Cultura

Documental “Temporada de campo” ofrece mirada infantil del vaquero

#Cultura
Con apenas 10 años, Bryan está convencido de que su futuro está en el campo y no en la escuela.

 

 

EFE

La vida de Bryan, un niño mexicano cuyo destino está en la crianza de toros en un rancho del estado de Jalisco, quedó plasmada en el documental “Temporada de campo”, ópera prima de la directora Isabel Vaca que hace un repaso la migración, la violencia y la tauromaquia desde la mirada infantil.

“Yo de chiquita me iba a montar con los vaqueros, y a ver a los toros, me encantaba todo ese mundo, pero algo bien importante que conectó mucho de mí con Bryan fue el amor al campo y que de chiquita yo quería estar ahí, aunque fuera de puros (solamente) hombres, no me importaba salir con ellos”, cuenta este jueves la directora en entrevista con Efe.

Con apenas 10 años, Bryan está convencido de que su futuro está en el campo y no en la escuela, su gusto por el trabajo en un rancho ganadero de toros bravos es lo que lo apasiona y a lo que quiere dedicarle todo su tiempo.

Hace un cuarto de siglo, la familia de la documentalista se hizo acreedora a un rancho de toros.

Su afición por el oficio de vaquero la había fascinado durante toda su infancia por lo que le resultó natural encontrarlo como tema de su primer largometraje.

“Crecí en el rancho desde chiquita y la familia de Bryan lleva trabajando ahí desde que empezó, de cierta manera crecí en el campo viendo la profesión del vaquero y con el tiempo fui admirando, respetando y aprendiendo”, menciona.

Confiesa que en un principio el pequeño no estaba considerado para ser el protagonista, sino alguien más, pero después de varias charlas con el pequeño y de conocer su vida de cerca cambió el rumbo del proyecto.

Esto porque la vida de Bryan visibilizaba también problemas sociales como la migración, al tener a su padre en Estados Unidos, y la violencia de un país como México.

“En una de las visitas con los niños, me di cuenta de que no jugaban a los policías y ladrones, sino a los ‘polleros’ (traficantes) y a la ‘migra’ (agentes de migración). Me pareció muy triste e interesante ver cómo ellos ven y perciben ese tema y algo que tiene la película”, considera.

Además, otro tema sobre la mesa es la crianza de toros para la fiesta taurina.

No obstante, afirma que su punto nunca fue centrar la película en la opinión que debe tenerse respecto a esta tradición.

“No quería que la gente dijera ‘ahora estoy a favor o en contra’, la película es un ‘coming of age’ (historia de crecimiento) que sucede a partir de la crianza de los toros”, indica.

“(El tema) solo es el telón de fondo, pero sí me interesaba que conocieran este otro lado de la moneda. Poca gente sabe de la vida de las familias que se dedican a esto y no necesariamente todo es sangre”, agrega.

Después de haber sido parte de festivales de cine como el de Morelia, HotDocs (Canadá) y Visions du Réel (Suiza), “Temporada de campo” llega a salas nacionales para su exhibición a partir de este jueves.