Nacional

Colectivo exige justicia por feminicidio de integrante en Sonora

#Nacional
En redes sociales, la Fiscalía contó que través del centro de información de Cajeme tuvo conocimiento del hallazgo “del cuerpo sin vida de una mujer, de momento no identificada”.

 

 

EFE

El colectivo Guerreras Buscadoras de Cajeme, ciudad del estado mexicano de Sonora, noroeste del país, exigieron justicia este miércoles por el feminicidio de una de sus integrantes y quien desde hace cuatro años buscaba los restos de su hermano.

La ONG denunció que una de las buscadoras de nombre Brenda Jazmín, de 38 años, fue encontrada sin vida y señas de tortura y golpes en la habitación de un motel en la comunidad de Providencia, en Cajeme.

El cuerpo de la mujer, integrante de uno de los colectivos de búsqueda de personas desaparecidas más activos en Sonora, fue hallado el pasado fin de semana, en el lugar y las condiciones citadas por lo que sus compañeras exigen se esclarezca el caso y se haga justicia.

Hasta ahora, la Fiscalía General de Justicia en Sonora no ha confirmado la identidad de la víctima pero informó que el domingo, las autoridades recibieron el llamado de auxilio en el número de emergencia 911 por el hallazgo de una víctima del sexo femenino en el interior de un motel en la comunidad de Providencia.

En redes sociales, la Fiscalía contó que través del centro de información de Cajeme tuvo conocimiento del hallazgo “del cuerpo sin vida de una mujer, de momento no identificada”, en el interior de una habitación de un motel y por protocolo la institución inició la investigación como feminicidio.

Según versiones, el personal del motel describió que alrededor de las 10.00 horas arribó al lugar una pareja en un vehículo color plata y dos horas después salió un individuo vestido con camisa blanca, pantalón negro y gorra gris, quién comentó al personal del lugar que iría a una tienda de autoservicio a realizar unas compras, pero que su pareja estaba en la habitación.

Por su parte, las Guerreras Buscadoras de Cajeme lamentaron su muerte y exigieron justicia.

“Es triste e indignante leer notas de hechos violentos en nuestro municipio, pero es doloroso normalizar que asesinar a personas es el pan de cada día en Cajeme”, apuntaron en redes sociales.

“Otro feminicidio más, desgraciadamente la víctima fue Brenda, una mujer trabajadora, nosotras tus compañeras del colectivo te conocimos porque estabas en la búsqueda de tu hermano y conocimos tu forma de ser tan noble y buena persona”, agregaron.

“A nosotras nos queda el corazón roto y con el compromiso de salir a buscar a tu hermano”, finalizó el colectivo.

Brenda Jazmín tenía tres años y ocho meses buscando a su hermano Luis Heraldo Beltrán Jaime, quien fue secuestrado por hombres armados el 1 de diciembre del 2018 en la comunidad Bácum.

A este se agrega el caso de Aranza, otra mujer que fue asesinada con el tiro de gracia por buscar a su esposo, lo que dejó huérfano a un bebé. Ninguno de los crímenes ha sido esclarecido.

Desde hace unos años y ante la crisis de desapariciones en el estado de Sonora y en México, cientos de mujeres se han organizaron en colectivos para buscar a personas desaparecidas, un trabajo que corresponde a la Fiscalía estatal y a la General de la República (FGR).

Pero esas acciones han traído consigo diversos crímenes que involucran como víctimas alguna de estas mujeres buscadoras, quienes no buscan justicia o saber quién se llevó a su familiar, sino encontrar el cuerpo sin vida para darle un sepulcro digno.

México padece una ola de violencia machista, con 1.004 feminicidios registrados en 2021, asesinatos tipificados por razones de género, un 2,66 % más que en 2020.

Al sumar los asesinatos clasificados como homicidios dolosos, en México matan a más de 10 mujeres al día, según las cifras oficiales.