Sexualidad

Entre el plato y la cama los une el amor.

#Sexualidad

Comerte, probarte, saborearte, disfrutarse  en pareja, es parte del plan y en la comida es importante para ser feliz y haces feliz a quien está a tu lado.

 

Rosario Aguilar

rosario.aguilar@inperfecto.com.mx

 

El placer no solo de degusta en el cuerpo del compañero o compañera, es el complemento ideal para asegurar un encuentro espectacular, la gastronomía erótica, o bien le puedes llamar científicamente afrodisíacos, que le da el toque mágico de la buena comida y el toque especial al amor.

Los afrodisíacos son como las brujas: no hay que creer en ellos, pero que los hay los hay. Porque no hay mejor relación que la que hay entre la comida y el sexo. De hecho, el estudio de las virtudes estimulantes de ciertos alimentos ha estado presente a lo largo de la historia del mundo, tanto como los mitos y las leyendas.


El mito de los afrodisíacos se le atribuye a la diosa romana del que proviene su nombre, Afrodita.

Un alimento que estimule la líbido y aumente la capacidad sexual, puede ser cualquier manjar natural, fresco, sano y atractivo a la vista, al olfato y, por supuesto, al gusto, aunque todo esto no signifique que sus efectos tengan que ser iguales para todos. Sin ningún  misterio, el mejor afrodisiaco es el amor que le pones a la comida y a la persona, bien aderezado, la imaginación y el sentido del humor es fundamental para el éxito del plato.
Esta semana no sólo compartiremos la importancia de pobre el toque exótico en el amor, te daremos pequeñas recetas para que los practiques y los pruebes ya nos contaras que tal el resultado.


Delicioso queso con uvas y miel.
También llamada néctar de Afrodita, la miel es un alimento con un alto valor energético y contenido de vitaminas B y C que estimulan la producción de hormonas sexuales. Asimismo, es un alimento que se absorbe muy rápidamente en el organismo, ya que está anteriormente digerida por las abejas, lo que hace que sus efectos se noten con rapidez.

Ingredientes:

-1 Racimo de uvas
-1 Paquete de galletas de botana.
-Miel
-Queso Curado

 

Receta:

Corta las uvas por la mitad y el queso en pequeños trozos. Colocamos el queso en los biscotes, y encima añadimos los trozos de uva que rociaremos con una pizca de miel.

 

#InPerfecto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *