Nacional

Acusan a expareja de activista Cecilia Monzón de mandarla matar

#Nacional
La Fiscalía General del Estado (FGE) reveló la detención de Javier López Zavala, expareja de Monzón y excandidato a gobernador del estado en 2010.

 

 

EFE

Autoridades del céntrico estado mexicano de Puebla acusaron este martes a la expareja de la activista mexicoespañola Cecilia Monzón, asesinada el 21 de mayo, de ordenarle a su sobrino matar a la abogada con la ayuda de otra persona.

La Fiscalía General del Estado (FGE) reveló la detención de Javier López Zavala, expareja de Monzón y excandidato a gobernador del estado en 2010, además de su sobrino Jair “N” y de Silvestre “N”, estos dos últimos por ser los presuntos tripulantes de la motocicleta que persiguió a la activista.

El informe de la Fiscalía también expuso que Silvestre fue quien accionó una pistola, marca Pietro Beretta modelo 92 A1 de calibre 9 milímetros, con matrícula J78072Z, en seis ocasiones contra el cuerpo de la víctima, lo que le causó las lesiones que terminaron con su vida.

Estos son los mayores avances de la investigación sobre el asesinato de Monzón, quien murió el 21 de mayo cuando su automóvil fue tiroteado por dos sujetos que la abordaron en motocicleta mientras circulaba por San Pedro Cholula, localidad del estado de Puebla.

El asesinato de Monzón, una reconocida defensora de derechos humanos y abogada de mujeres, ha despertado protestas de grupos feministas en México y la condena del Gobierno español, el Consejo de la Abogacía Catalana, la Unión Europea (UE) y de las Naciones Unidas.

La polémica creció al revelarse que, días antes de su asesinato, la abogada fue a la Fiscalía a demandar la pensión alimenticia al padre de su hijo, López Zavala, exsecretario de Gobernación del estado con el exgobernador Mario Marín (2005-2011), acusado de operar una red de pederastia y torturar a la periodista que lo reveló, Lydia Cacho.

Tras la investigación, la Fiscalía informó ahora que se detectó que los sicarios se trasladaron a un inmueble ubicado en la ciudad de Puebla, donde escondieron la motocicleta, la ropa y cascos que portaban en el momento de los hechos.

López Zavala presuntamente proporcionó el vehículo y el arma de fuego.

Después del presunto feminicidio, los sospechosos abordaron una camioneta, propiedad de Santiago “N”, exsecretario particular de López Zavala, para reunirse con el político.

La FGE decomisó objetos utilizados para el crimen, como la motocicleta, el arma de fuego y el casco de Jair, además de la placa de circulación de la motocicleta, un teléfono celular y diversa documentación personal a nombre de él.

Las autoridades creen que Jair recibió la pistola y la motocicleta de las propias manos de su tío.

Tras las declaraciones de los involucrados, las autoridades determinaron que desde abril estaban organizando este hecho, por lo que comenzaron a estudiar los movimientos que tenía la activista mexicoespañola, conocida por defender a las mujeres.