Nacional

López Obrador se reúne con directivos de fabricante de automóviles Stellantis

#Nacional
Ramírez de la O se dijo gustoso de participar en el encuentro con López Obrador y con Clouthier, además de los altos directivos de Stellantis.

 

 

EFE

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se reunió este miércoles con directivos del fabricante de automóviles Stellantis, grupo internacional del sector con sede en Países Bajos y que tiene presencia en México.

Al encuentro también asistieron los titulares de las Secretarias de Economía y de Hacienda y Crédito Público de México, Tatiana Clouthier y Rogelio Ramírez de la O, respectivamente.

“Tuvimos una productiva reunión con la empresa automotriz, con la que discutimos ruta hacia la electromovilidad y ganas de fortalecer su cadena de proveeduría en el país”, indicó Clouthier en redes sociales.

Además, agradeció a la empresa “por su confianza y compromiso para trabajar de la mano con México”.

Clouthier sostuvo que a la reunión asistieron además los directores ejecutivos de la marca a nivel global, Norteamérica y México, respectivamente, Carlos Tavares, Mark Stewart y Bruno Cattori.

En tanto, Ramírez de la O se dijo gustoso de participar en el encuentro con López Obrador y con Clouthier, además de los altos directivos de Stellantis.

“Una gran empresa global que resulta de las fusiones de Chrysler, Fiat y Peugeot, y cuyas inversiones generarán más empleos en México”, apuntó el funcionario.

Señaló que México puede “ofrecer una guía confiable a las empresas que hacen planeación a largo plazo para asegurar el suministro suficiente de energía y una transición realista y efectiva a las energías limpias como parte de un proceso”.

La reunión con los empresarios ocurrió este miércoles en el Palacio Nacional, despacho presidencial, en Ciudad de México, horas después de que el presidente López Obrador reconoció haber recibido una solicitud de Washington para iniciar consultas sobre su cuestionada política energética en el marco del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Washington y las empresas privadas han acusado a la política energética del presidente López Obrador de favorecer a las empresas del Estado, Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).