Sexualidad

Al calor de las noches de fin de semana.. diversión con pasión.

#Sexualidad
Las noches calurosas hacen sudar a los cuerpos, y se requiere un poco de creatividad y las exitantes palabras de Ricardo Martín Lemes harán subir aún más la temperatura, y la segunda película de una trilogía de Bigas Luna, disfrutalo…

 

Rosario Aguilar / @rosariogaguilar
rosario.aguilar@inperfecto.com.mx

 

Dar la bienvenida a junio, mitad del año y que mejor con un fin de semana entre calor, lluvia, imaginación, tú, en compañía o la rica soledad, aprender a disfrutarse en cada momento de la vida. Ricardo Martín Lemes como cada semana nos excita con sus candentes palabras y seduce nuestros sentidos, disfrutalo, seguimos con Bigas Luna y sus películas, espero las disfrutes y nos cuentes que te pareció.

 

La poesía

 

*Del calor de mi brindis*

 

A la deriva del viento,

Rodeado de rubias arenas,

Las horas caen una tras otra ante el verdor del desierto de tus ojos,

Ya ni la luna puede evitar el vértigo

que me produce esa infinita mirada a pesar de tocarla con el pensamiento,

Cómo un cielo preñado entre ilusiones y deseos,

Donde la caricia subyuga a la palabra no dicha,

Mujer que brotas como una gota de agua en mi árido desierto,

Eco flotante de mis noches,

Donde atravieso túneles y tu tembloroso puente flotante sobre el abismos de tus senos,

Más entre las miradas cómplices,

Nuestras bocas boyantes se aman sin tregua,

Endulzando el silencio ensordecido con el jugar de nuestras lenguas,

Labios ardientes,

Labios que se queman con la tinta de mis letras,

Más ver tus manos alzadas hacia el porvenir que alumbra el poniente de mi hombría,

Pura algarabía al sentir tus labios ardientes haciéndome entre tu boca gimiente,

Grande y valiente,

Más agasajada y erecta entre tu lengua,

Mi bondadosa hombría mese tu boca hasta rellenarla del calor de mi brindis.

 

Ricardo Martín Lemes

Derechos de Autor ©️

La Palma, Islas Canarias

 

*Sedienta mi boca*

 

Luminosa como el cálido aire,

Yo,… ladrón de tu mar,

Disfrazado de brisa recorro tu cuello,

Te huelo…mm mm,

Te beso…ufsss,

Te muerdo despacio,

Tú…como semilla desnuda arqueas tu primoroso cuello jadeante de jazmín,

Embobado caigo en delirios de hombre,

Mientras la luz del estío alumbra el manjar de tu primulo beso,

Mis manos hambrientas recorren el camino lentamente,

Lentamente por donde tus propias manos me conducen hasta tu cima,

Tú labios color rojizo coral invitan a saborear el néctar de tu boca,

Labios como pétalos con forma de corazón en mis jugosos,

Labios sedosos con sabor a dulce caramelo,

Juntos son como témpano de hielo en verano goteando tus sabores en mi boca amada,

Al abrirlos al beso de mi boca dejan al descubierto una cascada de perlas de estrellas,

Labios encarnados,

Labios en una boca donde caigo seducido,

Más…, siento la necesidad de un beso interminable,

De esos de orilla,

Mojándonos las almas,

Y tú cabello…

Tú cabello revuelto de flores amarillas,

A mirra huelen tus bravías gemelas mientras mis labios las recorren al juego,

Tobillos llenos de jable y algunas perlitas de verde olivina pegadas en cada una de tus peligrosas curvas,

Donde mis besos se llenan de los colores de tu luz pura,

Luz clara y tibia en tus ojos,

Honda flor en tu monte donde las aguas florecen al delirio de mis labios,

Es tan puro tus cantares que mi boca se deleita a cada gemido escapado de tu boca,

Ladrón de tu mar soy,

Ladrón de los besos de tus besos,

Donde te muerdo despacio,

Donde sedienta mi boca se sienta en el brocal de tu fuente.

Ricardo Martín Lemes

Derechos de Autor ©

Lanzarote Islas Canarias España

 

Película

 

Huevos de oro.

Fecha de estreno: 24 de septiembre de 1993 (1h 32min)

Dirigida por: Bigas Luna

Reparto: Javier Bardem, Maria de Medeiros, Maribel Verdú más

Género: Drama

Paises Italia, España, Francia

 

SINOPSIS

Película no recomendada a menores de 18 años

Huevos de oro es una historia sobre la ambición y hasta donde te puede conducir esta. Benito González (Javier Bardem, ‘Jamón, jamón’) acaba de terminar la mili y cree que nada puede interponerse entre él y sus dos grandes sueños: casarse con su novia, María (Maria de Medeiros, ‘Pulp Fiction’, ‘Airbag’) y construir un rascacielos como símbolo de la riqueza acumulada. Sin embargo sus planes se truncan cuando descubre que su novia le ha sido infiel y anula la boda.

 

Durante un tiempo, se ve los vaivenes de Benito, hasta que, por suerte, consigue casarse con Claudia (Maribel Verdú, ‘Amantes’) la hija de un rico banquero, un enlace que le permitirá cumplir al menos su segundo objetivo. O eso es lo que piensa. Su ambición descontrolada y su filosofía de los dioses, según la cual estaría predestinado por naturaleza a dos de todo: mujeres, casas, coches, etc…, le harán perder el rumbo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *