Deportes

Verstappen y ‘Checo’, a trasladar su dominio a Azerbaiyán

#Deportes
Verstappen, último campeón del mundo y cuatro veces triunfal esta temporada, lidera el Mundial con 125 puntos.

 

 

EFE

El neerlandés Max Verstappen (Red Bull), líder del campeonato, y su compañero mexicano Sergio Pérez -que viene de ganar en Mónaco y que se impuso en Bakú hace un año-, intentarán trasladar el dominio de su escudería -que comanda ambas clasificaciones- a Azerbaiyán: sede del octavo Gran Premio del Mundial de Fórmula Uno, que se disputa este fin de semana en el circuito urbano de la capital de ese país.

‘Checo’ logró hace dos domingos, en las calles de Mónaco, su tercera victoria en la F1 -la primera del año-, poco antes de que Red Bull anunciase la prolongación de su contrato hasta 2024. El mexicano ganó, por delante del español Carlos Sainz (Ferrari) -que repitió el segundo puesto logrado hace un año en el principado de la Costa Azul- y de Verstappen, una carrera marcada por la lluvia (que retrasó la salida y obligó a recortar el recorrido), que el monegasco Charles Leclerc, que había arrancado desde la ‘pole’, acabó cuarto, por un error de estrategia de la ‘Scuderia’; y que el otro español, el doble campeón mundial asturiano Fernando Alonso (Alpine), concluyó séptimo.

Verstappen, último campeón del mundo y cuatro veces triunfal esta temporada, lidera el Mundial con 125 puntos, nueve más que Leclerc -que, tras ceder el liderato en Montmeló (Barcelona), donde abandonó por un problema de motor; volvió a perder terreno en Montecarlo: en dos carreras que había afrontado desde el primer puesto de parrilla-. ‘Checo’ es tercero, a sólo quince puntos de su compañero; y Sainz, quinto, con 83 unidades. apenas una menos que el inglés George Russell (Mercedes) y con 33 de ventaja sobre el compañero y compatriota del anterior, el siete veces campeón mundial Lewis Hamilton -al que ‘Mad Max’ destronó el año pasado-, que es sexto en el certamen.

El circuito urbano de Bakú, de 6.003 metros de longitud, tiene veinte curvas -12 a la izquierda y ocho a la derecha-, dos zonas de DRS y la recta más larga de todo el campeonato, de 2,2 kilómetros. Por lo que -al igual que el de Montreal (Canadá), que albergará el siguiente Gran Premio, sólo un fin de semana después- favorece a los monoplazas con mayor velocidad punta; que, sobre el papel, son los Red Bull; que, en la pista más similar a la de Azerbaiyán, la de Yeda (Arabia Saudí), fueron muy superiores en ese aspecto a los Ferrari.

En la tercera pista más larga del Mundial -después de las de Spa (Bélgica) y Yeda-, los equipos deberán buscar la configuración que permita a los coches ir rápidos en la larga recta principal y al mismo tiempo conseguir la suficiente carga aerodinámica con miras a las curvas más lentas en los dos primeros de los tres sectores de la misma.

En Mónaco, donde ‘Checo’ -que largó tercero-, arruinó, al chocar en la Q3 el último intento de Sainz -segundo en parrilla- y de ‘Mad Max’ -tercero-, Leclerc arrancó por delante de ellos, desde la ‘pole’. Pero el error estratégico -en una de las paradas- de Ferrari le hizo perder tres plazas al piloto monegasco, avanzando los demás un puesto; por lo que el bravo piloto tapatío, al que las órdenes de equipo habían evitado ganar en España, firmó su tercer triunfo en la categoría reina; Sainz, su décimo podio; y Verstappen le añadió tres puntos a la ventaja que le sacaba a Leclerc antes de la carrera más icónica de la temporada.

Alonso, que -antes de accidentarse asimismo en la tercera y última ronda- había brillado en la calificación, arrancó séptimo y acabó en esa plaza, con lo que ahora, intentando olvidarse de la racha de infortunios que le persiguió durante las primeras carreras de la temporada, es decimotercero en el Mundial, con diez puntos: uno menos que el australiano Daniel Ricciardo (McLaren) -ganador en Bakú hace cinco años- y que el japonés Yuki Tsunoda (Alpha Tauri); y a cinco del danés Kevin Magnussen (Haas), que es décimo en la general.

En el Mundial de constructores, Alpine ocupa la quinta plaza, bastante alejada de los 235 puntos con los que lidera Red Bull; que aventaja en 36 a Ferrari y en 101 a Mercedes: ganadora del mismo durante los pasados ocho años, en los que festejó asimismo siete títulos de pilotos.

“Estoy muy contento por haber prolongado mi contrato por lo menos hasta 2024”, comentó ‘Checo’ antes de viajar a Azerbaiyán, donde se corre desde 2016: en una de sus pistas ‘talismán’, en la que nadie iguala sus tres podios. “Tener decidido mi futuro me permitirá estar centrado al cien por cien en el objetivo de luchar por victorias y por títulos mundiales”, añadió el mexicano, que afirma estar “en el mejor momento de” su “carrera” deportiva.

Azerbaiyán se incorporó al Mundial de F1 en 2016, en aquella ocasión como Gran Premio de Europa, que finalizó con victoria del alemán Nico Rosberg (Mercedes), campón del mundo ese año, y con el tercer puesto de Pérez, a bordo de un Force India.

Desde 2017 -y a excepción de 2020, a causa de la pandemia-, el Gran Premio se disputa siempre con el nombre del país; y nadie ha repetido victoria, en una pista en la que hay una elevada probabilidad de que entren coches de seguridad. Y en la que cada año ha habido un ‘poleman’ diferente.

‘Checo’ acabó tercero en 2018; y se impuso el año pasado, en una carrera con desenlace alocado; en la que, cuando pilotaba hacia una victoria que parecia segura, se accidentó Verstappen. La carrera se relanzó a falta de dos vueltas y el piloto de Guadalajara (Jalisco) se aprovechó también de otro error de Hamilton para festejar el que en ese momento -después del de Sakhir, en Baréin, de 2020- era su segundo triunfo en la F1; en un final vibrante de Alonso, que, de una tacada, avanzó cuatro puestos para pasar del décimo al sexto.

“Ya tengo ganas de regresar a Bakú; me queda por finalizar un trabajo que no concluí el año pasado”, apuntó Verstappen con miras al octavo de los 22 Grandes Premios del año, cuyos entrenamientos libres arrancarán este viernes y en el que, en seco, se rodará con neumáticos de la gama de compuestos más blanda, la misma que se usó hace dos fines de semana en Mónaco: los C3 -duros, reconocibles por la raya blanca- C4 -medios, raya amarilla- y C5 -blandos, roja-.

Los ensayos se completarán el sábado, horas antes de la calificación, que ordenará la parrilla de salida de la carrera dominical; prevista a 51 vueltas, para completar un recorrido de 306 kilómetros.