Editorial

Y, ¿el Ejecutivo Federal?

#InPerfecciones

A menos de dos meses de que termine el sexenio de Enrique Peña Nieto, ¿dónde está quien actualmente es el presidente?

 

Miguel Angel Millán Cancino

miangel.millan@inperfecto.com.mx

 

El pasado primero de julio las urnas se llenaron de color marrón, un marrón que muchos llaman voto de castigo, voto útil, voto democrático, voto por el ‘menos peor’, voto por la esperanza, voto por la cuarta transformación y más.

Ese día, al ganar en las urnas de manera legítima -parece ser-, alguien salió lastimado y con ganas de desaparecer del mapa, el problema es que al desaparecer deja a un país con enormes desventajas y con un sistema de ingobernabilidad impresionante donde parece ser que todos quieren ser presidentes de México, refiriéndome a los secretarios de Estado, quienes supongo que quieren perseguir algún futuro político, ya que no se están dejando morir y siguen trabajando alardeando de responsabilidad, misma que no mostraron los 5 años y medio anteriores en los que pudieron haber mostrado la presencia, porque ni energía ni buen gobierno es lo que les caracteriza.

 

Andrés Manuel López Obrador toma ventaja no solo en los carros electorales de territorios ganados o de escaños legislativos en mayoría obtenidos, sino que está viajando en una gira del agradecimiento donde los gobernadores de cada una de las entidades le rinden honor al renacimiento de la ideología juarista, sin embargo, al aceptar esos gobernadores los ofrecimientos dados por el futuro mandatario federal, van rezagando al presidente en turno, dejando de aparecer en los actos, en las fotos, en las noticias y solo se estima que quiera firmar el USMCA.

¿Cuál es el berrinche de Peña Nieto? Porque no creo que su coraje sea porque no ganó su partido ni ganó su candidato, eso se veía venir, era claro y no tenían oportunidades más allá de poder posicionar a Meade en los risibles comentarios editoriales de éste periódico y de muchos más, nacionales e internacionales.

 

No sabemos si Peña está enojado porque le vayan a tirar sus reformas o esté en riesgo su aeropuerto, o si el pacto para que él y su partido tengan vida haya sido ese, “ve desapareciendo y dale a AMLO unos cuantos meses más de gobierno desde la transición”, recibiendo a las comitivas internacionales, dándole acceso a todas las puertas y ofreciendo las llaves de todos los archivos no solo por el tema de la transición, sino por el tema de tener que ir desapareciendo poco a poco en donde solo tenga que protagonizar lamentables chismes sobre un divorcio o si se va a España u otros lados a vivir, el silencio de Peña nos hace pensar que los pactos acordados nos dejan en un escenario donde el nivel del debate que de por sí ya era mínimo, ahora desaparezcan manteniendo los focos encendidos únicamente en el hombre de tabasco que ofreció transformar al país.

 

Cuestiono la ausencia de Peña Nieto, porque no da respuestas, no asume sus responsabilidades y se le está dejando ir, tal cuál cómo cuando Duarte salió en helicóptero oficial de Veracruz para darse a la fuga. Muchos eran los delitos del ex gobernador de Veracruz, entonces, ¿cuáles deben de ser los de Peña Nieto que está obteniendo el permiso para poder desaparecer entregando un país en ruinas?

No sólo son los 43 de Ayotzinapa, son los maestros, la represión, los periodistas, las mujeres, la homofobia, la tibieza de un gobierno inestable.

 

Y, por último. ¿Se le juzgará por todas aquellas promesas de campaña que firmó y que no cumplió?

Que no se nos olvide su ridícula campaña de “Te lo firmo y de lo cumplo”, porque ya se va y parece que todos vemos esa huida sin que podamos decir nada, porque estamos enfocados en las 20 noticias de AMLO, las 15 del NAIM, las 10 que le responden a AMLO, las 5 de Graue, las 3 del huracán, las 2 de Claudia Sheinbaum y 1 de los ridículos del Congreso de la Unión.

Ojalá Peña Nieto nos de respuestas y no se vaya así como así, a mi no me interesa si es homosexual, si se divorcia, si va a cantar en un palenque o si hará porno francés, me interesa me rinda cuentas y no se vaya como uno más al mero estilo priista del que se sabe, saben jugar sucio, ¿AMLO habrá aprendido lo mismo mientras militó en el PRI?

 

#InPerfecto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *