Deportes

Australia deja fuera a Emiratos Árabes Unidos y está a un partido del Mundial 

#Deportes
La selección australiana se enfrentará a Perú por el penúltimo boleto a Catar 2022

 

 

Aram Ledezma / @AramLedezma
deportes@inperfecto.com.mx 

Poco a poco los últimos invitados para la Copa del Mundo van asegurando sus lugares en los partidos de reclasificación.

En el estadio mundialista de Doha, en Catar, se vivió un ensayo del noviembre venidero pues llegó el turno de los Emiratos Árabes Unidos y Australia de saber quién enfrentará a Perú por la dicha de jugar un Mundial.

Todas las emociones quedaron reservadas para el segundo tiempo, debido a que en la primera parte las propuestas de ambos equipos no lograron surtir efecto alguno.

Australia movía el balón de un lado a otro intentando hallar un hueco en la ordenada línea de centrales emiratíes, y éstos, sabedores de sus falencias, asumieron el rol de equipo contragolpeador.

Los oceánicos proponían con posesiones largas y centros hacia sus altos rematadores, y los árabes respondían con pelotas afiladas y profundas aprovechadas por su joven diamante de 19 años Harib Suahil. 

El partido pasó sin mayores emociones en los primeros 45 minutos, pero la afición árabe, local en suelos cataríes y con sus vestimentas típicas de nombre “dishdash” de un blanco impecable y sus “kandora” cubriendo sus cabezas, no dejaban de aplaudir y alentar a los suyos.

 

 

Ya en la segunda mitad, ambos equipos dejaron el miedo y la especulación detrás y se lanzaron a buscar la victoria. El primero en golpear fue Australia; a los 8 minutos un ataque por banda derecha en una jugada individual de un espectacular Boyle que controló hasta meterse al área para asistir a su compañero Jackson Irvine, cuyo pelo largo y bigote en el rostro hacen recordar a los futbolistas de antaño, solamente tuvo que empujarla para el 1-0.

La tranquilidad de los “socceroos” duró poco, pues a los tres minutos llegó la respuesta del rival de un nacido en Río de Janeiro. Tras una gambeta para librarse de su marcador, el prodigioso Harib Suahil mandó un centro con rosca a la zona definitiva que dejó en estado de confusión a los australianos, uno de ellos el autor del primer gol, Irvine, quien despejó mal y el de origen brasileño Caio Correa remató con violencia y puso a cantar y aplaudir nuevamente a su gente en el 1-1.

El resto del segundo tiempo transcurrió con intentos de Australia que no se concretaban, hasta que al 83 pasó la tragedia para los Emiratos Árabes: en un tiro de esquina mal despejado por el más lúcido de su equipo, Suahil, el balón le cayó como regalo a Hrustic, reciente campeón de Europa League con el Eintracht Frankfurt, la prendió de volea y la trayectoria de la pelota fue desviada por un jugador contrario hacia su propio arco. 

 

 

El equipo dirigido por el argentino Rodolfo Arruabarrena ya no pudo reaccionar después de ese gol, y la afición en las gradas, con sus pulcras ropas blancas, ya no volvió a aplaudir ni cantar. El país asiático se queda nuevamente sin asistir a una Copa del Mundo, con el lejano recuerdo de Italia 1990 como su única participación mundialista hasta ahora.

Del lado de los ganadores, la selección del país insular se enfrentará el lunes 13 de junio a una Perú que busca clasificarse a su segundo Mundial de forma consecutiva por primera vez en su historia.

 

#InPerfecto