Internacional

Abdo Benítez recuerda a Pecci y habla del avión iraní en su balance anual

#Internacional
Mario Abdo Benítez, se refirió este viernes en su balance anual de gestión al asesinato del fiscal Marcelo Pecci, a manos de “sombrías fuerzas criminales”.

 

 

EFE

El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, se refirió este viernes en su balance anual de gestión al asesinato del fiscal Marcelo Pecci, a manos de “sombrías fuerzas criminales”, y al avión venezolano-iraní retenido en Argentina.

En una comparecencia virtual ante el Congreso, Abdo Benítez desgranó las acciones de su Gobierno en el último año, en particular las referidas a la lucha contra el narcotráfico, el lavado de dinero y el terrorismo, así como al impacto de la pandemia y de la guerra en Ucrania.

Sobre Pecci, quien fue asesinado el pasado 10 de mayo en una isla colombiana, adonde viajó para su luna de miel, el mandatario demandó la “innegociable” aplicación de la ley para frenar los delitos.

“Resulta necesario que pongamos en práctica una idea constitutiva del Estado de derecho: la aplicación de la ley penal es innegociable”, afirmó en su discurso de cerca de 50 minutos y que hizo de forma telemática ante el alza de los casos de covid-19.

Consideró que se trataría de una forma de honrar “verdaderamente” la memoria del exfiscal, más allá de la captura y la condena de “algunos de los responsables” del crimen, lo que consideró se logró gracias a los esfuerzos conjuntos con el Gobierno colombiano.

Además, aludió a la aeronave retenida por las autoridades argentinas dentro de una investigación sobre presunto terrorismo internacional. El avión aterrizó en mayo pasado en suelo paraguayo para transportar una carga de cigarrillos hasta la isla de Aruba.

El presidente indicó que su Administración colaboró para determinar “las irregularidades y circunstancias sospechosas” del arribo del avión y su tripulación venezonala-iraní.

En ese contexto, advirtió que los integrantes de la tripulación “son señalados de haber participado en el transporte de armas en el marco del terrorismo islámico”, hecho que aseguró lo revelan “informes de organismos internacionales de investigación”.

Ratificó que Paraguay alertó “a los países afectados por el recorrido de la aeronave con la misma tripulación” y que su Gobierno interpuso una demanda penal, a fin de que el Ministerio Público determine las responsabilidades de “los potencialmente implicados”.

Por otro lado, enumeró las cifras de la lucha contra la delincuencia, entre ellas las más de 9.000 detenciones de involucrados en hechos punibles en el último año.

También resaltó que se “triplicó la incautación de cocaína” respecto a la administración de su antecesor, Horacio Cartes (2013-2018), y que fueron erradicados cultivos de marihuana con una producción estimada de 7.000 toneladas de ese estupefaciente.

Aludió igualmente al operativo “A Ultranza PY”, que calificó como “el más grande” en la historia de su país, y del que exhibió como uno de sus logros la desarticulación de un “sofisticado conglomerado de empresas, que por años pasó por debajo del radar gubernamental”.

Según Abdo Benítez, después de 112 procedimientos como parte de esa operación se incautaron bienes valuados en 250 millones de dólares.

Como parte de su gestión social, afirmó que gracias a la política de “contención” de su Ejecutivo para mitigar los efectos de la pandemia, su país no registró un aumento de la pobreza total ni la extrema.

Y en la recta final de su mandato, que concluirá en agosto próximo, anunció que impulsará un proyecto de ley que reglamente la senaduría vitalicia, establecida en la Constitución para los expresidentes, y puso sobre la mesa su idea de reformar el Estado, aunque admitió que se trata de un “proceso de largo aliento”.