Nacional

Endogamia eleva incidencia de cardiopatías genéticas en Chiapas

#Nacional
Un gran porcentaje de las cardiopatías tienen un origen genético, y en estados como Chiapas, donde las personas se casan con familiares por desconocer muchas veces el parentesco que los une, favorece estas enfermedades.

 

 

EFE

La endogamia, unión entre familiares y entre la misma raza, ha provocado que el sureño estado mexicano de Chiapas ocupe el primer lugar en cardiopatías congénitas en México, enfermedades que de no detectarse a tiempo deterioran la calidad de vida de quienes la padecen y pueden llevarles hasta la muerte, alertó este sábado un especialista.

“Tradicionalmente Chiapas tiene grupos indígenas que se mezclan entre ellos. Con esto se ha incrementado mucho la prevalencia de estas enfermedades”, señaló en entrevista con Efe Jorge Cossío, presidente de la Sociedad Mexicana de Cardiología (SMC).

El experto explicó que un gran porcentaje de las cardiopatías tienen un origen genético, y en estados como Chiapas, donde las personas se casan con familiares por desconocer muchas veces el parentesco que los une, favorece estas enfermedades.

Las cardiopatías congénitas, explicó, son una enfermedad que sufren los niños al nacer, al presentarse alteraciones de la estructura del corazón y/o vasos sanguíneos debido a que no se desarrollaron normalmente durante la gestación.

Anualmente, precisó, aproximadamente entre 18.000 y 20.000 nuevos casos al año se registran en México.

Abundó que las cardiopatías congénitas ocurren desde el nacimiento y dependerá de la gravedad de las mismas si el paciente sobrevive o no a ella.

No obstante, para ello, es indispensable identificarlas primero para tratarlas adecuadamente ya que “la mayoría tiene curación, ya sea por intervencionismo cardiológico o por cirugía cardiaca, brindando además de eso una calidad de vida muy importante”, precisó.

JORNADAS DE DETECCIÓN

Ante este panorama, la Sociedad Mexicana de Cardiología realiza este sábado jornadas de detección gratuita en San Cristóbal de las Casas, además de pláticas sobre prevención cardiovascular.

Esto, debido a que más del 90 % de estos pacientes son de bajos recursos y eso también dificulta el acceso a los sistemas de salud.

“Sin embargo, recientemente se han implementado lugares en donde pueden ser atendidos estos pacientes como el laboratorio de enfermedades lisosomales en el Hospital Pediátrico de la Secretaría de Salud y en la clínica del IMSS de Chiapas”, dijo Cossío.

En este último, precisó, desde hace 4 años se cuenta con una sala hemodinámica que permite realizar procedimientos intervencionistas en este tipo de niños con cardiopatías congénitas complejas.

La jornada gratuita de detección de enfermedades congénitas de la SMC cuenta con médicos pediatras, cardiólogos de niños y adultos, especialistas en cardiología congénita y ecocardiografistas.

Se suman a esta causa la Cruz Roja Mexicana, autoridades locales y 11 fundaciones del corazón que tratarán de colocar a estos niños en grandes centros donde puedan ser atendidos no solamente con cirugía sino también con el seguimiento de estas enfermedades raras.

El especialista señaló que gracias a los avances médicos, la tasa de supervivencia de los niños con cardiopatías congénitas ha mejorado, pues hace 60 años sólo el 20 % de los recién nacidos con defectos cardíacos complejos alcanzaban la edad adulta. Hoy en día, más del 90 % de ellos llegan a ser adultos, incluyendo aquellos con cardiopatías congénitas complejas.

“El camino hacia la detección y el tratamiento curativo de las cardiopatías congénitas no sería posible sin la investigación diaria de científicos y personal de salud y el día a día de las familias afectadas sería mucho más complejo si no contáramos con esos avances y con el apoyo constante de profesionales y asociaciones que se vuelcan en hacer más felices a los niños con estas enfermedades”, concluyó.