Nacional

Feria de ciudades inteligentes busca una América Latina más sostenible

#Nacional
“Tenemos un solo planeta y no hay plan B, debemos actuar de forma drástica y rápida”.

 

 

EFE

La Smart City Expo Latam Congress 2022, que se lleva a cabo del 7 al 9 de junio en la ciudad de Mérida, capital del estado mexicano de Yucatán, se ha convertido en un enorme laboratorio donde las ideas y los proyectos se aceleran en busca de una América Latina más sostenible, equitativa, innovadora e inclusiva y con mayor participación ciudadana y tecnología de punta.

“El congreso de ciudades inteligentes es el evento de referencia en Latinoamérica en temas de innovación urbana y pone a Mérida en el epicentro del debate de los retos de la sociedad del siglo XXI”, dijo a Efe Pilar Conesa, experta española en innovación y curadora de la feria de ciudades inteligentes.

Desde esta ciudad en el sureste de México, alcaldes, empresarios, estudiantes, “speakers”, universidades y directivos de FIRA Barcelona Internacional y Fira Barcelona México, afrontan grandes retos como la emergencia climática, temas de vivienda digna, espacios públicos, transformación digital, equidad, la inclusión, entre otros.

“Por eso es un evento crucial, un encuentro con todos los actores de la sociedad para compartir experiencias, debatir sobre los retos y lo más importante: acelerar esa transformación en América Latina”, apuntó Conesa.

Como dice el eslogan del evento, se busca “Activar, actuar y acelerar” esa transformación, “porque todos estamos de acuerdo en dar respuestas a los temas de sostenibilidad, pero no respecto a la urgencia”.

“Tenemos un solo planeta y no hay plan B, debemos actuar de forma drástica y rápida”, añadió.

Recordó que la pandemia dejó temas graves en Latinoamérica, pero también abrió más los ojos “a la necesidad de actuar en temas de emergencia climática, transformación energética, movilidad sostenible y cómo transformar las ciudades para que el espacio público sea para que los niños jueguen en las calles”.

La participación ciudadana y atención a la comunidad también destacaron en el evento internacional que incluye más de 200 estand de robótica, sistemas de riego, telemetría y medios de comunicación, entre otros.

Liza Castillo Vásquez, funcionaria de Transportes y Seguridad de Costa Rica, contó a Efe sobre su ponencia en la que exploraron diversos principios para una movilidad sostenible e inteligente.

“La inteligencia no solo es ecología, tenemos que equilibrar las acciones para crear cambios estructurales en la movilidad, a fin de garantizar el acceso a todas las personas y al mismo tiempo lograr ciudades sostenibles en función de la planificación basada en datos”, explicó.

Castillo Vásquez consideró que para lograr cambios trascendentales en América Latina se deben establecer acuerdos puntuales y metas que puedan ser medibles en función de los datos “con la participación ciudadana”.

EL EMPUJE DE LOS UNIVERSITARIOS

En el enorme mosaico de innovación y tecnología destaca el pequeño “Darwin”, un robot interactivo “creado para seguir objetos, gracias a una cámara y diversos sensores”, explicó a Efe Nimbe Guadalupe Escamilla, estudiante de Robótica Computacional de la Universidad Politécnica de Yucatán.

Las “habilidades” de la pequeña máquina que deambula por los puestos instalados para enamorar y encausar a la gente hacia la robótica, es similar a la de “Misty”, otra robot más grande que se usa para reconocer rostros, ubicar personas y seguir rutas.

La joven explicó que en su universidad aprenden el diseño, programación y el mantenimiento de esos robots.

“Yucatán es impulsor de este tipo de tecnología, ha crecido mucho en los últimos años gracias al apoyo en proyectos de investigación, como el de procesamiento de imágenes que se llama Tech4Nature que busca salvar al jaguar de la extinción”, contó.

“Nosotros trabajamos con inteligencia artificial: tomamos fotos del jaguar con las cámaras trampa y lo mandamos a una nube que clasifica al felino, así podremos saber dónde se encuentran y cuántos ejemplares hay, en este caso en la zona de Dzilam de Bravo donde hay cazadores que están acabando con esa especie, vital para el ecosistema de la región”, agrega.

Durante un recorrido, estudiantes de las Universidades de Peto, Valladolid y Progreso también presumen a los visitantes de la exposición de ciudades amigables sus proyectos que impulsan la agricultura y los sistemas de riego.