InPerfección Principal Nacional

México mantendrá “todo el año” el subsidio a las gasolinas ante la inflación

#Nacional
AMLO insistió en que no habrá un aumento al precio de los combustibles.

 

 

EFE

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, anunció este viernes que los subsidios fiscales del 100 % a las gasolinas y el diésel se mantendrán durante todo 2022 para controlar la inflación.

“Todo el año lo tenemos garantizado (el subsidio de 100% al impuesto especial sobre combustibles). No tenemos problema porque en el balance nos alcanza para mantener la gasolina sin aumento, el diésel sin aumento”, manifestó en su rueda de prensa diaria desde el Palacio Nacional.

El mandatario argumentó que los precios de los energéticos están al alza por el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, lo que también beneficia el precio de exportación de la mezcla mexicana de petróleo.

Esto, afirmó, ayuda a que México tenga un balance positivo para poder financiar el subsidio de 100 % que desde marzo se aplica al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), que se paga por cada litro de combustible.

Por ello, insistió en que no habrá un aumento al precio de los combustibles.

Economistas han cuestionado el incentivo fiscal del Gobierno, pero Hacienda ha argumentado que en el primer cuatrimestre de este año los ingresos petroleros sumaron 8.900 millones de dólares frente al costo de 4.443 millones de dólares de los subsidios.

López Obrador argumentó ahora que su estrategia de buscar la autosuficiencia en petróleo permite mantener la inflación, ahora cercana al 7,6 % anual, a un nivel menor que la de Estados Unidos, que ronda el 8,6 %.

También informó que “están a punto de terminar de pagar” el costo de la refinería Deer Park, en Houston Texas, Estados Unidos y que fue adquirida por el Gobierno mexicano en enero pasado.

De acuerdo con cifras del presidente, el Gobierno de México ha obtenido 450 millones de dólares de ganancia de enero a la fecha, de los 596 millones de dólares que invirtió por su compra.

El Gobierno mexicano comenzó con las negociaciones formales de Deer Park desde mayo de 2021 con la empresa holandesa Shell, que poseía la mitad de las acciones de este complejo, y en enero de 2022 concluyó su adquisición.

“Resulta que de enero a la fecha llevamos 450 millones de dólares de utilidad, tuvimos que pagar 600 millones de dólares, ya estamos a punto de terminar de pagar lo que nos costó y ya nos queda toda la refinería para procesar 340.000 barriles diarios (de petróleo)”, comentó López Obrador.

Además, recordó que la nueva refinería de Dos Bocas, en Tabasco, también permitirá procesar otros 340.000 barriles de crudo, con lo que busca lograr la autosuficiencia energética mediante la que México dejará de exportar combustibles del extranjero en 2023.