Arquitectura InPerfección Principal

NUESTRO HOGAR, UN RECORRIDO POR EL MUNDO Parte 5

#Arquitectura
Estos tesoros de la arquitectura tradicional poco a poco han ido adquiriendo relevancia internacional. De hecho, se han convertido en importantes símbolos para las etnias.

 

 

Carlos Rosas C / @CarlosRosas_C
carlos.rc@inperfecto.com.mx

 

John May ha realizado un trabajo extraordinario en su publicación “CASAS HECHAS A MANO Y OTROS EDIFICIOS TRADICIONALES”, continuemos en esta entrega conociendo éste gran trabajo, sobre edificios de Europa y Eurasia dentro de ésta serie dedicada a “NUESTRO HOGAR, UN RECORRIDO POR EL MUNDO”.

 

EDIFICIOS DE EUROPA Y EURASIA (parte 5)

 

IGLESIAS DE MADERA

 

Las iglesias de madera del centro y el este de Europa ocupa una extensa área que comprende el norte de Rusia y Finlandia, Polonia, la República Checa, Eslovaquia, Rumania, Hungría, y loa Balcanes. Se construyeron de formas y estilos muy diversos, si bien comparten una serie de rasgos como cierta estructura básica y el uso de los troncos, con los que tambien se construían las viviendas. 

 

Existen tres variantes de iglesia de madera que se encuentran en Ucrania y en las regiones colindantes de Polonia y Eslovaquia: las de los pueblos boikos, lemkos y hutsules, originarios de las estribaciones de los Cárpatos.

 

Los boikos ocupaban grandes áreas de los Cárpatos ucranianos pero también zonas adyacentes, como el nordeste de Eslovaquia y el sudeste de Polonia. Los boikos de nuestros días se consideran ucranianos y la mayoría pertenecen a la iglesia grecolatina ucraniana. Los lemkos, según la Encyclopaedia of Vernacular Architecture, fueron <<en su día pastores de ganado nómadas que llegaron del este durante los siglos XVI y XV. En el siglo XIX cambiaron de modo de vida y adaptaron la agricultura y la explotación forestal>>.

 

Los hutsules son seminómadas y viven en un área que va del sudeste del territorio boiko a la parte rumana de los Cárpatos. Existe cierta controversia sobre su origen e identidad. Algunos dicen que hutsul procede de hotul, palabra rumana para “ladrón”, mientras que otros aseguran que proviene de kochul, que en eslavo significa “trotamundos”.

 

Las iglesias boikas se componen de tres naves separadas por una estructura de troncos y construidas siguiendo el eje este-oeste, cada una de ellas coronada por una cúpula. Las de los lemkos siguen esta misma estructura tripartita sobre el eje este-oeste. Las de los hutsules, aunque también siguen el mismo eje de orientación, constan de cinco naves, con la nave central cuadrada y estancias rectangulares de dos alturas que enlazan con aquella por los cuatro costados. 

 

Estos tesoros de la arquitectura tradicional poco a poco han ido adquiriendo relevancia internacional. De hecho, se han convertido en importantes símbolos para las etnias, cuyas identidades fueron neutralizadas durante el periodo soviético.   

 

PESEBRE ELEVADO Y COLMENA DE ESLOVENIA

 

Existen dos estructuras populares que se han convertido en importantes símbolos de la cultura eslovena: los pesebres elevados, o “kozolec”, y las colmenas, o “ulnjaki”. Los primeros no son exclusivos de Eslovenia, aunque se encuentran en un gran número en este país; las segundas adoptan una serie de mejoras en las técnicas apícolas y también son un importante vehículo de transmisión del folclore. 

 

El territorio de Eslovenia, un pequeño país que linda con Italia, Austria y Croacia, está salpicado de decenas de miles de kozolecs. Las primeras referencias escritas datan de 1689 y, aunque hoy en día se construyen con materiales modernos, todavía se consideran un símbolo nacional.

 

Según Burut Juvanec, de la universidad de Liubliana, <<se trata de la única arquitectura étnica de la que se tiene constancia>>.

 

La apicultura se practica en Eslovenia desde hace mas de seis siglos; las colmenas son unas construcciones de madera únicas que se rematan con una cubierta de paja o de tejas de madera y que forman parte indisociable del paisaje esloveno. Son estructuras que han ido evolucionando hasta convertirse en un refugio con numerosas colmenas en forma de marcos o cuadros móviles, ideados por el pintor y apicultor Anton Jansa, que se apilaban para forman bloques en la parte frontal.

 

La tradición de decorar los paneles de picea situados al final de los marcos con motivos religiosos, históricos o humorísticos era propia de una zona de Eslovenia pero acabo extendiéndose por todo el país. El panel pintado más antiguo que se conserva 1758; esta práctica tuvo su máximo esplendor entre 1820 y 1880, y se generalizó hasta el final de la primera guerra mundial. 

 

Se han registrados más de seiscientos diseños distintos, muchos de los cuales se conservan en el museo de apicultura de Radovljica. En la actualidad son muy valorados, y se consideran una de las manifestaciones artísticas más importantes del folclore esloveno. Hoy en día perduran muchas colmenas, de distintas formas y tamaños, al igual que coloridos marcos pintados con motivos modernos. 

 

 

 

#InPerfecto

 

FUENTE

 

CASAS HECHAS A MANO Y OTROS EDIFICIOS TRADICIONALES.

ARQUITECTURA POPULAR

PAGINAS 64, 65, 66 Y 67

AUTOR: JOHN MAY

EDITORIAL: BLUME

PRIMERA EDICIÓN 2011

ISBN: 978-84-9801-523-2

 

Compartir
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *