Nacional

López Obrador viaja a EEUU con reclamo migratorio y bajo presión económica

#Nacional
La reunión también muestra la creciente relevancia del papel de México en la política estadounidense, en particular por el flujo migratorio récord.

 

 

EFE

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, viaja este lunes a Washington para reunirse el martes con el mandatario estadounidense, Joe Biden, en medio de crecientes reclamos de México para que EEUU regularice a los migrantes y las presiones inflacionarias que afectan a ambos países.

López Obrador expuso que la reunión es para “reafirmar el compromiso de trabajar juntos en beneficio” de los pueblos de México y Estados Unidos con la migración como tema central, y la petición del Gobierno mexicano de mayor cooperación económica para el sur del país y Centroamérica.

“Vamos también a tratar el tema inflacionario, es un asunto mundial, y podemos cerrar filas y trabajar de común acuerdo para controlar la inflación en Estados Unidos y en México, también con medidas bilaterales”, indicó López Obrador en su rueda de prensa matutina antes de tomar un vuelo comercial a Washington.

REUNIÓN PARA REBAJAR TENSIÓN

La visita de López Obrador ocurrirá tras su polémica ausencia de la Cumbre de las Américas, que Estados Unidos organizó del 6 al 10 de junio pasado en Los Ángeles (California), y donde el dirigente mexicano no acudió en protesta por la exclusión de Cuba, Nicaragua y Venezuela.

Por ello, la reunión también es un mensaje para “invitar a la calma” y “bajar la especulación” sobre “el distanciamiento” de ambos gobiernos, expuso a Efe Arlene Ramírez Uresti, profesora de relaciones internacionales en la Universidad Iberoamericana y el Tecmilenio.

“Hay una preocupación importante por los temas que están sobre la mesa, pero este tipo de acercamiento era necesario, urgente y muy estratégico, para dar certeza sobre una mejoría de la relación y de que empezarán a caminar los asuntos más relevantes de la agenda”, indicó.

La reunión también muestra la creciente relevancia del papel de México en la política estadounidense, en particular por el flujo migratorio récord y el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), opinó William Jensen, asociado del Consejo Mexicano de Asuntos Internacionales (Comexi).

Además, Jensen destacó que esta es la cuarta visita a Estados Unidos de López Obrador, quien además solo ha viajado una vez a Centroamérica como jefe de Estado.

“Tanto Biden como López Obrador han entendido que la relación entre ambos países debe ser prioritaria, sobre todo porque muchos de los temas que preocupan a sus votantes, como migración y economía, dependen mucho de la relación México-Estados Unidos”, consideró el analista internacional.

MIGRACIÓN: EL PRINCIPAL RECLAMO

Previo al encuentro, López Obrador ha elevado sus críticas a la política migratoria estadounidense tras la muerte de 26 mexicanos de un total de 53 migrantes por viajar hacinados en el tráiler localizado en San Antonio, Texas, el 27 de junio.

El mandatario reiteró este lunes que pedirá a Biden visas temporales para trabajadores de México y Centroamérica, y acelerar la reforma migratoria para regularizar a los casi 11 millones de indocumentados.

El líder mexicano cuestionó la inacción de Washington por el bloqueo de los políticos republicanos, en específico de los senadores Ted Cruz, de Texas, y Marco Rubio, de Florida, además del gobernador de Texas, Greg Abbott.

“¿Entonces por qué no dar ese paso? Ah, que van a dar el grito en el cielo, van a poner el grito en el cielo los conservadores. ¿Y? Es como si yo aquí no hiciera nada”, criticó López Obrador.

La impaciencia de López Obrador con la política interna estadounidense y sus críticas directas a los republicanos son “inusuales” para un presidente mexicano, según Jensen.

APRETADOS POR LA ECONOMÍA

López Obrador también propondrá un plan contra la inflación, que en México alcanzó una tasa general anual de 7,99 % en junio, su nivel más alto en 21 años, y en Estados Unidos fue de 8,6 % en mayo, su mayor valor en los últimos 40 años.

“Por la crisis económica actual, por la inflación, México es un país con muchas oportunidades para la inversión y ya se está viendo que está llegando mucha inversión extranjera a México, como nunca, y se están fortaleciendo las relaciones económicas y comerciales con Estados Unidos”, sostuvo el mandatario.

Pero la internacionalista Ramírez Uresti argumentó que “es muy poco viable” que prospere una propuesta antiinflación de México por “la independencia y la soberanía de los órganos de gobierno en Estados Unidos”.

El martes López Obrador desayunará con la vicepresidenta, Kamala Harris, antes de su reunión bilateral con Biden.

Por la tarde realizará un homenaje al expresidente Franklin Delano Roosevelt (1933-1945) por haber sido uno de los “mejores” mandatarios estadounidenses y haber “respetado” a México durante la expropiación petrolera, y después participará en una ceremonia en honor a Martin Luther King.

El miércoles, antes de volver, López Obrador se reunirá con empresarios de México y Estados Unidos.