Editorial

ESTADO DE ALUCINACIÓN

#InPerfecciones

El estado de shock de los partidos políticos les ha provocado un estado de alucinación que les hace hablar de humildad y congruencia, los especialistas de la psique deben estar frotándose las manos.

 

Carlos Rosas C.   

carlos.rc@inperfecto.com.mx

 

¿Quién dijo que después de la tormenta viene la calma?, al menos así no parece ser para los partidos políticos que se voltean a ver entre ellos preguntándose qué fue lo que pasó antes, durante y después de la jornada electoral del 1º de julio si aparentemente hicieron correctamente la tarea y resulta que las cuentas no les cuadran y ahora andan llorando por los rincones como magdalenas lo que como partidos políticos no supieron atender.

 

Pero la verdad es que ya sabían lo que iba a pasar, ya sabían que antes que votos lo que ya tenían asegurado era el repudio generalizado y una muy nutrida cantidad de mentadas de madre producto de la forma en que se han conducido, y reitero que tan se imaginaban lo que iba a pasar que fueron capaces de echar de lado sus “principios partidistas” y perderse el asco para ir en coalición y sentir menos duro el costalazo que estaba por venir, así que todos muy amigables con discursos llenos de lisonjas y reuniones de trabajo para establecer los lineamientos de campaña lo único que hicieron durante todo este tiempo fue masturbarse entre ellos mientras le hacían la campaña chiquita a “ya saben quién”.

 

Versa la canción aquella del “buen perdedor” que “el mundo no cambiará, alguien sin duda ocupe tu lugar”, efectivamente esa es la postura que manejan partidos como el PRI, PAN y PRD que ahora muy ecuánimes hablan de humildad, reflexión, regreso a las bases y otros muchos más aventados hablan de refundación del partido y bueno una cantidad de palabrería estilo superación personal donde la frase más utilizada es “la derrota no está en las urnas, la derrota esta en nuestra mente” con la que se dan su terapeada para no desbordar en lagrimeo constante, así como andan los muchachos de Nueva Alianza que se nos van a la barca del olvido así como los recursos y beneficios de los que gozaban mientras eran portavoces de las necesidades del país.

 

Total que en realidad dudo mucho que las lágrimas y el estado de pánico en que se encuentran los partidos derrotados nos importen mucho porque eso de que han sido portavoces de la sociedad y que han velado por el respeto de la ley, y que gracias a ellos tenemos lo que tenemos, en este momento solo es como quien escupe al cielo, sin embargo tampoco pueden quejarse tanto porque si bien han perdido fuerza política lo que no han perdido es la libertad que les da el haber manipulado las leyes que a muchos de ellos termina por exonerar con todo y disculpas, así que señores representantes de los partidos políticos se les solicita de la manera más amable, menos lloriqueo y más congruencia –si es que saben que es eso-.

 

#InPerfecto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *