para supervisar avances de infraestructura, justamente el día del cumpleaños de Ovidio Guzmán, hijo del Chapo Guzmán, entre especulaciones y rumores solo algo es concreto, el mandatario de un país inmerso en la violencia por culpa del narcotráfico tuvo la cordialidad de saludar a la madre de uno de los capos más peligrosos de México, el mismo que fue capturado por U.S.A el hermano mayor del norte (ya que en México logró fugarse varias veces).

En la mañanera del lunes 30 de marzo, ante los cuestionamientos de los medios su salida fue fácil, divagar entre las preguntas para caer en el ya gastado discurso de siempre,  “La corrupción, los conservadores o la oposición es la culpable”

“Me dijeron que estaba ahí, que quería saludarme. Me bajé de la camioneta y la saludé. Es una señora de 92 años y ya dije, la peste funesta es la corrupción no un adulto mayor que merece todo mi respeto“, concluyó.

 

El mismo individuo que se preocupa tanto por cuidar  la investidura presidencial que negó una visita a la familia LeBaron después de una tragedia que sacudió 2 naciones, hoy se codea con el narco, el mismo individuo que no recibió al activista Javier Sicilia para discutir temas sobre seguridad, hoy se reúne con los responsables del problema, el mismo individuo que se negó a recibir estudiantes para escuchar sus peticiones, hoy tiene sus oídos abiertos hacia otras voces.

 

Por otra parte están está el acto de minimizar el acontecimiento, con una actitud despreocupada y la cara en alto el presidente sostiene que saludar a la madre del capo más grande de Sinaloa, no es algo para alarmarse, “Es la hipocresía del conservadurismo,un gobierno conservador que negoció con el hijo de la señora, ¿y no dicen nada? De veras que son hipócritas, esa es la verdadera doctrina del conservadurismo, la hipocresía”, afirmó.

 

 

#InPerfecto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *