Nacional

Activistas exigen declarar terroristas a narcotraficantes

#Nacional
El activista LeBarón insistió en que las actividades que derivan de este fenómeno afectan a los dos países, ya que hay 35 mil asesinatos al año en México, y más de 100 mil muertos por sobredosis de fentanilo que trafican en Estados Unidos.

 

 

Con información de EL UNIVERSAL

Integrantes de la familia LeBarón y colectivos anunciaron que en el transcurso de esta semana van a presentar una iniciativa ante el Senado de la República y el Jefe del Ejecutivo federal para establecer la atribución de crear comisiones especiales.

Ello, con el fin de analizar la procedencia de declarar como grupos terroristas a las organizaciones que en una o más ocasiones cometan ilícitos con el fin de controlar territorios e instituciones, afectar la paz social y la seguridad nacional.

Con motivo de la reunión entre el presidente Andrés Manuel López Obrador y su homólogo estadounidense, Joe Biden, el activista Bryan LeBarón y defensores de derechos humanos se congregaron en la calle Francisco I. Madero, frente a la plancha del Zócalo capitalino, portando una mano roja que simboliza los asesinatos y una lona con la leyenda: Biden Welcome to México, #1 en Víctimas de Terrorismo.

LeBarón dijo a EL UNIVERSAL que el objetivo de la propuesta es colocar a los grupos criminales en un estado de vulnerabilidad jurídica para facilitar su desarticulación, principalmente de sus finanzas y que conduzca a la aprehensión de sus miembros.

“Proponemos modificar el delito de terrorismo para permitir a la Fiscalía General de la República acreditarlo de forma más fácil e incrementar la penalidad”, manifestó el activista.

Indicó que existen varios actos de terrorismo como el del pasado 5 de enero en Culiacán, Sinaloa, por la detención de Ovidio Guzmán, alias El Ratón, hijo de Joaquín Guzmán Loera, El Chapo.

“Estos hechos fueron para causar terror y forzar que el gobierno soltara a Ovidio Guzmán… Esto es la definición de terrorismo en el Código Penal. Otro ejemplo fue el motín que ocurrió en el Centro de Readaptación Social (Cereso) número 3 de Ciudad Juárez, Chihuahua”, subrayó.

Expresó que los delincuentes están sembrando el terror para que las autoridades actúen de una forma definida en beneficio de sus organizaciones y cuando “se calienta una plaza”, cuelgan cuerpos en los puentes y prenden fuego a vehículos, esto también es terrorismo, afirmó.

El activista LeBarón insistió en que las actividades que derivan de este fenómeno afectan a los dos países, ya que hay 35 mil asesinatos al año en México, y más de 100 mil muertos por sobredosis de fentanilo que trafican en Estados Unidos.

En su discurso, Luis Fernando Reyes, representante de la asociación civil Movimiento por la Salud y la Integridad Social, llamó al gobierno a que designe a los grupos criminales como terroristas, sobre todo por los hechos recientes, al atentar contra la vida de personas inocentes.

Marcela de Jesús Natalia, defensora de los derechos indígenas, solicitó que se visibilice que en este sector permanece la discriminación y el desplazamiento forzado interno.

Renata Villarreal, de Marea Verde México, resaltó que es necesario que se reconozca que en México estamos en guerra y tenemos más muertes que en países con guerras declaradas.

Tomás Mundo, activista de Veracruz, exhortó a que ambos presidentes pongan en el marco de la agenda global la seguridad y que se reconozca que el terrorismo forma parte de la sociedad y se establezcan los tipos penales de acuerdo con la idiosincrasia mexicana, a fin de que las dos naciones atiendan la Convención de Palermo y la tomen como efectiva, evitando que sólo Estados Unidos investigue el terrorismo.